Santos: ¿campaña en interiores?

Santos: ¿campaña en interiores?

29 de Abril del 2013

¿Acertada o mal concebida? La fotografía tomada el sábado al presidente Juan Manuel Santos en una de las viviendas gratis que su gobierno entregará en el sur de Valledupar ha despertado toda clase de comentarios, buenos y lapidarios, sobre el propósito que perseguía la imagen.

Según el gobernante, fue iniciativa suya la de pasar una noche en una de las 100 mil casas que, junto con su ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras, pretende repartir por todo el país. Santos durmió en uno de los apartamentos de la urbanización Nando Marín de Valledupar. En el lugar garantizó la comodidad de la construcción aunque hizo recomendaciones para algunos de los acabados.

Para atestiguar su anécdota, la Presidencia de la República publicó una fotografía del mandatario en una de las habitaciones recién construidas, sentado sobre un mueble verde, usando ropa interior y sosteniendo un ejemplar el periódico El Pilón.

Está claro que la propuesta pretendía vender a Santos ante la opinión pública como el hombre que, como los futuros beneficiarios de las casas, pasó un buen rato en el edificio y comprobó su garantía. Sin embargo esta estrategia fue utilizada cuando la imagen favorable del Jefe de Estado no está en su mejor momento, se rumora con fuerza su interés en ser candidato a la reelección y que Germán Vargas Lleras también suena como posible aspirante político

KienyKe consultó a cuatro estrategas en campañas políticas, imagen y comunicaciones para conocer su opinión sobre el resultado que esta nueva campaña pueda tener a favor o en contra del gobernante.

Mario Morales, Kienyke

“Es demagogia visual”: Mario Morales. Periodista, especialista en medios y opinión pública. Docente universitario.

“Si proponemos una mirada imparcial, lo que se ve es que el presidente Santos está en campaña, pero no sabemos para qué. Puede ser campaña para reelección, campaña para mejorar en encuestas o campaña a favor de su sucesor Germán Vargas Lleras. La foto quiere utilizar una estrategia reiteradísima de buscar cercanía con la gente, porque en las encuestas se le percibe como distante y ausente. Pero esta (foto) es inoportuna, no por la imagen misma, sino por el momento, porque todos entienden  que mientras esté en campaña resulta improcedente e inaceptable”.

En palabras de Morales, la estrategia “no es válida”. “La foto genera el efecto contrario porque ha sido desnudada la intención de Santos de reelegirse y mejorar en las encuestas, y justo en ese momento hace este tipo de poses. Es pura iconología”, y agregó que la opinión reclama al Presidente cercanía pero “no en fotografías, sino en hechos, resultados”

En ese sentido, el analista consideró que “la gente no está esperando ver una foto que muestre que Santos vive como ellos, sino que esperan que él se acuerde de ellos, con resultados y metas cumplidas”.

“La palabra que reuniría la foto es demagogia visual, con matiz ‘kitsch’, que genera un efecto contrario. Por más que cambió su equipo de imagen, renovado con (Miguel) Silva, el manejo de su imagen no ha cambiado. Siguen equivocándose como principiantes, como jugando a ensayo-error. Le valdría más ser solemne y serio, que se muestre como el gobernante que tiene el timón del país”.

Daissy Cañón, Kienyke

“Yo jamás hubiera sugerido una foto así”: Daisy Cañón. Periodista, magister en Ciencia Política y secretaria de Prensa del expresidente César Gaviria.

“Pensé que era una foto desatinada y de mal gusto. Me parece que es una foto falsa. No es  espontánea; tendría valor periodístico si fuera espontánea. Ese fue su problema; como es una foto posada, no real, y que busca un efecto de causar impresión favorable, lo que provoca es una reacción desfavorable. (Estéticamente) no tiene referencia, pudo haber sido tomada en cualquier sitio. El Presidente no está en pijama ni vestido, sino en paños menores, como si fuera a entrar a la ducha”.

Con su experiencia como asesora presidencial, Cañón agrega: “Yo jamás le hubiera sugerido al presidente Gaviria tomar una foto así. O si él mismo la hubiera sugerido, yo me opondría rotundamente”.

“Cuando uno decide tomar una foto arriesgada como esta, uno tiene que medir las consecuencias. (Los asesores) Debieron prever que esa no corresponde a la imagen de Juan Manuel Santos, un hombre de extracción de clase alta, pues nadie le cree que está cómodo en una casa de estrato bajo. No digo que no se debe arriesgar, pero lo más importante es medir consecuencias”.

También como periodista política, Cañón recordó una anécdota. “Recuerdo al presidente Belisario (Betancur) que salió manejando un Renault 4 por la séptima. Eso fue divertido porque obedecía a la forma de ser de él. Pero lo de ahora no le resulta creíble a Santos”.

Carlos Duque, Kienyke

“Innecesario llevarlo a esos extremos para popularizarlo.” Carlos Duque. Fotógrafo, diseñador y especialista en imagen

“La fotografía no me gustó. Entiendo que los asesores quieran darle una imagen más cercana a la gente basándose en la escogencia de una vivienda para que pase la noche y la escena en paños menores. Pero no coincide con la investidura de un presidente. Es innecesario llevarlo a esos extremos para tratar de popularizar su imagen”.

Duque analizó la fotografía: “Como proyección de imagen es fatal. Se ve falsa, se ve posada. El primer impacto que uno tiene es que el presidente está sentado en un baño. El escenario no me gusta. Si quiere estar cerca a la gente, es mejor que se vaya donde está la gente. La foto es un conjunto vacío, es muy cruda. Le falta personas en esa casa, una familia”.

Además, el fotógrafo recomendó que para hacer este tipo de retratos se tenga en cuenta el origen y carácter del protagonista. “Él no tiene que hacer esfuerzos para parecer una persona del pueblo. Tiene su origen y carácter; ya tiene una imagen y la debe mantener. Además se le está pidiendo gobernar, no posar”.

Germán Medina Olarte, Kienyke

“Termina perdiendo seriedad y credibilidad”: Germán Medina, publicista, experto en marketing político y director de Germán Medina y Asociados

“Toda la historia está mal construida porque finalmente es el Presidente de la República. Lo ponen en pijama a hacer el ridículo de alguna manera. Además está muy peinadito para parecer como recién despertado. Me parece que si el personaje fuera otro, si su credibilidad hubiera sido de cercanía a la gente, si su estilo no ‘cachaco’ no hubiera sido tan vendido en su campaña e historia como político, habría funcionado”.

En su opinión la estrategia resultó forzada. “Por buscar popularidad, termina perdiéndola. (Sus estrategas) deberían explotar a Santos como persona y sobre su trayectoria de vida. Así termina perdiendo seriedad y credibilidad”.

Medina, como especialista en marketing político, hubiera sugerido fotos espontáneas del presidente, a las afueras de la casa, con los inquilinos. “Exageraron para buscar populismo”, aseguró.

Ricardo Galán, Kienyke

“La foto no cumple con su propósito”: Ricardo Galán. Estratega en comunicaciones y periodista. Director de Comunicaciones de Alvaro Uribe para sus dos campañas. Secretario de prensa del expresidente Uribe durante su primer gobierno.

“Me parece que es una foto que tiene una intencionalidad, que es mostrarlo cercano a la gente, por haberse quedado ahí, y que le interesa la opinión de las regiones por estar leyendo un periódico local. Puede ser una estrategia que aparezca luego de que las encuestas no le favorecieran. Pero la foto no  cumple con su propósito porque se trata del Presidente Santos. No se ajusta a él, no es una persona para que haga este tipo de cosas porque no resulta creíble”.

Galán, también director de Libreta de Apuntes, considera que “donde se están equivocando los estrategas (del presidente) es que no valoran al personaje y su personalidad. El presidente Santos es un buen presidente pero no es cercano a la gente. Eso no lo hace mal gobernante. Pero hacer esto afecta su credibilidad, porque uno ve a Santos jugando golf, que es de sangre azul, pero nunca en plan cercano a la gente. Él es así y eso no implica que sea mal o buen presidente”.