14 mil mujeres en Colombia tienen en sus senos una peligrosa prótesis. ¿Qué deben hacer?

14 mil mujeres en Colombia tienen en sus senos una peligrosa prótesis. ¿Qué deben hacer?

5 de enero del 2012

–  En las últimas horas el Ministerio de Protección Social anunció que toda colombiana que se vea afectada por los implantes tiene el derecho a que su EPS la atienda para que sean extraídas. Sin embargo existen los siguientes pasos: A. Las mujeres deben ser evaluadas por un médico especialista quien dará el aval que demuestra que está en riesgo. B. Los médicos cirujanos sólo están preparados para extraerlas. C. El estado no respaldará el pago de unas nuevas prótesis.

–  La compañía Poly Implant Prothèse (PIP) es francesa, fue creada en 1991 y se convirtió en la tercera empresa más importante del mundo dentro de la esfera estética.

–  Las prótesis fueron denunciadas por encontrar que estaban hechas, entre otras sustancias, de silicona industrial, aditivo para carburantes y dos componentes para hacer llantas.

Las prótesis PIP están hechas con materiales nocivos, como silicona industrial, aditivo para carburantes y dos componentes para hacer llantas.

–  Además del problema de los materiales que se utilizaron para hacerlas, científicos descubrieron que los implantes PIP tienen un índice de ruptura mucho más alto que los otros implantes éticos que hay en el mercado. La probabilidad de que se rompa en menos de tres años es del 7%.

–  Varios especialistas coinciden en que el peligro del rompimiento de estas prótesis está dado por lo difícil que resulta limpiar de los tejidos las sustancias de su contenido. Pero alertan sobremanera los efectos secundarios que pueda tener sobre el sistema linfático. El cáncer es uno de éstos.

–  No se nota si las PIP se rompen. Los efectos inmediatos son ardor, dolor y endurecimiento de los senos. Si el sistema linfático absorbe la silicona, se podían inflamar los ganglios.

El riesgo de una complicación de los implantes incluye graves enfermedades como el cáncer linfático.

–  Alrededor de quinientas mil (500.000) mujeres en el mundo podrían tener las prótesis. Según el INVIMA, 25.000 entraron a Colombia, y 14.000 de ellas han sido utilizadas. Paradójicamente en Estados Unidos, un país con la más alta demanda de este tipo de elementos estéticos, no existe registro porque en el año 1992 la FDA, agencia que regula los medicamentos y productos sanitarios prohibió la veta y la utilización de las prótesis PIP, aunque la compañía exportó implantes con base salina que también fueron retirados en 2006 por algunos elementos irregulares que se encontraron en su contenido.

–  La pregunta que queda en el aire es: ¿Quién responde por la reconstrucción de unos senos que se quedas sin prótesis y su fisonomía ya ha cambiado?