Desaparece avión de AirAsia con 162 pasajeros

Desaparece avión de AirAsia con 162 pasajeros

28 de Diciembre del 2014

Un avión Airbus 320-200 de la aerolínea AirAsia desapareció hoy con 162 personas a bordo en malas condiciones atmosféricas al suroeste de Borneo, cuando viajaba de la ciudad indonesia de Surabaya hasta Singapur.

Indonesia, que dirige las operaciones de búsqueda y rescate, ha suspendido los trabajos por falta de luz y hasta el lunes por la mañana. El rastreo se ha llevado a cabo dificultado por el mal tiempo en una parte del Mar de Java cercano a la isla de Belitung y al suroeste de Borneo.

Indonesia aportó al operativo un Boeing de las Fuerzas Armadas, tres helicópteros y seis barcos, mientras que Singapur envió dos Hércules 130 y Malasia ha ofrecido ayuda.

Lea también:  Un agujero negro, un OVNI y otras teorías de la desaparición del vuelo MH370

“Primero vamos a supervisar el área y si encontramos un objeto entonces contactaremos con la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate (que aporta los barcos y helicópteros). Sospechamos que el avión desaparecido puede estar en esas aguas”, dijo el portavoz de la Fuerza Aérea, Hadi Tjahjanto, al explicar el plan que iban a llevar a cabo, según el diario indonesio Jakarta Globe.

Un funcionario de la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate declaró al rotativo indonesio Jakarta Post que creen que el Airbus 320-200 se estrelló a 03.22.46 latitud Sur y 108.50.07 longitud Este, en el Mar de Java.

El avión de la aerolínea de bajo coste malasia AirAsia, vuelo QZ8501, tenía el horario de despegue de Surabaya a las a las 05.20 hora local y la llegada a Singapur a las 08.30 hora local.

Embarcaron 155 pasajeros, incluidos 16 menores y un bebé, y una tripulación de siete personas formada por un piloto, un copiloto, un mecánico y cuatro azafatas, según la compañía aérea.

Las nacionalidades ofrecidas por AirAsia y que ha cambiado dos veces a lo largo del día son 155 indonesios, tres surcoreanos, un británico, un francés, un malasio y un singapurense.

El piloto tenía 6.100 horas de vuelo; el copiloto, 2.275; mientras que el aeroplano había salido de la planta de producción en octubre de 2008, llevaba acumuladas unas 23.000 horas de vuelo y pasó su última revisión en noviembre.

Un portavoz del Ministerio de Transporte de Indonesia, J.A. Barata, informó de que el piloto pidió permiso a las 06.12 hora local para subir de los 32.000 hasta los 38.000 pies de altura (de los 9,76 a los 11,59 kilómetros) debido al mal tiempo.

Unos minutos después de cortó la comunicación con el vuelo QZ8501.

La aerolínea de bajo coste que preside el empresario Tony Fernandes confirmó el requerimiento de cambio del rumbo original por las condiciones atmosféricas adversas.

“Nuestra prioridad son la tripulación y los pasajeros. Vamos a hacer todo lo que podamos”, escribió Fernandes en su cuenta de Twitter, al tiempo que prometía a la plantilla de la aerolínea que saldrían adelante unidos de esta “terrible experiencia”.

El presidente de AirAsia se encuentra de camino a Surabaya, donde los familiares de muchos de los que viajaba a Singapur para pasar las fiestas de Año Nuevo esperan noticias oficiales en el aeropuerto de la ciudad.

Las autoridades indonesias disponen para localizar el Airbus 320-200 de los registros de las transmisiones radiofónicas, de las señales que con regularidad transmiten el sistema de vuelo del avión y además de las señales que las llamadas cajas negras deberían emitir en caso de accidente.

De confirmarse el siniestro, sería el primero de AirAsia desde que Fernandes la refundó en 2001 y la convirtió en una de las de más éxito de Asia.

Esta desaparición ha hecho recordar la ocurrida el 8 de marzo de 2014, cuando se perdió el contacto con un avión de la compañía aérea Malaysia Airlines que, con 239 personas a bordo, viajaba de Kuala Lumpur a Pekín.

Los investigadores creen que aquel vuelo MH370 se desvió de su rumbo y acabó estrellándose por falta de carburante en un remoto lugar del sur del océano Índico, pero todavía no han encontrado ningún resto que confirme o desmienta la hipótesis.

EFE