Los nuevos ojos de la seguridad en Medellín

Foto: Alcaldía de Medellín

Los nuevos ojos de la seguridad en Medellín

2 de mayo del 2017

Un paso más para mejorar la seguridad de Medellín dio la administración municipal este 2 de mayo con la puesta en operación del helicóptero Bell 407.

Equipado con cámaras de vigilancia de última tecnología, enlazadas al Sistema Integrado de Emergencias y Seguridad Metropolitano –SIESM–, se convertirá en los nuevos ojos de las autoridades paisas para dar duros golpes a las estructuras criminales.

Así lo aseguró el alcalde Federico Gutiérrez: “En la medida en que insistan en que no van a dejar vivir a la gente, los que no van a poder vivir tranquilos son ellos, porque no vamos a parar en nuestra lucha contra la criminalidad”.

La banda La Viña, que opera en el sector de Manrique, al nororiente de la ciudad, será una de las primeras perseguidas por esta nueva herramienta de trabajo para la Policía, como responsable de los últimos fleteos que han sido registrados por los ciudadanos y se han viralizado en las redes sociales.

“‘El Paraco’ [líder de esta estructura criminal] es uno de los primeros que tiene que caer. Le pido a la Fiscalía y a la Policía que demos un resultado rápido”, comentó el alcalde.

Foto: Alcaldía de Medellín

Foto: Alcaldía de Medellín

Al helicóptero se suman una camioneta, cinco automóviles y 42 motos que ayudarán a aumentar la capacidad de patrullaje en Medellín.

Además, en respuesta a la inversión realizada por la Administración Municipal, que superó los 6.000 millones de pesos, la Policía aumentó en 100 el número de patruleros en la capital antioqueña.

Los uniformados fueron presentados por el director general de la institución, general Jorge Hernando Nieto, y de inmediato entraron en servicio.

Tecnología de punta

El Bell 407 está equipado con una cámara con alcance visual de hasta dos kilómetros de distancia que puede transmitir señal de video en tiempo real hacia el SIESM.

Además, desde la aeronave, la Policía también puede hacer actividades de perifoneo en vuelo y seguimientos desde el aire, gracias a que el aparato tiene un sistema de luz de gran alcance.


El helicóptero, según el alcalde Gutiérrez, tiene un costo cercano a los 12.000 millones de pesos y, tras ser donado por la Policía, fue equipado con los equipos de última técnología con una inversión de 6.007 millones de pesos.

De acuerdo con el Comando de Policía del Valle de Aburrá, la aeronave es de las mismas que utilizan las autoridades de Nueva York y Los Ángeles, y, en Bogotá, donde se puso en marcha uno en diciembre pasado, ha sido una herramienta fundamental contra el crimen.

“Gracias al esfuerzo económico para dotar a esta patrulla del aire con los elementos necesarios, realizado por la administración a través del Fondo de Seguridad Territorial, el Bell 407 se convierte en el mejor aliado de los ciudadanos y en otra arma contundente contra el delito”, sostuvo el general Nieto.

“La ciudad ha venido logrando avances importantes en seguridad en los que no se puede ceder. La gente no quiere más fleteos, más hurtos, más homicidios. La Policía es un aliado estratégico, por eso faltan muchos golpes más a las estructuras criminales. Nos tenemos que seguir exigiendo para dar más resultados”, dijo el alcalde Gutiérrez en el acto de entrega.

Y concluyó: “Este es un apoyo muy grande para la Policía y una muestra del trabajo articulado. El círculo vicioso de la delincuencia se tiene que acabar y es lo que estamos haciendo con estas estrategias combinadas”.