Un lechero pidiendo igualdad de condiciones por TLC

Un lechero pidiendo igualdad de condiciones por TLC

29 de agosto del 2013

A 11 días de paro nacional agrario uno de los sectores que ha venido rogando por atención inmediata, es el lechero. Por cuenta de las manifestaciones, cerca de 800 litros de leche se están perdiendo al día. Pero la situación es aún más preocupante debido a la incidencia de los Tratados de Libre Comercio.

Kienyke entrevistó a Nelson Molano, gerente de Lácteos el Pomar, comercializadora de productos lácteos quien aseguró que a pesar de la necesidad de diversificar mercados y volverse más competitivos, la industria  necesita con urgencia que el gobierno establezca medidas de protección al productor nacional.

“El gobierno debería regular la entrada del lactosuero ya que las compañías extranjeras que llegan con este diferencial nos obligan a rebajar aún más nuestros costos. El mercado se tiene que autoregular con este tipo de medidas que ayudarían a que la afectación en la producción y venta no se afectara en gran medida”, explicó  Molano.

Como respuesta a este tipo de variables internacionales, el gerente de El pomar decidió apostarle a una estrategia de comercialización ambiciosa en la que la compañía distribuye el producto sin intermediarios lo que ayuda a rebajar los costos de la venta de leche, yogurt y queso, entre otros.

“Tenemos una estrategia de bajo precio, en la medida que nuestros productos son de alta calidad y a un costo justo. Estamos llegando directamente a las tiendas de barrio. Vendemos una leche larga vida que en el mercado se vende a $1.500 pesos para los barrios en los que la gente, compra usualmente a diario. También tenemos un yogurt entero que vendemos a $800 cuando los rivales lo venden a $1.200. Es nuestra estrategia para competir en un mercado más exigente”.

Nelson Molano gerente Pomar, kienyke

Nelson Molano, gerente de Lácteos El Pomar

En cuanto a la afectación del paro agrario, Nelson Molano dice que la compañía se ha visto duramente afectada por los bloqueos. “Nosotros compramos leche de toda la región de Ubaté y hemos tenido problemas para el ingreso del líquido a la planta de distribución. Se nos ha disminuido en casi la mitad, el acopio.

El Pomar ha bajado su considerablemente su producción. Recibió 100 mil litros diarios hasta hace dos semanas, pero debido a las movilizaciones esa cifra llegó apenas a la mitad.