Condenan a alias "María" por red de trata de personas

Publicado por: admin el Dom, 21/10/2018 - 05:53
Share
Se trata de alias "María", que fue acusada por manejar un red internacional de trata de personas y que operaba desde el Valle del Cauca. Según la Fiscalía General de la Nación, "María" reclutaba
Condenan a alias "María" por red de trata de personas
Se trata de alias "María", que fue acusada por manejar un red internacional de trata de personas y que operaba desde el Valle del Cauca. Según la Fiscalía General de la Nación, "María" reclutaba a mujeres entre 18 y 25 años que terminaban siendo explotadas sexualmente en países asiáticos.  A esta criminal se le identificó como Martha Lucrecia Hoyos de 62 años, oriunda de Cunday, Tolima, a quien un juez segundo del Circuito Especializado de Buga condenó, en ausencia y sin ningún tipo de beneficio, condenó a 30 años y 9 meses de prisión por ser coautora responsable de los delitos de trata de personas, tortura y concierto para delinquir. [single-related post_id="965502"] Esta mujer que se radicó en el departamento del Valle del Cauca, lugar que se volvió el centro de operaciones de esta red que engañaban a mujeres jóvenes de bajos recursos que después de prometer grandes remuneraciones en dolares y promesas de trabajo en hoteles 5 estrellas en Asia, terminaban retenidas en ese país y sometidas a prácticas inhumanas.   "Según lo establecido en las investigaciones de la Fiscalía, las mujeres reclutadas terminaban en manos de redes de controladores de la organización criminal que las obliga a ejercer la prostitución, convirtiéndose en damas de compañía de los jefes de la mafia japonesa conocida como Yakuza, lo mismo que de empresarios extranjeros en Indonesia, Filipinas y Hong Kong", afirmó a través del comunicado la entidad acusatoria.  Este proceso penal contra alias "María" comenzó con la denuncia de una mujer que pudo escaparse, ir a la embajada de Colombia en Japón y regresar a Colombia, después de ser atraída aquí en el país por los ofrecimientos engañosos de mejores oportunidades laborales en el exterior. De acuerdo con el testimonio de la víctima, la captadora la obligó a inyectarse ‘biopolímeros’ en una clínica artesanal en Manila (Filipinas) para agrandar sus senos y así obtener más dinero. “Cuando llegué con "María", al consultorio, dos personas me hicieron acostar en una camilla, me hicieron quitar la blusa y el sostén y empezaron a llenar de un aceite unas jeringas grandísimas (…) me tocó dejarme hacer eso, me amarraron a la camilla y empezaron a inyectarme”, contó la mujer. ¡Haga clic aquí y conozca en tiempo real toda la información de Colombia y el mundo!