La pelota quieta: dolor de cabeza para unos, solución para otros

Publicado por: german.alarcon el Mié, 25/03/2020 - 15:52
Share
Estos son los equipos del fútbol colombiano que mejor han aprovechado la bendita pelota quieta, en las primeras ocho fechas de la Liga Betplay.
La pelota quieta

La pelota quieta es una de las fórmulas más emocionantes que tiene el fútbol, por las sensaciones que genera en los espectadores. 

Ese mismo recurso hace sentir como si el tiempo y el espacio se detuvieran por algunos segundos bajo la expectativa de los seguidores. Es un fundamento básico que permite convertir una anotación o defender un marcador. 

 

 

Es una acción básica que saca a la luz la inteligencia del director técnico y sus pupilos. 

Esa forma particular de anotar un gol, ya sea desde el punto penal, de tiro libre, tiro de esquina o saque de banda es uno de los recursos favoritos por el futbolista profesional. Y en Colombia no es la excepción. 

A propósito de la suspensión de la Liga Betplay, la Dimayor compartió algunos datos sobre esta alternativa que han utilizado los equipos en las primeras ocho fechas del torneo local. 

Patriotas Boyacá es el único equipo que ha convertido el 100 % de los goles desde el punto penal con un total de tres anotaciones en tres oportunidades diferentes. 

Envigado también es protagonista en la pelota quieta al ser el único club en registrar dos tantos de tiro libre. Ninguno otro lo ha hecho. Además, es el equipo con más goles en esta modalidad con un total de siete tantos. 

Por otro lado, hay tres equipos que registran el mayor número de penales en contra, cada uno con tres. Estos son: América de Cali, Atlético Bucaramanga y Boyacá Chicó.

 

 

Por último, Alianza Petrolera es el conjunto que más ventajas ha dado desde el punto penal. Tantos sus defensa como su arquero han cometido errores en el área chica, perjudiciales para su club.

Sin embargo, de los cuatro penales que han concedido, los equipos favorecidos solo han podido anotarle en dos oportunidades, gracias a la labor del guatemalteco Ricardo Jerez.