Urge traslado de colombiano que está en peligro de muerte en Bolivia

Foto: Shutterstock

Urge traslado de colombiano que está en peligro de muerte en Bolivia

15 de mayo del 2017

Un ciudadano colombiano, que se encuentra en Bolivia, está hospitalizado y en cuidados intensivos luego de sufrir un edema pulmonar el pasado 28 de abril, luego de sufrir el Mal Agudo de Montaña, o como se conoce coloquialmente, mal de altura. Debido a la gravedad del hombre, la familia está pidiendo ayuda para poder trasladarlo de vuelta a Colombia.

Jairo Andrés Cardozo Quintero se encuentra hospitalizado en el Hospital Bracamonte, en la ciudad de Potosí, desde el 28 de abril. Inicialmente, Cardozo sufrió un paro cardiorespiratorio, lo que le ocasionó un edema en el cerebro. Desde entonces, la salud del colombiano no ha hecho más que empeorar y ha sufrido un accidente cerebrovascular isquémico, tres paros cardiorespiratorios, un edema agudo de pulmón y una encefalopatía hipóxica.

La salud de Jairo Andrés empeoró en las últimas horas y el hombre entró en un coma profundo.

Debido a la gravedad de su estado, los médicos han indicado que puede perder la vida en los próximos días si no se hace un traslado a una ciudad con menor altura o a Colombia. Sin embargo, para ello se necesita una avioneta ambulancia.

Para tratar de realizar el traslado del colombiano, la familia y amigos de Jario Andrés se han comunicado con la embajada de Colombia en Bolivia e igualmente, han tratado de comunicarse con la Cancillería. Sin embargo, con ninguno de los dos entes han podido coordinar el traslado.

Por ello, la familia pide desesperadamente ayuda a la embajada para poder trasladarlo de vuelta a Colombia.

Jairo Andrés Cardozo, de 26 años, decidió salir de Colombia, en compañía de su esposa y su hijo de un año y medio, en busca de un mejor trabajo y mejores condiciones de vida con destino a Sao Pablo. Sin embargo, no consiguieron empleo en Brasil, por lo que probaron suerte en Argentina, donde tampoco consiguieron una ocupación. Ante esta situación, decidieron devolverse a Colombia, pero al pasar por Bolivia, Jairo Andrés enfermó.

Su esposa y su hijo están recibiendo ayuda de un convento en la misma ciudad, al parecer de los mismos dueños del hospital, quienes les han brindado alojamiento y alimentación mientras se define el traslado de su esposo.