Senador Robledo denuncia ‘puerta giratoria’ en aprobación de Ley de Licores

Senador Robledo denuncia ‘puerta giratoria’ en aprobación de Ley de Licores

21 de Septiembre del 2016

El Senado de la República aplazó nuevamente el debate sobre la Ley de Licores, con la cual se pretende modificar los impuestos vigentes en esta industria.

A la espera de que este jueves se reinicie la sesión en plenaria y se apruebe el proyecto, los ministros de Hacienda y Comercio afirmaron ante el sindicato de productores de bebidas alcohólicas en el país que dicha ley no es inconstitucional.

“La ley refuerza los monopolios. Son los departamentos de Colombia quienes tienen el ejercicio de ese monopolio y quienes pueden definir en últimas los impuestos y qué productos entran o no entran” indicó el jefe de la cartera de Hacienda, Mauricio Cárdenas, quien además recordó que esto va a permitir conseguir más recursos para la salud.

Lea también:  Los propósitos inconfesables de la Ley de licores

Sin embargo, desde el propio Congreso hay voces en contra de la aprobación de la propuesta presentada por el Gobierno Nacional. De acuerdo con el senador del Polo Democrático, Jorge Robledo, “ésta es una pésima ley que afecta las industrias licoreras instaladas en Colombia (…) Esto quiere decir, el reemplazo de la producción nacional de licores por la producción extranjera. Supone daños y hasta la quiebra de industrias licoreras como la de Caldas, Antioquia, Valle y Cundinamarca, entre otras”.

Agregó que la nueva norma viola la Constitución “de manera descarada”, pues rompe el monopolio de licores que está establecido con toda claridad en las leyes colombianas, para favorecer las exigencias de los importadores.

El congresista denunció que detrás de la aprobación de la Ley de Licores hay claros intereses desde el Gobierno. “Esto tiene un detalle escandaloso que debe conocerse y es la ‘puerta giratoria’ entre los voceros de los negociantes extranjeros y el Gobierno Nacional”.

Lea también:  Jorge Robledo, experto en bahareque, construye su candidatura presidencial

Según Robledo, el secretario de la Casa de Nariño, Luis Guillermo Vélez, fue hasta el día de su nombramiento el representante en Colombia de Acodil, organización de la cual hacen parte las empresas Diageo y Pernod Ricard, dedicadas a la importación de licores en el país. “Estuvo todo este último año, antes de ser nombrado, como representante de estas compañías y llega al Gobierno a contribuir con el trámite de este proyecto” aseguró el senador.

De la misma forma, el congresista del Polo Democrático señaló que “todos los gobernadores se le entregaron al Gobierno Nacional en contra de los intereses nacionales” agregando que “en cada departamento se debería hacer el inventario político de cuáles gobernadores se pusieron en contra del interés de sus ciudadanos para favorecer al gobierno que los controla a punta de ‘mermelada’”.

Finalmente, Jorge Robledo afirmó que las transnacionales ganarán más dinero por la entrada legal de licor extranjero a Colombia. “Éstas empresas tienen fuertes vínculos con el negocio del contrabando a escala mundial, tanto que hace unos años las gobernaciones acusaron a Diageo y Pernod Ricard por contrabandistas en un Tribunal Internacional en Nueva York”.

Los departamentos a favor de la Ley de Licores

El  Director de la Federación Nacional de Departamentos, Amylkar Acosta, explicó que en esta discusión “se ha pretendido confundir el trato discriminatorio con el monopolio, so pretexto de que no haya trato discriminatorio hacia los licores importados”.

Lea también:  Desmienten que concentración de las Farc ponga en riesgo seguridad de municipios

El exministro de Minas recordó que el año pasado se intentó “pasar de agache” esta propuesta a través del proyecto de plan de desarrollo, pero en esta ocasión se presentó como una ley de régimen propio. “En ese momento, desde la Federación, nos opusimos porque no se había concertado con los gobernadores (…) Abiertamente intentaron eliminar el monopolio rentístico de los licores por la puerta de atrás, eso significó la oposición abrumadoramente mayoritaria en el Congreso, al punto de que esa iniciativa se hundió por unanimidad por parte del Senado de la República”.

Acosta aclaró que en esta ocasión se propició una concertación con los entes territoriales en varios foros regionales donde se escucharon todas las opiniones.

Frente al monopolio, el director de Fededepartamentos aseguró que los gobernadores no se sienten del todo satisfechos. “Es el mayor reparo que seguimos teniendo frente al trámite de esta ley y creemos que la salvaguarda que se está estableciendo para la producción nacional, basada en el monopolio rentístico, no es suficiente”.

Lea también: Fábrica de Licores de Antioquia recibe la certificación BPM

Finalmente, agregó que la ley no pone en desventaja a los licores colombianos frente a los importados: “Hoy solo existe un impuesto por grado alcoholimetrico. Los licores importados generalmente son de alta gama y por eso los precios son mucho más elevados (…) Porcentualmente,  la carga impositiva que tienen hoy los licores nacionales supera la carga impositiva de los licores importados. Ahora se propone que a ese impuesto específico por grado alcoholimetrico de $220, se le añada un impuesto al valor del 25%, de tal manera que cuanto más caro sea un licor más debe pagar”.