¿Le suena a los campesinos que guerrilleros integren policía rural?

¿Le suena a los campesinos que guerrilleros integren policía rural?

3 de Febrero del 2015

Doña Graciela Romero* tiene una finca de 300 hectáreas y decenas de reses, varios caballos, gallinas y cerdos en inmediaciones del municipio San José del Guaviare, población con histórica presencia de las Farc.

Lea también, Santos creará policía rural para el posconflicto.

Ella ha aprendido a “convivir” con la guerrilla por más de treinta años, y a pesar de los impuestos que tiene que pagarle a las Farc, se muestra confiada en que si se firma la paz será más próspera su vida y vivirá más tranquila.

También lea, Campesinos, entre las mayores víctimas de la violencia.

Sin embargo, su optimismo se vio truncado días atrás, relató ella, cuando el presidente Juan Manuel Santos propuso estudiar la idea de que los guerrilleros una vez se desmovilicen puedan hacer parte de una policía rural.

Graciela indicó que no es posible que las personas que la han extorsionado por años vayan a ser las que cuiden su finca y sus pertenencias. “Si no han tenido poder o autoridad y hacen lo que hacen, imagínese con poder qué harán. El que es ladrón y matón nunca lo dejará de ser. Lo de la policía rural no lo pueden hacer”, le dijo a Kienyke.com.

Ganado campo

Según dijo Graciela, “eso va seguir todo igual, y le van a decir al pobre campesino, si usted tiene cuatro vacas a mí me tocan dos, y pues como ya le dan autoridad, de igual manera preguntará cuántas hectáreas tiene, pues tendrá que darme parte de las tierras, le dirán al pobre campesino”.

La mujer denunció además que actualmente las Farc están realizando un censo sobre los bienes que poseen los campesinos de varias veredas de San José del Guaviare para cobrar futuras ‘vacunas’.

“Han pasado preguntando cuántas gallinas, cuántos caballos, cuántas reses hay, porque van a poner un impuesto, y eso que actualmente se pagan 20 mil pesos por cada cabeza de ganado”, dijo.

Graciela relató que los insurgentes cínicamente reúnen con alguna periodicidad a los dueños de parcelas para exigirles el dinero del impuesto. “Llaman a lista y le preguntan a cada persona cuánta plata trajo, y si fulano dice que no pudo traer todo el dinero por la situación, ya que son personas que tienen 20 o 50 reses y no pueden recoger tanta plata, la guerrilla le responde que se atenga a las consecuencias, aunque a veces le dan plazo, una semana o hasta veinte días para que consiga todo el dinero, según el ‘marrano’”.

Sin embargo, Graciela reveló que hay bastante comerciante extorsionado, también por los paramilitares. De otro lado, relató otra de las situaciones que padecen los propietarios de tierras en esa región con familias desplazadas.

“Cuando fuimos a titular la finca, había un tipo metido en nuestro predio, y nosotros teníamos una compraventa desde los años noventa. Cuando fue a titular el Incoder, el tipo metido en la finca me dijo que lo dejara quedar porque la familia es muy pobre, y lo dejé que me cuidara la finca, y cuando fuimos a titularla me dijo que si le dejaba 60 hectáreas y se las regalamos. Sin embargo, el tipo tenía una hectárea con cultivo de coca, y le hice firmar un papel en el que se le permitía manejar los productos de pancoger por tres meses, pero con la condición que los recogiera todos, pero han pasado dos años y no ha querido sacar la coca de la finca. Fuera de eso, nos está diciendo que saca la coca de la finca pero si le doy 13 millones de pesos”, indicó.

*Nombre cambiado por petición de la fuente.