Deporte y política: relación problemática

25 de abril del 2017

Varios atletas han alzado sus voces para protestar contra la dirigencia del deporte en Colombia. ¿Serán justificados esos reclamos?

deporte

La política es una de esas cosas que está en todas partes; que llena casi que cada uno de los aspectos de la vida cotidiana de las personas. “Todo es político”, se arriesgan a afirmar algunos avezados teóricos de las ciencias sociales. Así, el deporte, quizás una de las actividades humanas más populares, no podría estar afuera de ese “todo”.

En Colombia recientemente se ha vivido una polémica por las declaraciones de Nairo Quintana contra la Federación Colombiana de Ciclismo. “¿Qué balance hacen ustedes del ciclismo colombiano?…seguimos con la misma dirigencia; una dirigencia que por años no ha presentado balances económicos y seguimos igual. Una dirigencia que no manda a todos sus deportistas cuando tienen todos los cupos a los mundiales… una dirigencia que no acompaña a las ligas al desarrollo de las carreras, que no les brinda un apoyo, Es lo que hay.

Sería bueno cambiar. Lamentablemente intentamos con empresarios que deseaban invertir. No se pudo”, dijo el pedalista.

Desde distintos puntos han llegado muchas respuestas, unas de apoyo, otras en contra. Las que más ha sonado es la de Mariana Pajón, doble medallista olímpica, quien dijo que “hay muchas cosas por mejorar, (Nairo) tiene razón en otras pero habló sin argumentos, sin información, porque la Federación somos todos, incluidos los deportistas. Cuando un deportista se mete en la política las cosas no van bien”.

Cuando se mezclan el deporte y la política

No es la primera vez que un ciclista reconocido “la emprende” contra la Federación. En julio del año pasado, luego de una felicitación por parte del Presidente Juan Manuel Santos en Twitter, Winner Anacona, miembro también del Movistar Team, dijo que “nos hemos hechos solos en este bonito y duro deporte con la ayuda de pocos”.

Foto: Instagram

Foto: Instagram

“Cuando nosotros los llevamos a eventos internacionales, Coldeportes la Federación y el Comité Olímpico, es donde los conocen y los contratan empresas privadas, me refería a eso en el caso de Anacona, respeto mucho su comentario, pero es personal y lo que me da tristeza que un deportista se olvide de lo que fue su niñez, su juventud, y cómo hizo para llegar allá”, respondió entonces Clara Luz Roldán, directora de Coldeportes.

En 2016 Esteban Chaves, luego de ganar la etapa 14 del Giro de Italia, lanzó una crítica al alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa. Dijo el deportista: “Un saludo muy grande para el alcalde de Bogotá que lastimosamente la Vuelta a Colombia no la dejó llegar este año a Bogotá. Lastimosamente la ciudad no tiene un equipo de ciclismo. Entonces un saludo para el Alcalde”.

El argumento que usó el Distrito para que la vuelta no pasara por Bogotá era que costaba mucho. Orlando Molano, director del Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD), dijo que “tuve tres reuniones con la Federación Colombiana de Ciclismo y ellos en el presupuesto que nos pasaron, nos cobraban 1500 millones de pesos para que la vuelta terminará en Bogotá. Después nos bajaron el valor a $700 millones y les respondí que eso me costaba una cancha sintética y no nos alcanzan los recursos”.

Hay otros deportistas que desde su posición se han quejado sobre la dirigencia de algunas federaciones. Antes de las olimpiadas de 2016, se realizó una votación online para elegir al abanderado. Entonces Caterine Ibargüen  dijo que “por motivo del monopolio, la política, e injusticias que siempre vivimos, hoy no seré escogida como tal, por motivo de que Directv es uno de mis patrocinadores y los intereses de nuestro Comité Olímpico Colombiano son otros. El compromiso es con mi país. No con esta minoría. Mis colores los representaré con mucho orgullo como siempre lo hago. Con las injusticias no se construye paz”.

Alt Caterine Ibarguen robo

En aquella ocasión, el Comité Olímpico se pronunció diciendo que “1) El Abanderado a Río 2016 será el atleta que haya obtenido el mayor número de votos, en el concurso adelantado por la firma Claro, abierto a los colombianos. 2) El ganador de la consulta se conocerá el próximo miércoles, durante la Presentación del equipo colombiano a Río 2016, en ceremonia que se realizará en la sede del COC, a partir de las 3:00 PM. 3) Cualquier duda que surja sobre el resultado del concurso será respondida oportunamente y con la información de soporte que fuere necesaria”.

Detrás del malestar de los deportistas hay muchas razones. Puede que sea necesario, y a eso apuntan las declaraciones, a que se haga una mayor inversión en el deporte.

Además puede que haga falta, también, que los organismos de control pongan la lupa sobre las distintas federaciones y el uso de sus recursos y la posible corrupción.

Héctor Abad Faciolince escribió que “Gustavo Duncan, profesor de la Universidad Eafit, ha denunciado esto varias veces. Antes aprendíamos geografía y pasión ciclística con nuestra Vuelta; ahora ni sabemos en qué fechas la hacen, porque hasta el mes está mal escogido. Países sin tradición ciclística importante son capaces de hacer clásicas válidas para la clasificación mundial, en fechas frías para Europa, pero aquí quienes intentan hacerlas, de la Federación no reciben apoyo, sino trabas y palos en las ruedas, vetos o, lo peor, insinuaciones para aprobarlas: “¿Y ahí nosotros cómo vamos?”. El eufemismo perfecto de la corrupción”.

Finalmente, de acuerdo a un artículo de El Espectador “si bien nuestros atletas no están completamente solos, y ya por lo menos hay esfuerzos visibles para colaborarles a los mejores talentos, el camino que queda por recorrer es largo y está sujeto a la voluntad de los políticos, que muchas veces actúan más por vanidad que para crear verdaderos planes de largo aliento. Qué lindo sería que se aprovechase el posconflicto para que el deporte sea, ahora sí, una opción de vida viable. Entonces, tal vez, la presencia de los políticos en los eventos no incomodaría tanto”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO