Robinson Castillo

Comunicador Social-Periodista de la Universidad Autónoma del Caribe de Barranquilla, con Maestría en Comunicación Política de la Universidad Externado de Colombia y Consultor internacional en Comunicación Parlamentaria. Columnista, escritor y convencido de la acción mediática reiterada, como método esencial del posicionamiento de marcas.

Robinson Castillo

Winston Churchill, el hombre que cambió el curso de la historia

Sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor, forjaron el liderazgo de Winston Churchill, un hombre que se ganó su lugar en la historia, es más, hasta la cambió. Un temperamento único, decidido y distinto.

Tenía como sello característico su honestidad extrema, un conocimiento profundo de la realidad, se empeñaba a fondo para cumplir sus promesas y una capacidad de trabajo como pocas veces se ha visto en un hombre con tanta responsabilidad.

Churchill asumió como primer ministro de Gran Bretaña en reemplazo del carismático, pero poco efectivo Neville Chamberlain. Desde ese momento, es que nadie tiene duda, comenzó a cambiar el curso de la historia, cuando la mayoría consideraba invencible a Adolfo Hitler. 

En aquel memorable discurso ante la Cámara de los Comunes, Winston Churchill asumió no solo el mando de su país, sino en gran parte el destino de la humanidad. Un instante que lo ubicó con absoluto derecho, en un lugar para ser recordado para siempre.

“¿Cuál es nuestra aspiración? Puedo responder con una palabra: Victoria, victoria a toda costa, victoria a pesar de todo el terror, victoria por largo y duro que pueda ser el camino; porque, sin victoria, no hay supervivencia” dijo Winston Churchill. Y de verdad que, con esta contundencia, trazó el camino que doblegaría a Hitler.

Sobre otras facetas de Winston Churchill, hay que decir que era un fumador compulsivo, bebedor frecuente, amante de los sombreros que fueron un símbolo en su forma de vestir. Pero jamás traicionó sus principios.

Lamentó que su padre muriera a corta a edad y no logrará presenciar que su hijo lideró a Gran Bretaña para la derrota final de los nazis. Fue algo que lo marcó, pues su progenitor lo catalogaba como fracasado. Tremenda equivocación del papá.

Logró hasta un premio Nobel de Literatura por su dominio de la historia y la defensa de los derechos a través de sus discursos, además pintaba con moderada solvencia. También ejerció como reportero de guerra.

Su formación fue el ejército, combatió en la India, Sudán, en el conflicto de los Boers, donde fue prisionero de guerra. Se destacó por su actitud suicida en los campos de batalla, lo que le mereció la condecoración Cruz de la Victoria.

Y esa V de la victoria que hacía con sus manos, fue otro aspecto simbólico que acompañó a este hombre gruñón, pero que consiguió a pulso, un sitio que nadie arrebatará: Uno de los grandes líderes de todos los tiempos.

Creado Por
Robinson Castillo
Más KienyKe
Estos son los proyectos que tiene el Gobernador de Santander, Juvenal Díaz Mateus con la reapertura de la Casa Santander.
La empresaria barranquillera compartió con sus seguidores el paradisíaco destino al que viajó, y en donde deslumbró con un sorprendente atuendo. ¿Cuál fue?
La creadora de contenido expuso viejos mensajes del antioqueño que suscitaron muchas reacciones y comentarios. 
El presidente colombiano rechazó al presunto ataque en el que cerca de un centenar de palestinos habrían perdido la vida.