¿Dónde están los habitantes del Bronx?

Foto: Leonel Cordero/KienyKe.com

¿Dónde están los habitantes del Bronx?

22 de Mayo del 2017

El 28 de mayo del 2016 uniformados del Escuadrón Móvil Anti Disturbios (ESMAD) realizaron lo impensado: un operativo sorpresa a la ‘olla’ más grande del país, El Bronx, en el centro de Bogotá. Con la sincronización de un reloj se desmantelo uno de los epicentros de delincuencia que por años atemorizó a los capitalinos.

Pero lo que al principio parecía la solución a un gran problema, se convirtió en la propagación de un mal a diferentes sectores de la ciudad. Los habitantes de calle rápidamente iniciaron una travesía a diferentes expendios de droga. Esto llevó al inconformismo por parte de los habitantes de las localidades de Chapinero, Mártires, Candelaria, entre otras, que vieron un aumento en la presencia de estas personas.

Un año después de esta intervención, la pregunta que todos se hacen es ¿dónde están los habitantes de la calle que fueron expulsados del Bronx?

Tras el operativo, varios habitantes de calle, consumidores y expendedores de droga se dirigieron a las ollas cercanas a la zona de la ‘L’. Para atender este nuevo problema, las autoridades realizaron nuevos operativos en ‘Cinco Huecos’ los días 22 y 23 de junio y el 2 y 5 de julio, San Bernardo del 22 al 25 de junio y los días 8, 29 y 30 de julio, La Estanzuela 18, 25 y 29 de julio y 2 de agosto, Canal de Los Comuneros en la Cra. 30 con Calle 6 los días 15, 18 y 30 de agosto.

De estas intervenciones la Secretaría de Integración Social  atendió a 2.835  personas, de las cuales 2.053 aseguraron provenir del Bronx. De estos, 550 han recibido proceso de rehabilitación y están en la fases finales de recuperación en los más de 12 centros de atención exclusiva para habitantes de calle.

Los demás continuaron en las calles, ya que la atención dada por el Distrito debe ser aceptada voluntariamente por las personas en condición de calle, dado el impedimento jurídico que impuso la sentencia T-043 de 2015 de la Corte Constitucional, que prohíbe obligarlos a rehabilitarse.

Un dato para entender un poco la dificultad que significa el carácter voluntario del proceso de rehabilitación es que 12.267 personas únicas fueron atendidas de enero a diciembre de 2016 por la SDIS, de las cuales hoy solo hay 550 en rehabilitación. Si bien estas cifra puede variar por la velocidad en que algunos asimilan el tratamiento y la constante entrada y salida voluntaria de habitantes de calle, si se evidencia que existen miles que no son reintegrados a la vida formal.

Esto implica un nuevo tránsito en dirección a otras ollas. A pesar de las intervenciones a lo largo del 2016, en Bogotá existen otros centros de tráfico de drogas. Tal vez los más importantes son ‘El Cartuchito’, en el barrio El Amparo, detrás de Corabastos; en el barrio San Cristobal, al norte; en Diana Turbay, al sur; El Rincón, en Suba; y La Carrilera, en el sector de Paloquemao.

Cómo atender a los habitantes del Bronx

Una de las principales críticas que recibieron las intervenciones de la fuerza pública a ollas como El Bronx es que se despejaba la zona, pero el habitante de calle continuaba delinquiendo y consumiendo. Para lograr solucionar el problema es necesario reintegrarlos a la sociedad con educación y empleo formal, algo en lo que varios sectores creen que no se está trabajando.

Sin embargo, según la SDIS a lo largo del 2017 se viene desarrollando un plan de inclusión económica para la creación de alianzas estratégicas con los sectores público y privado que permitan abrir oportunidades de generación de ingresos, tendiente a la formalización laboral de la población.

En el sector público ya hay alianzas con entidades del Distrito y el SENA para la generación de empleo, mientras que con el sector privado ya hay acercamientos con la Cámara de Comercio, FENALCO, multinacionales y empresas temporales de empleo.

Pero el problema no es solo darles un empleo. Actualmente no se tiene conocimiento de cuántas personas hoy viven en las calles de Bogotá. por eso se espera que se lleve a cabo el VII Censo de Habitantes de Calle de Bogotá, que fue ordenado por la Ley 1641 de 2013

Este censo contará con una inversión de $2.000 mil millones de pesos. Para ello se viene adelantando un trabajo de levantamiento de información, documentación y encuestas con el DANE, única entidad autorizada para realizar censo.

También se logró que el Concejo de Bogotá incrementara los recursos para la atención de personas habitantes de calle lo que permitió pasar de un presupuesto de $43.747 millones de pesos en el 2015 a $70.700 millones en el 2017. Con este dinero se espera la creación de nuevos puntos de atención con profesionales capacitados.