La indignación de los políticos por el partido de Llaneros y Unión Magdalena

Publicado por: christian.sandoval el Lun, 06/12/2021 - 16:22
Share
El gol decisivo del partido entre Llaneros y Unión Magdalena, con una visible falta de resistencia, generó un acalorado debate en el que incluso han participado los políticos colombianos.

El escándalo por el partido entre Llaneros y Unión Magdalena en la final clasificatoria del Torneo Betplay, sigue dando de qué hablar luego de que a último se diera una jugada de gol que muchos han calificado como teatral y por completo arreglada. El encuentro, que terminó 2-1 a favor del equipo samario, ha sido ampliamente criticado por la prensa local e internacional e incluso por las fuerzas políticas nacionales. 

La jugada de debate se dio en el minuto 90+6’’, cuando ambos equipos se encontraban igualados a un tanto y todo parecía indicar que la definición de resultados no llegaría hasta los penales. Sin embargo, ante el asombro de los presentes y de quienes veían la transmisión del partido, todo cambió cuando el mediocentro del Unión Magdalena, Jonathan Segura, logró eludir sin mayor resistencia a la defensa y al arquero contrarios, para terminar anotando el gol que le dio el ascenso a su equipo

A pesar de la celebración de los samarios, un sabor agridulce quedaba entre los espectadores e incluso entre los hinchas de Unión Magdalena ¿Por qué la defensa no marcó en la avanzada y por qué se quedaron atrás ante la posible jugada de gol? ¿Por qué el arquero no atacó con intención de quitar el balón y por qué la lentitud de su regreso? Y todavía más importante, ¿por qué luego la defensa despejó para el disparo rival? Todas estas son las preguntas que abundan entre los hinchas. 

Luego del polémico resultado y de la abucheada de gran parte de la hinchada asistente, cientos de personas emitieron sus opiniones en redes sociales. Durante varios días, la situación ha sido calificada como antideportiva en casi todos los idiomas e incluso generó el rechazo de jugadores de la tricolor como Juan Guillermo Cuadrado, que dijo en su cuenta de Twitter: “A lo bien a lo bien, que falta de Respeto ese gol del Unión”. 

Lejos del ámbito deportivo, otros que no dudaron en expresar su descontento con el resultado fueron los políticos colombianos. Todo parece indicar que la indignación fue tal, que incluso llegó a generar molestia en las altas esferas de la política, empezando por el presidente Iván Duque, que calificó al episodio como “vergüenza nacional”

Además, se manifestaron funcionarios, exfuncionarios y entidades, como el ex Fiscal General de la Nación, Mario Iguarán; el ministro de Deporte, Guillermo Herrera;  así como algunos congresistas de varios partidos, quienes no dudaron en señalar y criticar la presunta corrupción relacionada con el poco ánimo de los jugadores de Llaneros para impedir el gol decisivo de su contrincante. Por ahora, se sabe que la Fiscalía estará indagando sobre el tema.

¿Consecuencias para Llaneros o Unión Magdalena?

 

Por ahora se desconocen las consecuencias que podría tener este episodio para cada uno de los equipos, en el orden en que aún no se han determinado responsabilidades específicas o comprobado comportamiento alguno. Sin embargo, se conoce que la Dimayor también adelanta sus correspondientes investigaciones disciplinarias con el fin de determinar si hubo o no un comportamiento antideportivo en el encuentro. 

“Los diferentes torneos organizados y administrados por la Dimayor desde su estructura, buscan observar y respetar el principio “pro competitione”, como bien jurídico preferente, conforme lo expresa el Código Disciplinario Único de la Federación Colombiana de Fútbol (...) Informo a la opinión pública que corrí traslado al Comité disciplinario del campeonato y a la Comisión disciplinaria para que actúen conforme a su competencia”, aseguró el presidente de la Dimayor, Fernando Jaramillo. 

Por su parte, en rueda de prensa, el director técnico de Unión Magdalena, Walter Aristizábal, justificó los hechos y pidió que se tenga en cuenta el contexto: “Nosotros estábamos buscando tres goles, era una tarea muy difícil y en el minuto en que nos empatan, se cambian los papeles. Ya no eran tres o cuatro goles, eran cinco goles, así que me parece que, anímicamente, ¿ahí qué podíamos pedir?”. 

Sin embargo, detrás de todo esto hay dos víctimas irrefutables: Fortaleza F.C., que esperaba el empate y vio cómo a último minuto se esfumó su oportunidad de ascenso, y Colombia, que amaneció esta semana en las primeras planas de la prensa deportiva mundial con todo tipo de calificativos por el particular episodio.