Otra casa millonaria de Peña Nieto genera polémica en México

22 de enero del 2015

The Wall Street Journal reveló la compra de una casa en 2005.

Kienyke Enrique Peña Nieto

El senador mexicano Javier Lozano, opositor al Gobierno de Peña Nieto,  anunció hoy que los grupos parlamentarios del conservador Partido Acción Nacional (PAN) solicitarán el nombramiento de un fiscal con solvencia moral para investigar las propiedades del presidente Enrique Peña Nieto.

En una conferencia de prensa, Lozano sugirió que la nueva autoridad tenga autonomía e independencia y pueda indagar los vínculos que puedan tener los servidores públicos para la obtención de sus patrimonios con contratistas o proveedores del Gobierno actual o de administraciones anteriores.

“Estamos ante un caso nuevo, el de Ixtapan de la Sal, donde hay sospechas de un conflicto de intereses, de una relación perversa entre el poder y el dinero”, dijo, aludiendo a una nota publicada ayer por The Wall Street Journal.

De acuerdo con el reporte del periódico estadounidense, Peña Nieto compró en 2005, unas semanas después de haber asumido como Gobernador del Estado de México, una casa por 372.000 dólares al empresario Roberto San Román.

“No puede ser que otra vez tengamos una revelación por un medio internacional, que nos está poniendo del asco en el mundo, por supuestos actos de corrupción o al menos de aprovecharse de una manera indebida de una posición pública”, afirmó Lozano.

Hoy la oficina del mandatario aseguró que Peña, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), compró “legalmente” la casa de Ixtapan de la Sal, pero Lozano insistió en una investigación.

“Esperamos, en aras de la transparencia, que si al propio presidente Peña Nieto y su gobierno se les llena la boca diciendo que están en favor de combatir la corrupción, pues qué mejor que nombrar a un fiscal especial que nos aclare de una vez por todas cuántas casas hay y de dónde vienen”, agregó.

Por otro lado, el presidente del PAN, Gustavo Madero, consideró “terribles” los escándalos por el “déficit de confianza, de credibilidad” en el Gobierno, y añadió que los conflictos de interés no han sido explicados “satisfactoriamente” a la ciudadanía.

En igual sentido se pronunció el presidente del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), Carlos Navarrete, quien demandó que la Presidencia de la República ofrezca una puntual explicación acerca de las revelaciones de The Wall Street Journal.

“La Presidencia de la República deberá aclarar todos y cada uno de los elementos informativos que están saliendo”, exigió. EFE

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO