Nuevo papelón de Millonarios: Perdió en El Campín ante César Vallejo

Nuevo papelón de Millonarios: Perdió en El Campín ante César Vallejo

21 de Agosto del 2014

Los hinchas de Millonarios no ganan para disgustos. Otra vez el equipo les falló a lo grande, esta vez en El Campín. Con la continuidad de Juan Manuel Lillo pendiendo de un hilo, el conjunto embajador no podía darse el lujo de caer ante César Vallejo de Perú en el debut de la Copa Sudamericana.

Un equipo a proponer y el otro a especular. Millos asumió el protagonismo de entrada pero un error garrafal del arquero Luis Delgado condicionó todo el desarrollo del juego. El guardameta no logró dominar un pase de Osvaldo Henríquez y el delantero incaico Andy Pando aprovechó para robarle la pelota y marcar el primer gol en solo 2 minutos de juego.

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=plhF4BBB4Aw&index=5&list=UU-2hhqBG5Su7s91_HmhaODQ[/youtube]

Ganando desde el camerino, el equipo peruano se encerró aún más. Así Millonarios empujó con poco fútbol mientras que los visitantes esperaban un contragolpe para aumentar. Y la oportunidad les volvió a llegar. Nuevamente Andy Pando, esta vez por los aires. El delantero se alzó por los aires, solo, sin marca alguna cabeceó a placer y puso el 2-0 a poco del final del primer tiempo.

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=q-F7KcXg5eU&list=UU-2hhqBG5Su7s91_HmhaODQ[/youtube]

Cuesta arriba para Millonarios que necesitaba marcar pronto si quería remontar un resultado adverso. A los empujones ese gol llegó también en el primer tiempo. Lewis Ochoa mandó un centro forzado, que Fernando Uribe controló y pudo definir con velocidad antes de la reacción defensiva. Así, el resultado se apretó camino al tiempo complementario.

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=jK4j3Fe9ByI&list=UU-2hhqBG5Su7s91_HmhaODQ[/youtube]

Mismo panorama en el segundo tiempo. Millos que atacaba y César Vallejo que se defendía. El arquero Salomón Libman se alzó en hombros y sacó pelotas de gol que hubieran cambiado el destino, quizás. Pero cuando el arquero no pudo, la fortuna ayudó. Primero, injusticia del juez que cobró un penal que no existió a favor de los azules en el minuto 92, a segundos del final.

Con el guiño del destino, el debutante Javier Reina tomó el balón y se enfiló a patear la pena máxima. Con tanta mala suerte para él que la pelota pegó en el palo derecho cuando el arquero fue a la dirección contraria. Ahí el árbitro pitó el final, llegaron los reproches de la platea y Millonarios consumó otra magra presentación. Ahora deberá darlo vuelta en suelo incaico si es que quiere seguir con vida.