Así se verifican los protocolos de bioseguridad de los establecimientos

Publicado por: nicolas.cruz el Mié, 26/05/2021 - 16:33
Share
La reapertura y reactivación económica en el país depende del cumplimiento de los protocolos de bioseguridad en cada espacio.
Certificación protocolos de bioseguridad

Desde que inició la pandemia del Covid-19, los diferentes entes de control han establecido unos parámetros de bioseguridad con el fin de mitigar el impacto del contagio. Sin embargo, varias de las medidas se han ido transformando, luego del inicio de la reactivación económica en el país.

En el proceso de reapertura gradual, el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad en restaurantes, hoteles, empresas y demás establecimientos ha sido efectivo. No obstante, las personas que visitan estos espacios no tienen una forma de verificar que este cumpla las normas establecidas.

Para contrarrestar esta desinformación, la multinacional SGS Colombia ofrece un servicio de verificación de limpieza y desinfección para pequeñas, medianas y grandes empresas, que contribuye a la reactivación económica y garantiza al visitante del establecimiento, el cumplimiento estricto de todas los protocolos de bioseguridad y el uso correcto de productos de aseo en las instalaciones.

Javier Alarcón, coordinador de proyectos en el área EHS de SGS, conversó con Kienyke.com sobre la importancia de que las empresas acudan al servicio de verificación de limpieza y desinfección.

Es un servicio muy importante para la reapertura económica de las empresas, porque busca verificar y generar confianza a los trabajadores y visitantes. Además, se asegura que en las instalaciones, los protocolos de limpieza y desinfección estén siendo efectivos, lo que garantiza que no haya presencia del virus en las superficies de las instalaciones” explicó Javier Alarcón.

Las cuatro etapas del servicio

El proceso de verificación que realiza SGS Colombia consta de cuatro etapas que tienen como finalidad certificar que el espacio cumple con todas las normas estipuladas por la Organización Mundial de la Salud, la resolución 666 de 2020 y la resolución 223 del 25 feb de 2021, expedida por el Ministerio de Salud.

Igualmente, SGS tiene la capacidad de adaptarse a una normativa específica para un gremio. Es decir, si su empresa es de construcción y existe una medida delimitada para este sector, la multinacional adecúa su servicio para cumplir dichos estándares.

La primera etapa es denominada Identificación de protocolos. La empresa solicitante del servicio debe entregar a SGS los protocolos que tienen establecidos para verificar que  cumplen con las medidas asignadas. Si la compañía no tiene un plan de bioseguridad implementado, SGS ofrece el servicio adicional de crear el mismo.

El segundo paso es la Verificación In Situ. Allí, los auditores de la multinacional realizan una verificación documental y de procedimientos que se establecieron anteriormente. Una vez revisado, por medio de entrevistas y verificaciones in situ, se procede a hacer unas pruebas en campo, plus característico de SGS.

Hay servicios que pueden ser similares a nosotros pero no tienen una verificación in situ. Nosotros hacemos unas pruebas con luz fluorescente donde hacemos un marcado con el fin de determinar si los procesos de limpieza y desinfección están siendo efectivos. Luego procedemos a realizar unas pruebas ATP, estas pruebas se hacen con un luminómetro, el cual nos asegura una eficacia en los resultados” aseveró el coordinador de proyectos del área EHS.

En la tercera fase, el auditor asignado desarrolla un informe según los resultados de las dos etapas anteriores. Por último, una vez cumplido todo el procedimiento SGS hará entrega de un sello de forma digital.

Este sello garantiza que dentro de las instalaciones de la compañía se cumplen unos protocolos de bioseguridad y un correcto uso de los productos químicos de limpieza. Además, el sello contiene código QR con el fin de que las personas que ingresen al espacio puedan tener acceso a la información del proceso y verificar su vigencia.

Finalmente, Javier Alarcón se refirió al tiempo estimado del servicio y el seguimiento posterior del cumplimiento de las normas. El servicio inicial está enmarcado en unos 4-5 días dependiendo del tamaño de la empresa. Hacemos una auditoria inicial y periódicamente realizamos unas pruebas aleatorias en los puntos críticos cada dos, tres o seis meses, con el fin de mantener el sello y verificar que se continúen desarrollando los protocolos que se indicaron inicialmente”.

Para más información ingrese a la página www.sgs.co o comuníquese al número de WhatsApp 310 877 8319.