La Fiscalía exhumó 34 cuerpos de víctimas en Bojayá

Foto: Fiscalía Medellín

La Fiscalía exhumó 34 cuerpos de víctimas en Bojayá

19 de mayo del 2017

La Fiscalía informó que hasta este 19 de mayo han sido exhumados del cementerio de Bojayá los cuerpos de 34 personas que perdieron la vida en el ataque perpetrado por las Farc el 2 de mayo de 2002, en el que murieron 74 personas víctimas de los hostigamientos con cilindros bomba a la iglesia del municipio chocoano.

Como se informó el día en que se conmemoraron 15 años de la tragedia, el propósito de la recuperación de los restos es enviarlos a la sede del Instituto Naciónal de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Medellín para los respectivos análisis y posterior entrega digna a sus familiares, como parte del proceso de reparación que se adelanta según lo pactado en el proceso de paz.

De acuerdo con la Fiscalía, bajo la coordinación de un fiscal del Grupo de Exhumaciones de la Dirección Nacional de Justicia Transicional se adelantan las diligencias judiciales desde el pasado 4 de mayo en el cementerio local.

Dos grupos de criminalística de las subdirecciones del CTI de Medellín y Bogotá son los encargados de hacer estas labores que continuarán durante las próximas dos semanas, con el propósito de exhumar 32 cuerpos restantes que reposan en ese campo santo.

Además, en el vecino municipio de Vigía del Fuerte la misma comisión judicial exhumó los restos de otras cuatro víctimas.

Dos cuerpos más serán exhumados en la población de Pogue y en zona rural del antiguo municipio de Bellavista – Bojayá serán exhumados los cuerpos de nueve combatientes del Bloque Élmer Cárdenas de las Autodefensas que perecieron durante los combates con las Farc.

El pasado 2 de mayo, el país conmemoró los 15 años de esta tragedia, una de las primeras por las que las Farc pidió perdón a sus víctimas en el marco del actual proceso de paz.

Pese a los años transcurridos, la comunidad de esta localidad chocoana no se ha recuperado del dolor causado por las muertes y el desplazamiento de más de 6.000 personas que siguió a los hechos de aquel fatídico día.