Las costeñas de Jerónimo

Las costeñas de Jerónimo

22 de marzo del 2011

Durante los ocho años del gobierno de su papá, Jerónimo, el hijo menor del presidente Uribe, siempre estuvo acompañado de Paola Elías Nader, una cordobesa cosmetóloga, un poco mayor que él con la que sostuvo un largo romance. Hace poco más de un año se le ve siempre con Shadia Farah Abuchaibe, otra costeña, barranquillera que acaba de graduarse de comunicación social en la Pontificia Universidad Javeriana.

Tomás y Jerónimo han pasado casi todas las vacaciones de su vida en El Ubérrimo, la finca ganadera en Córdoba vecina del aeropuerto Los Garzones. El ex presidente lleva más de treinta años moviéndose entre Montería, Medellín y Bogotá por la actividad política. Por eso, muchos amigos ganaderos y copartidarios del Partido Liberal son de ese departamento, como los López Gómez ‒a Jesús María le compró El Ubérrimo‒, los hermanos Guerra de la Espriella, los Jattin, los Nader. Sus hijos, por tanto, han estado vinculados a esos círculos sociales.

Hace más de un año Jerónimo sale con la barranquillera Shadia Farah.

Paola Elías es la menor de las cinco hijas de José Ramón Elías Nader, el “Joche”, uno de los caciques liberales de Córdoba, quien fue  gobernador de Córdoba y luego senador de la República, donde estuvo hasta 1994, cuando tuvo que abandonar su curul por haber sido involucrado en el Proceso 8000. Como casi toda la clase política cordobesa, es de origen sirio libanés.

Paola Elías acompañó a Jerónimo, así como la momposina Isabel Sofía Cabrales a Tomás a la posesión de la segunda presidencia de Álvaro Uribe, en 2006. Las dos parejas también tuvieron en común que sus novias siempre llevaban en brazos perros de pug.

En esos años sólo hubo una ruptura seria. Se dio por los múltiples compromisos laborales de Jerónimo. Sin embargo, para el matrimonio de Tomás e Isabel Sofía, en 2008, retomaron el noviazgo.

En el matrimonio de su hija Carolina, el ex senador José Ramón Elías con sus hijas Claudia, Paola, Carolina, Luzmila y Ana Karina.

El interés de Paola por la política no se truncó con la ruptura de su noviazgo con Jerónimo. Mientras él acompaña a su papá a los talleres democráticos, ella ha seguido vinculada al Partido de la U. Su primo Miguel “Ñoño” Elías fue elegido senador por esa colectividad y se casó a finales de diciembre en Sahagún, Córdoba, en una ceremonia religiosa a la que asistió el presidente Santos. Diomedes Díaz fue el show central de la noche. Allí estuvo Paola con amigos que conserva de la U, como el venezolano J. J. Rendón.

Paola quedó huérfana de mamá cuando era una niña. Su mamá, quien era prima lejana de su papá ‒compartían el apellido Nader‒, murió de cáncer a comienzos de los años ochenta. Un drama que los unió en lo familiar y los hizo más creyentes. Asiste a grupos de oración en los que ha participado la actriz Ana María Trujillo, su amiga, quien reconoce que ese apoyo le ayudó a superar el duelo de su divorcio. Pero no todo es oración. A Paola, como buena costeña, también le gusta la rumba. Se gozó el pasado Carnaval de Barranquilla en la carroza de Club Colombia, que desfiló por la Vía 40 rodeada de gente de la farándula, como las actrices Carolina Acevedo, Lorna Paz y Taliana Vargas.

En el pasado Carnaval de Barranquilla, Paola Elias se gozó la Batalla de Flores en la carroza de Club Colombia.

En ese mismo desfile, pero en la comitiva de la Reina del Carnaval, estaba Jerónimo con su nueva novia: Shadia Farah Abuchaibe, quien como Paola es costeña y de origen turco. Por el lado de su mamá,  Helen Lupe Abuchaibe, también hay cercanía con la clase política por la rama Abuchaibe. Su papá, Freddy Farah Saad, es un reconocido médico pediatra. Shadia es la única mujer entre dos hermanos, Nicolás y Freddy Iván.

En el pasado Carnaval de Barranquilla, Shadia formó parte de la comitiva de la Reina en el desfile de la Batalla de Flores. Jerónimo la acompañó con antifaz y un sombrero colorido. Ella se graduó del Marymount de Barranquilla y ha estudiado comunicación social en la Pontificia Universidad Javeriana. En la empresa minera venezolana-canadiense Pacific Rubiales realiza las prácticas universitarias, que comparte con Valeria Santos, sobrina del Presidente.

Jerónimo parece preferir estar acompañado. Se le ve poco en soledad. Entre sus bares preferidos están Bardot o Andrés D. C., donde rumbean con el grupo de amigos costeños y los DJ del colectivo Coast Connection. Las vacaciones en el Ubérrimo y el contacto con los círculos sociales de la Costa Atlántica han determinado las preferencias afectivas de los hermanos Tomás y Jerónimo.

Paola Elias con Ciro, el pug que compró cuando era novia de Jerónimo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO