Se firmará la paz con las Farc, no con los capuchos

Publicado por: admin el Mié, 25/05/2016 - 06:08
Share
“Los agentes del ESMAD ya estaban afuera con las tanquetas esperando la salida de nosotros. Los estudiantes corrían por toda la universidad por miedo a ser alcanzados por los gases lacrimógenos. E
Se firmará la paz con las Farc, no con los capuchos
“Los agentes del ESMAD ya estaban afuera con las tanquetas esperando la salida de nosotros. Los estudiantes corrían por toda la universidad por miedo a ser alcanzados por los gases lacrimógenos. El tropel ya estaba armado y nosotros estábamos listos para combatir”, narró a KienyKe.com *Miguel, un excapucho de la Universidad Nacional. Lea también: El periodista que sabe hasta de qué posición en el fútbol juega Iván Márquez La opinión pública habla de los escenarios posibles una vez sea firmado el acuerdo final con las Farc. Se ha puesto en consideración el papel que tendrán en el posconflicto policías, militares y guerrilleros. Pocos se preguntan qué pasará con los capuchos (jovenes, que con pasamontañas cubriendo sus rostros, lideran las protestas en las universidades públicas) cuando se firme el fin de la guerra. "También somos parte de este conflicto". Además: Así viven las Farc sin los bombardeos de la Fuerza Aérea KienyKe.com habló con un exintegrante de un grupo clandestino de la Universidad Nacional. Fue capucho  y tiene argumentos de peso para hablar del  futuro del movimiento clandestino tras la firma de la paz. "El proceso de paz juega con las lógicas de fortificar el Estado colombiano de este momento, más no el Estado colombiano de izquierda, ni de centro" advierte *Miguel. Conte-capucho-C La situación es compleja si se tiene en cuenta que entre los mismos grupos clandestinos, hay diferencias ideológicas. "Hay capuchos que están de acuerdo con las Farc, hay unos que respaldan las ideas del ELN, del M-19, y otros grupos insurgentes colombianos", dice el joven. *Miguel tiene 23 años. Desde que entró a la Universidad se aferró al discurso socialista. Su forma de ser, hablar y vivir, van ligadas a lo que aprendió en los más de cuatro años que duró con el movimiento. "Estar en estas cosas no es fácil, tiene que ser uno muy cuidadoso de que nadie se de cuenta, no se puede hablar mucho por redes sociales, se corre el riesgo de estar chuzado", aseguró *Miguel en diálogo con KienyKe.com. *Miguel no es el único que habla de la situación. "Puede que se firme la paz, pero en la Universidad Distrital, Nacional y Pedagógica, se va a seguir protestando. Más aún cuando se quiere mandar una reforma que va a moldear el modelo de educación ", advierte *Jimmy, otro integrante de estos grupos clandestinos. "Los movimientos urbanos que están influenciados por guerrillas, lo que buscan es una presencia simbólica de inconformismo, y lo que busca la guerrilla de las Farc es un reconocimiento político. Puede que logren ese reconocimiento, pero hay que ver cuántas de las personas que están acá, están de acuerdo con las condiciones que se están pactando en La Habana", agregó. Entre los grupos clandestinos que hay en la universidades publicas de Colombia, se destacan, entre otros, el Movimiento Jaime Bateman Cayón, las Ovejas Rojinegras, el Movimiento Camilista Revolucionario, Juventudes del M-19, Movimiento Bolivariano. Son más de 500 personas la que se encuentran vinculadas con los movimientos. No todos son estudiantes de universidades públicas, también hay estudiantes de colegios y personas del común. "Los movimientos clandestinos se van a reforzar, puede que ahora a la gente le de miedo sacar una bandera de las Farc por temor a ser señalado como terrorista, pero en el momento en se firme la paz llegarán adeptos que respaldarán la ideología", advirtió *Jimmy. Los enfrentamientos entre estos grupos clandestinos y la fuerza pública se volvieron comunes. El panorama es casi siempre el mismo: Bloqueos, arengas, piedras, Esmad y violencia. "La formación de los tropeles se arregla días antes, eso va de acuerdo con los temas del país o la universidad. Unos se encargan de las piedras, de los tubos que son cargados con pólvora, otros de la creación de las molotov. Todo está muy organizado, no se puede descuidar nada, está en juego la vida", recomoce *Miguel. "En la universidades hay presencia de tiras (policías infiltrados) que hacen seguimiento. Están detrás de nuestras cabezas para capturarnos. No siempre son policías, hay políticos y paras detrás de nosotros", señaló. Los capuchos consutados por KienyKe.com justifican sus acciones, la violencia contra la fuerza publica y los diferentes desmanes que cometen, como "un acto de protesta frente a las inconformidades que ven en el país, la ciudad y la universidad". Son tres escenarios posibles: "Puede que ellos tengan algún cambio en su estructura, puede que hasta desaparezca el movimiento o puede que se muevan a otro grupo de capuchos". *Miguel plantea, con algo de temor, un cuarto escenario:  "Toca esperar qué pasa con el posconflicto, con la firma, puede que pase lo mismo con el M-19, que se desmovilizó. Luego empezaron a matar a los integrantes".

Siga a KIENYKE en Google News