Recomenzar transformándose

Publicado por: maria.vargas el Jue, 28/05/2020 - 08:21
Share
Por: Luis Betancur Correa.
Luis Betancur Correa

Que difícil es ver a extraordinarios seres humanos y grandes empresarios, de todos los sectores económicos y tamaños, con voz entrecortada describiendo con mucha angustia que algunos de sus empleados, competidores y la ciudadanía en general, han perdido su trabajo o  cerrado sus empresas temporal o definitivamente.

Harry Sasson junto con su Padre y luego Saul iniciaron hace más de 25 años un emprendimiento que revolucionó y transformó el sector de los restaurantes, con una  moderna cocina abierta, una interesante variedad del menú, con una sensacional cava, un comedor cómodo, elegante y vanguardista y al mismo tiempo emprendieron un trabajo colaborativo con los agricultores de diversas regiones colombianas.

Muchos empresarios, de todo el territorio nacional de la restauración gastronómica, la hostelería, del turismo y la cultura, han generado miles de empleos, directos e indirectos, ingresos fiscales, apoyo a fundaciones sin ánimo de lucro y satisfacción en sus clientes por la calidad de sus platos y el servicio, lugares donde se cerraron negociaciones, propuestas de matrimonio, celebraciones de cumpleaños, aniversarios, reuniones con amigos y amigas y muchos momentos agradables, algunos menos agradables, no todo es perfecto, y a pesar de esto, varias de estas empresas ahora están afrontando esta dura coyuntura que ha venido afectando a todos los sectores de la economía.

Los chefs y/o propietarios de restaurantes, cafeterías, panaderías, hoy hacen esfuerzos extraordinarios, en algunos casos endeudándose, para mantener a sus colaboradores en nómina, cumplir con obligaciones financieras, con proveedores, arriendos, servicios públicos y con sus propias familias y es por esto que quiero reconocer a todos estos empresarios de la restauración, hostelería, el turismo, sus empleados y familiares y a todos los que hacen parte de esta cadena productiva, por el profesionalismo y emotividad para proteger a sus empleados y sus familias.

Tuve la oportunidad de liderar, una multinacional fabricante de equipos industriales de cocina y lo más fascinante de todo fue conocer desde dentro las cocinas en todo el país y entender su operatividad para que cada orden “comanda” salga tal y como se la imagina el comensal, porque si hay algo que reconocer es el esmero, disciplina y enfoque con el que se trabaja, para que cada plato tenga el sabor, la textura, la presentación e higiene que ofrece el chef.

Hay que imaginar el nivel de detalle y perfección con el que se elabora y cocina una bandeja paisa, un ajiaco, un arroz frito, un pargo rojo, una empanada, arepa `e huevo, un pandeyuca, entre muchos otros para que los comensales quedemos felices y queramos regresar. Esa es la tristeza que sienten en estos momentos empresarios, microempresarios y empleados de este importante sector de la economía.

Los restaurantes son parte fundamental de la cadena productiva del turismo y por esto los agentes de viajes, otro sector fundamental para el crecimiento del país, además de asesorar a viajeros con un billete de avión, barco o autobús, también aconsejan lugares de interés cultural, hospedaje y donde comer bien en cada destino, así como donde realizar compras y un gran número de estas empresas, que hacen parte de la economía naranja, que generan empleo e ingresos fiscales, han venido transformándose para recomenzar, una vez exista la solución contra este virus y los clientes pierdan el miedo.

No se trata de buscar culpables, porque esto no es culpa de alguien en particular, aunque sí es culpa de todos nosotros, ya que no hemos protegido el medio ambiente como debemos, y porque existen empresarios, gobernantes y ciudadanos que el cuidado y sostenibilidad del medio ambiente no son su prioridad, por eso espero que esta pandemia nos concientice de la responsabilidad que tenemos con el medio ambiente, hoy.

Hay empresas que han aprovechado la crisis para entender los beneficios de las tecnologías emergentes y definir estrategias de transformación organizacional y digital en donde los empleados son los principales clientes y promotores, por eso han invertido en formación virtual, en fomentar el trabajo colaborativo, solidario, promover la generación de ideas, el bienestar social y por supuesto en mejorar el servicio al cliente como generador de valor.

Preocupa que todavía para controlar costos y presentar un positivo hay que reducir personal. Las juntas directivas reciben informes con reducciones del 10 o 15% de la plantilla, con recorte de gastos, supuestamente “superfluos”, como capacitación, incentivos y bonificaciones a partir de la tercera línea (debe ser para toda la organización) dentro del organigrama, y así cumplir la meta financiera. Existen casos en donde es imperativo recortar personal por ineficiente, individualista, sin interés en transformarse ni en participar en nuevos e innovadores procesos que exige mayor flexibilidad y sacrificio individual y colectivo.

Es momento de analizar las tendencias del mercado, entender la importancia de una estrategia de transformación social, organizacional y digital, para ajustarse a las nuevas necesidades y expectativas de los clientes, trazando la mejor forma de interactuar con estos a través de diversos canales digitales que ayudaran a analizar información y comportamiento de sus clientes y anticiparse a complacer las necesidades y a prepararse para posibles futuras pausas.

Cobra mayor importancia el Pacto Digital que la ministra de las TIC acaba de suscribir para llevar internet a todos los territorios del país, trayendo oportunidades en educación, salud, comercio, para la recuperación económica y productividad de sectores como el agrícola, gastronómico, hostelería, transporte aéreo y terrestre, entre muchos otros. En este sentido, el entorno digital permite promocionar destinos, restaurantes, hoteles, museos, galerías, teatros, centros de recreación y deporte y a la vez, conocer y adaptarnos al cliente, ofreciéndole productos y servicios más personalizados. Las TIC han abierto un nuevo horizonte en el sector turístico que plantea retos y a la vez oportunidades requiriendo un gran esfuerzo de adaptación tanto por empresas, gremios, alcaldes, gobernadores, gobierno nacional y habitantes. Entre las actividades económicas que lideran el comercio electrónico a nivel mundial se encuentran las del sector turístico. Así pues, la adaptación a la economía digital es clave para que Colombia incremente su competitividad turística y estar preparados para cubrir los requerimientos del nuevo nómada digital.

Las empresas fueron creadas, muchas de ellas en época de crisis, por emprendedores que supieron entender como mejorar la experiencia de los clientes, por esto estoy seguro que a pesar del impacto que están viviendo los restaurantes, hoteles, agencias de viajes, y el turismo colombiano en general, saldrán fortalecidos siempre y cuando mantengan su esencia, se transformen en beneficio propio y de sus usuarios y con apoyo de nosotros los colombianos, como sus clientes.