“Colombia no tendrá embajador en Venezuela”: Duque

Montaje/ foto:presidencia

“Colombia no tendrá embajador en Venezuela”: Duque

7 de diciembre del 2018

Durante un conversatorio con el director del diario El Tiempo, Roberto Pombo, en la Universidad del Rosario, el presidente de Colombia, Iván Duque, anunció lo que ya era un secreto a voces, que no nombrará a un embajador en Caracas por cuenta del régimen dictatorial que gobierna en el país vecino. 

“Es que mire la coherencia: primero, el gobierno de mi antecesor no reconoció el último proceso electoral. Yo tampoco lo reconocí; entonces, si no reconocemos el gobierno, que es una dictadura, nosotros no podemos tener embajador. Se tiene que manejar la relación consular, la de negocios, pero hay por lo menos quince países de América Latina que no reconocieron los resultados electorales y que van a tener que tomar la decisión de no tener embajador, y eso va a ser un mensaje muy duro para la dictadura”, dijo. 

“Por ejemplo, Brasil no reconoció los resultados y muy seguramente eso llevará a que no tenga embajador. Argentina, Perú, Chile, Paraguay, y en Centroamérica hay por lo menos tres países más, entonces yo creo que eso tiene que llevar a aislar la dictadura. Y, obviamente, esto no puede ser con sanciones al pueblo sino al dictador y su entorno más cercano. Por eso tengo la fe en que las denuncias ante la Corte Penal Internacional, con las evidencias que hay, que están sustentadas en un documento riguroso presentado por el secretario de la OEA, conlleve a que se abra un proceso y haya un juicio. Y, ahí sí, creo yo, el mensaje va a ser contundente frente a todos los que pretenden defender al dictador, porque también quedarán en esa investigación”, agregó. 

¿Qué opina la academia de dicha decisión? Desde la propia Universidad del Rosario, Ronal Rodríguez, investigador del Observatorio de Venezuela, consideró que tal estrategia de presión podría ser contraproducente e incluso riesgosa: “Países como Chile o Argentina pueden tomar esas decisiones sin temer efectos adversos. Pero Colombia, al compartir miles de kilómetros de frontera con Venezuela, no puede darse el lujo de no tener un embajador en dicho país, considerando que persisten distintos problemas de seguridad en una zona que es muy porosa y que dichos problemas podrían escalar”.

“Los grupos delincuenciales que están en el área del Catatumbo, y que son enemigos históricos, han logrado coordinarse, y paradójicamente, dos Estados vecinos no lo hemos hecho. Independiente de las diferencias políticas, eso se necesita para aliviar los problemas de las comunidades que viven en dichos territorios fronterizos”, agregó.

De cualquier forma, la actual administración espera redoblar así la presión exterior sobre el régimen dictatorial de Nicolás Maduro, esperando que con ello se abran nuevas salidas de libertad y democracia para el pueblo venezolano.