El físico colombiano que buscará descifrar al nuevo coronavirus

Publicado por: richard.ladino el Sáb, 04/04/2020 - 13:33
Share
Creado Por
Richard Stevens Ladino
Kienyke.com entrevistó a Juan Roberto Perilla, un docente de la Universidad de Delaware que tendrá 200.000 dólares para estudiar al Covid-19.
colombiano coronavirus

El nuevo coronavirus es sin exagerar la enfermedad que ha golpeado con más fuerza al mundo en los últimos 100 años. Según el último informe de la Universidad Johnks Hopkins para la tarde de este 4 de marzo 1.187.798 personas están contagiadas, 64.084 han fallecido y 245.949 han logrado superar a la pandemia que tiene en vilo a los países de todos los continentes.

En este momento Estados Unidos es el nuevo foco del Covid-19 ya que solo en ese país hay 301.902 ciudadanos infectados y en un día lograron registrar la muerte de 1.480 personas.

La situación es compleja y el reto es mundial. Cada ayuda, estudio e inversión valen y más si va dirigido a la comunidad científica que trabaja día y noche desde cada área para entender este patógeno que fue descubierto apenas en diciembre de 2019 en la ciudad china de Wuhan.

Un físico colombiano, radicado en Estados Unidos, hace parte de ese grupo de expertos que busca entender por completo al SARS-CoV-2 como científicamente se llama este nuevo coronavirus.

Kienyke.com logró contactar y dialogar con Juan Roberto Perilla, un docente de la Universidad de Delaware y egresado de la Universidad Nacional de Colombia, a quien el programa de Investigación de Respuesta Rápida (Rapid) de la NSF le entregó una beca de 200.000 dólares con el fin de que estudie y dé con información importante sobre el Covid-19.

Vivir en el nuevo foco del coronavirus

Este colombiano llegó a Estados Unidos en el 2005, es físico de formación con especialidades en la biofísica molecular orientada hacia el estudio de patógenos y profesor de la Universidad de Delaware en el departamento de Química y Bioquímica. También dirige un laboratorio de biofísica computacional.

Desde que se conoció sobre el Covid-19 en Wuhan, China, Juan Roberto empezó a interesarse y junto a su equipo logró un entendimiento básico de las propiedades físicas de la membrana del virus.

Vive muy cerca de Nueva York que con 11.370 infectados es hasta el momento la ciudad más afectada por el coronavirus en el país norteamericano. 

“El panorama está bastante apagado. Las calles están desocupadas y el comercio está paralizado”, le dijo a este medio el físico.

Cuenta que reciben con mucha tristeza saber que hay gente en el país que está sufriendo y muriendo por culpa de ese virus. “A los científicos esto obviamente nos motiva a desarrollar nuestros programas de investigación, de reorientar lo social hacia el virus, entender un poco cómo funcionan estos tipos de patógenos”, explicó Perilla.

Declaró que hay un llamado de los sectores del Gobierno del país hacia la calma y a mantener la prudencia en términos de contacto con otras personas y también evitar exponerse al virus innecesariamente.

En busca de las debilidades del coronavirus

Juan Roberto logró financiar su línea de investigación con una beca de 200.000 dólares y con los que buscará tratar de entender los principios físicos de sistemas virales, sistemas patógenos, como lo que tiene el coronavirus.

“Es recurso que solicitamos es para entender los mecanismos moleculares de infección del Covid-19. Tratar de entender a un nivel molecular cómo el virus infecta una célula”, le comentó a este medio el físico.

Asimismo, relata que tienen experiencia estudiando virus como la hepatitis C. “También tenemos experiencia en algunas patógenos bacterianos como la clamidia. Entonces queremos utilizar todo nuestro arsenal de conocimiento y todas nuestras herramientas para entender este nuevo patógeno”, indicó.

Eso sí, aclaró que no están en ningún momento tratando de hacer medicina, eso le compete a otra área, sin embargo, lo que resulte de su investigación sí puede ayudar a encontrar un fármaco que ataque al coronavirus.

“Los resultados de nuestras investigaciones resultan en lo que llamamos como ‘objetivos para el desarrollo de fármacos’. Nosotros en nuestro laboratorio no desarrollamos fármacos, pero con los resultados, con lo que nosotros producimos, se permite el desarrollo de medicinas que combatan al virus”, expuso Juan Roberto.

Frente al tiempo, dice que como científicos lo que prima es ser rigurosos y hacer el trabajo con mucho cuidado.

Otros grupos de la comunidad, parte de la comunidad, pueden utilizarlos para desarrollar fármacos en un futuro. El tiempo de desarrollo de nuestro trabajo es inherentemente tomó mucho tiempo, porque hay que hacerlo con mucho cuidado, con mucho rigor. “No podemos caer en especulaciones y terminar haciendo pseudociencia”, comentó.

La supercomputadora y el coronavirus

Sin duda en todos los países del mundo los científicos están utilizando sus mejores herramientas y conocimientos para dar con algún dato o respuesta ante este nuevo coronavirus.

Juan Roberto dice que para su investigación que busca encontrar esas piedras angulares del virus a través de la física y la química, utilizarán una supercomputadora.

“Para este proyecto en específico utilizaremos un computador de la Fundación Nacional de Ciencia en Texas y que se llama Frontera”, aseguró el colombiano.

Narra que se trata del supercomputador más poderoso en un campus universitario y es el quinto supercomputador más poderoso del planeta.

“Nosotros utilizamos todas estas herramientas e instrumentación de las herramientas, siendo la física, la química, la instrumentación y los súper computadores para tratar de entender esas interacciones moleculares y atómicas que hacen que un virus sea un virus”, explicó Juan Roberto.

¿Estamos cerca de tener una vacuna?

Si bien el campo de Juan Roberto es el de la física y el de tratar de comprender la estructura del Covid-19, dice que tiene colegas que trabajan en encontrar una vacuna.

“Los tiempos de desarrollo de vacunas son variables, es difícil saber que algo va a estar en el mercado en términos de desarrollo terapéuticos. Yo creo que las medidas de salud pública van a tener un impacto más alto que cualquier droga que nosotros alcancemos a desarrollar en los próximos años”, comentó el físico.

Igualmente dijo que en un futuro espera que haya un entendimiento más claro de cómo funcionan este tipo de virus y así estar preparados como humanidad para una futura epidemia a la que podamos responder más rápido y desarrollar una medicina en menor tiempo.