Ataque de Isis a un campo de refugiados en Siria

17 de mayo del 2017

A 10 ascendió la cifra de muertos que dejó ataque del Estado Islámico en campo de refugiados de Rukban, en Siria. Situación humanitaria es grave.

Siria

Foto: Shutterstock

Fueron 10 los muertos que dejó el último ataque del Estado Islámico en Siria. Esta vez el objetivo fue un campo de refugiados en Rukban, una localidad en la frontera con Jordania. Los ataques se dieron con dos carros bomba. Uno explotó cerca del mercado del campamento, mientras que la segunda se registró cerca de un restaurante, según informó el Observatorio Sirio de derechos humanos.

En el Campo de Roukban sobreviven cerca de 75 mil refugiados entre desplazados, tanto miembros de la resistencia que combaten a las tropas de Al-ásad y a los terroristas del EI.

“La situación en la ‘berma’ ofrece una dura imagen de las consecuencias del lamentable fracaso del mundo a la hora de compartir la responsabilidad de la crisis global de refugiados. El efecto multiplicador de este fracaso ha sido que muchos vecinos de Siria cierren sus fronteras a las personas refugiadas”, explicó Tirana Hassan, directora del programa de refugiados de Amnistía internacional para Siria.

La frontera entre Siria y Jordania es, de acuerdo a Amnistía Internacional, tierra de nadie. Miles de personas llegan allí, huyendo de la crueldad de la guerra. Se enfrentan, después a situaciones tanto o más terribles.

La berma, como se conoce el lugar “es un cuadro desesperado para las personas atrapadas en la berma, la comida se está agotando y la enfermedad es abundante.En algunos casos, las personas están sufriendo o incluso muriendo de enfermedades prevenibles, simplemente porque no se les permite entrar en Jordania y las autoridades han bloqueado el acceso a la ayuda, el tratamiento médico y una respuesta humanitaria significativa”, dijo Amnistía internacional en un comunicado.

La organización hace un llamado a los líderes del mundo para que avancen más allá de la retórica, “y tomen compromisos concretos para acoger a su justa proporción de refugiados, aliviando la presión sobre los países que albergan a un gran número de refugiados. La organización también está pidiendo a Jordania que conceda la entrada inmediata a los refugiados en la berma”.

La asistencia humanitaria en el lugar, que había estado limitada, cesó completamente cuando las autoridades de Jordania sellaron la frontera luego de un ataque que costó la vida de 7 guardias fronterizos, el pasado 21 de junio.

“La situación humanitaria es muy mala, la situación de los niños en particular es muy mala. Tenemos agua potable pero casi nada de comida o leche … es horrible. “Muchas personas han muerto … Distribuyeron sólo arroz y lentejas y un kilo de dátiles secos, pero eso fue todo por un mes, no nos dieron nada más que eso. El estado de ánimo entre la gente en Rukban es bajo cero”, dijo Abu Mohamed, uno de los habitantes del campo. Lleva 5 meses allá.

Amnistía internacional insiste que “La falta de acceso a la atención médica adecuada y las condiciones nefastas es una combinación mortal. La mala higiene, las condiciones sanitarias y el acceso limitado al agua potable han provocado un brote de hepatitis, que se cree es la principal causa de muertes infantiles en Rukban”.

Hay enfermedades, insalubridad y muchas enfermedades: infecciones respiratorias, deshidratación, leishmaniosis y diarrea. Y la densidad de población sigue aumentando exponencialmente.

De acurdo con Mohammed al-Momani, ministro jordano para los medios de comunicación,  la zona de Rukban se está “convirtiendo en un enclave Daesh”. El ataque que se hubo este lunes 15 de mayo es una prueba de ello.

La ONU ha estado negociando planes con las autoridades jordanas para poder trasladar la zona de acopio de ayuda humanitaria lejos de la frontera “creando una zona de amortiguación para permitir que las operaciones humanitarias reanuden”.

De acuerdo con Tirana Hassan, “Si la ayuda se distribuye en la orilla de la berma o 2 km de distancia no cambia el hecho de que hay decenas de miles de personas que buscan protección internacional a las puertas de Jordania, ni absuelve la obligación de las autoridades de ofrecer un refugio a los que huyen del conflicto y Persecución”.

“Impedir directa o indirectamente a los refugiados de regresar a Siria, denegando el acceso e imponiéndoles condiciones de vida intolerables es una flagrante violación de las obligaciones internacionales de Jordania. Las autoridades deben permitir un acceso humanitario sin trabas a los refugiados atrapados. Cualquier intento de coerción o pedir que se muevan debe ser rechazado”, dijo.

Foto: Youtube

Foto: Youtube

La inestabilidad en la zona de Oriente medio sigue. A diario se viven ataques terroristas que han dejado cientos de muertos. El último se registró en Jalalabad, localidad Afgana, contra la cadena de radiotelevisión pública. 6 personas resultaron muertas y más de 17 heridas. El estado Islámico fue el responsable.

La situación hace que el desplazamiento de grandes cantidades de gentes sea inevitable. “Sin compromisos reales para impulsar el reasentamiento seguido de una acción concreta, las cumbres de refugiados de la próxima semana servirán de poco más que un gesto simbólico. No proporcionar una solución a largo plazo a los refugiados varados en la berma apuntará no sólo al fracaso del mundo allí, sino al fracaso de los refugiados en todo el mundo”, explicó Hassan.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO