La campaña de concientización que copió David Barguil

Publicado por: sebastian.alvira el Vie, 26/11/2021 - 08:31
Share
Esta es la campaña que inspiró la fallida estrategia en redes sociales del senador David Barguil para rechazar el maltrato contra la mujer.

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el senador y precandidato presidencial del Partido Conservador, David Barguil, lanzó una desafortunada campaña de concientización sobre el maltrato contra las mujeres que terminó causando molestia. De hecho, hasta la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez se pronunció al respecto. 

Su campaña se basó en imágenes de los rostros de algunas mujeres que participan activamente en la política colombiana, añadiendo lesiones visibles de golpes para dar cuenta de las huellas que deja el maltrato que sufren muchas de ellas a diario. 

Barguil utilizó las fotografías de las senadoras Paloma Valencia y María Fernanda Cabal; la alcaldesa de Bogotá, Claudia López; la vicepresidenta y canciller, Marta Lucía Ramírez; la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera; y la jefa del Gabinete de Iván Duque, María Paula Correa.

"Cuando entendamos que, al maltratar a una, maltratan a todas, entenderemos la gravedad del problema y sólo en ese momento, la situación empezará a cambiar. Cada mujer golpeada puede ser tu hija, tu mamá, tu hermana. ¡#PorUnPaisMasJusto no más violencia contra las mujeres!", fue el mensaje del senador. 

Claudia López
Créditos:
@davidbarguil
María Fernanda Cabal
Créditos:
@davidbarguil

¿De donde salió la idea?

La campaña original es del artista pop y activista contemporáneo AleXsandro Palombo, titulada "Sólo porque soy mujer", y presentaba una serie de obras que retrataban a algunas de las protagonistas de la política mundial como víctimas de la violencia de género. 

Desde la canciller Angela Merkel hasta la joven diputada Alexandria Ocasio-Cortez, Hillary Clinton, Michelle Obama, Brigitte Macron, Aung San Suu Kyi y Sonia Gandhi aparecían en dicha campaña de concientización. 

En las obras del artista, las mujeres líderes aparecen vulnerables e indefensas, privadas de su posición de poder para resaltar que a día de hoy ninguna mujer es inmune a la violencia de género.

Sumado a que la campaña no gustó en lo absoluto, también hubo cientos de críticas por apropiar una campaña de un artista, puesto que el hecho de que lo haga un político puede entenderse con otros tintes, pese a que se hayan incluido a mujeres de diferentes vertientes.

"Plagió la imagen, pero no el mensaje. Y ni se le ocurrió pensar en el contexto. Una cosa es una artista y otra un político circulando imágenes de posibles contradictoras políticas físicamente agredidas. Nuestros políticos tienen aserrín en la cabeza", trinó una mujer.

"No entiendo a quién se le ocurre que es buena idea usar imágenes de mujeres de la política –sin su consentimiento– para editarlas y mostrarlas víctimas de la violencia. Todo mal en esa estrategia del candidato Barguil. Las mujeres violentadas por esa campaña merecen una disculpa.", expresó el politólogo Fernando Posada. 

 

La vicepresidenta y canciller, Marta Lucía Ramírez dijo en un trino que pese a que entiende el sentido del mensaje, pero pidió retirar su foto de inmediato de las redes. "Entiendo y comparto el sentido del mensaje en contra de la violencia hacia las mujeres, pero rechazo el uso de mi imagen sin autorización por parte de un candidato. Solicito retirar inmediatamente mi imagen de esta campaña", expresó. 

De inmediato, Barguil respondió a la solicitud y trató de explicar el sentido de la campaña. "Agradecemos que entienda y comparta el sentido. Nuestra intención fue generar conciencia que la #violenciamachista se da en todo estrato y que todo golpe, físico o psicológico, golpea a toda la sociedad. Y por supuesto bajaremos su imagen”, señaló".

Ante la oleada de críticas, el senador y aspirante a la Presidencia publicó un video en el que pide excusas por la campaña y en un comunicado de su equipo de prensa afirmó que:

"Hoy nos sumamos al Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer con una campaña, ya usada internacionalmente, con la que pretendíamos llamar la atención sobre la invisibilidad de esta violencia. En esta campaña nos apoyamos en imágenes de mujeres con un liderazgo público para que fueran ellas las que le dieran visibilidad a esta realidad. Si alguna de ellas se sintió ofendida, les pido excusas. Cuando alguna manifestó su inquietud y pidió su retiro lo hicimos de inmediato. Espero que esta controversia no oculte lo que quisimos hacer ver el maltrato de tantas mujeres invisibles".