Una noche “rarísima” y muy optimista

23 de julio del 2016

“Un amigo del Zulia me dijo: hay que ser bien optimistas para tener un evento así de rarísimo“, Penzini.

Una noche “rarísima” y muy optimista

La aglomeración de personas en los espacios abiertos del Centro Cultural BOD da el indicio de que algo bueno va a acontecer. Dentro de la Sala de Conciertos se ultiman detalles para que los asistentes disfruten de un momento ameno y con excelencia. En el escenario confluye la cascada de luces, algunos sofás naranjas y grises  y dos pantallas con el arte del evento: Venezuela optimista, un encuentro rarísimo. Y vaya que es así. ¿Hacer una reunión como esa –en la que sobreabundan las ideas positivas– en un momento de crisis país? “Eso es algo rarísimo”, pensarían algunos. Pero bien dicen que en los tiempos de crisis, unos lloran y otros hacen pañuelos, y definitivamente, los que organizaron ese encuentro forman parte del segundo grupo. De eso no cabe duda.

El reloj marca las 6:10 pm y las luces de la sala se apagan. Quienes usan sus celulares, los ponen en desuso para contemplar los paisajes que comienzan a proyectarse en las pantallas. Las imágenes son el reflejo de un país atractivo y esperanzador. Además, se escuchan varias voces que giran en torno a un mismo mensaje: “Yo quiero a Venezuela”.

Analitaica 2

¿Qué viene a continuación? Se ve a Mariaca Semprum ataviada con un vestido negro y líneas blancas, corte a la rodilla y una gran flor en su pierna izquierda. Hace su entrada y saluda: “Bienvenidos a este magno evento. Y lo digo como si fuera un Miss Venezuela”, comenta entre risas. “Estamos llenos de razones para querer luchar, así que yo quiero saber cómo está la Venezuela optimista presente en este recinto”.

La gente aplaude y grita. Ella no se queda sola en el escenario. El economista Pedro Penzini López también hace acto de presenta y comienza a animar junto a ella. “Un amigo del Zulia me dijo: hay que ser bien optimistas para tener un evento así de rarísimo. Es que ustedes están ofreciendo la Pepsi-Cola en medio del desierto”, dice Penzini.

El público disfruta y se engancha con la actividad. El foro, organizado por Analítica y Penzini-Analítica, es un encuentro en el que distintas personalidades dan sus razones para seguir apostando por este país. Por eso es que, como bien lo dice su nombre, se trata de “un encuentro rarísimo”.

“Yo no sé porqué me invitaron”

Las luces bajan y las pantallas se encienden nuevamente. Distintos rostros de emprendedores aparecen en un video aclarando: “Yo me quedo en Venezuela”. Nuevamente, se trata de un corto de esperanza.

Termina la pieza audiovisual y llega Jorge Roig, expresidente de Fedecámaras. “Yo no sé porqué me invitaron a este evento”, bromea. Es que este empresario no se considera ningún “arquitecto de sueños” ni tampoco un gran predicador que habla sobre autoestima. “Creo que estoy acá porque soy un elemento raro dentro de esta Venezuela, y es que me considero un gran optimista”.

ANALITICA 1

Según aclara en su discurso, las personas como él –optimistas– suelen enfrentarse a situaciones complicadas siempre: cuando las cosas van bien, nadie les presta atención; y cuando las cosas van mal, los ven como ingenuos.

Además, agrega que la mayoría de los venezolanos sufre de “esquezofrenia”. “Así como lo escuchan, con ‘e’, porque es así: ‘Es que yo no puedo’, ‘es que este Gobierno es tan malo’, ‘es que no tengo ganas’, ‘es que yo soy así’, ‘es que, es que, es que…’ siempre estamos poniendo excusas”.

Por eso, él ve la situación de Venezuela como una gran novela que ya está a punto de llegar a su desenlace. “Llevo 17 capítulos de puros triunfos de los malos. ¿Voy a dejar de leer el libro en sus últimas páginas, tomando en cuenta que en los finales ganan los buenos? En absoluto”.

20 años no son nada

“Como decía Gardel: 20 años no son nada. Pero vemos que 17 son demasiado”, comienza a decir Emilio Figueredo, presidente de Analítica, luego de un emotivo video en el que distintos miembros de la empresa cuentan sus experiencias como empleados.

En sus palabras, Figueredo resume los inicios del medio: “Lo creamos en un momento en el que casi nadie en Venezuela manejaba Internet (solo 1%), pero sabíamos que estábamos dando un aporte a la construcción de nuestro país. Ahora bien, Andrés, ¿hacia dónde iremos los próximos 20 años?”

Se dirige a su hijo, Andrés Figueredo, quien forma parte del equipo de socios y viene a aportar ideas innovadoras en el manejo de la vitrina digital. El joven emprendedor recuerda los momentos de su infancia en los que su padre decía que Analítica era una plaza pública. “Yo no entendía muy bien a qué te referías, porque solo era un niño, pero hoy sé que este ha sido un lugar en el que se exponen las ideas de unos y otros”.

“¿Ya ven porqué esto es un encuentro rarísimo?”, replica Penzini al final de la tertulia entre los Figueredo. Junto a Semprun, se dispone a agradecer a los patrocinadores del evento, y el público acompaña el momento con aplausos. Seguidamente, la cantante Semprun manda a llamar a tres criollos exitosos para que compartan sus experiencias como emprendedores: Carlos Aguiló, cofundador de Ecoem; Orlando Osorio, cofundador de ZOI Venezuela; y María Angélica Dao, vicepresidente de Analítica.

analitica interior 1

Semprun interactúa con cada uno de ellos. Ideas como “el emprendedor debe ser muy terco y creer en sí mismo” y “hay que saber conversar con las personas para poder llegar a acuerdos” salen de este pequeño encuentro.

Termina el momento y la locutora y directora de Política y Proyectos Especiales en Analítica, Marisela Castillo Apitz, toma el lugar como moderadora de un foro entre importantes empresarios del país: Claudia Valladares, cofundadora y directora de Impact Hub Caracas; Horacio Velutini, presidente del Fondo de Valores Inmobiliarios; Carlos Henrique Blohm, presidente de Ama de Casa; Roberto Koenig, director de Prosein; y Enrique Conde Delfino, director principal de Mantex Metrópolis.

Castillo hace preguntas como: “¿Cuánto tiempo le llevó llegar a este punto?”, “toda crisis genera oportunidades, ¿cuál es su visión?” y “¿qué le hace falta a Venezuela para resurgir?” Cada uno de los ponentes da consejos para alcanzar el éxito en medio de este contexto país y deja entrever que siempre existe la posibilidad de ser exitoso, muy a pesar de la tormenta.

Culmina este bloque y Fernando “Nani” Rancel, director de Herbalife en Venezuela, saca sonrisas al público con su testimonio, al describir, de forma jocosa, cómo su gran optimismo lo ayudó a alcanzar el peldaño que ostenta en la actualidad.

Por supuesto, la presencia de Mariaca Semprun en el evento hubiese quedado completa si solo se hubiera limitado a moderar. Por eso, al finalizar todas las intervenciones, toma el micrófono para deleitar al público con su voz. Le canta a los venezolanos que volverán, con A tu regreso, de Henry Martínez; le canta a esta llamada “Tierra de gracia”, con Venezuela, de Pablo Herrero Ibarz y José Luis Armenteros Sánchez; y le canta a los criollos que optan por permanecer acá, con Me quedo en Venezuela, de la agrupación Guaco.

Finaliza el evento con muchos “analíticos” sobre el escenario. los miembros del portal se convierten en los coristas de Semprun, ella improvisa y los otros corean: “Yo me quedo en Venezuela”. Sonríen, bailan, se abrazan y hasta se toman varios selfies. El evento es todo un éxito, y realmente es “un encuentro rarísimo”.

Son pocos los que en Venezuela viven con optimismo, pero es más fácil ver el vaso medio lleno a verlo medio vacío. Así lo hizo Analítica en sus inicios, cuando nadie creía en este tipo de medios; y así seguirá haciéndolo por 20, 50 y hasta 100 años más. En ese momento, seguramente estará en otras plataformas, pero de lo que no cabe duda es que continuará siendo una empresa que contribuye al desarrollo del país.

Fuente: Analítica.com 

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO