Estados Unidos trató de rescatar al periodista decapitado en Siria

Estados Unidos trató de rescatar al periodista decapitado en Siria

21 de agosto del 2014

Fuerzas de Estados Unidos intentaron rescatar al periodista James Foley y a otros rehenes estadounidenses durante una misión secreta en Siria e intercambiaron disparos con miembros del Estado Islámico antes de descubrir que los cautivos no estaban allí, dijeron funcionarios del Pentágono.

La misión, autorizada por el presidente Barack Obama y apoyada en datos de inteligencia estadounidense, se habría producido recientemente. Las autoridades revelaron esta misión un día después de la publicación de un video que mostraba a un extremista decapitando a Foley, de 40 años.

Los funcionarios no revelaron exactamente cuándo se produjo la operación, pero dijeron que no fue en las últimas dos semanas.

Lisa Monaco, principal asesora antiterrorista de Obama, dijo en un comunicado que el mandatario autorizó la misión porque su equipo de seguridad estimó que los rehenes estaban en peligro con cada día que pasaba.

“El Gobierno de Estados Unidos tenía lo que creía era suficiente información de inteligencia, y cuando se presentó la oportunidad, el presidente autorizó al Departamento de Defensa que actuara de forma agresiva para recuperar a nuestros ciudadanos. Lamentablemente, esa misión no tuvo éxito porque los rehenes no estaban presentes”, dijo Monaco.

Entre los rehenes a los que se buscaba figura también Steven Sotloff, periodista estadounidense al que se amenazó con decapitar en el mismo video que mostró la brutal ejecución de Foley.

Las familias de los rehenes fueron informadas de la operación, “pero sólo cuando fue operativamente seguro hacerlo”, dijo un veterano responsable de la Administración.