Solsticio de junio, las fiestas del sol y el fuego

Publicado por: Erika Mesa Díaz el Lun, 21/06/2021 - 03:07
Share
El día más largo y la noche más corta del año en el hemisferio norte tiene lugar el 21 de junio. La fecha se celebra con varios eventos que rodean al sol y el fuego. Kienyke recuerda algunas festividades, más otros rituales para celebrar en casa.
Solsticio de junio, las fiestas del sol y el fuego

Este 21 de junio, a las 3 de la mañana, la Tierra se inclinó de tal manera que los humanos del hemisferio norte vivirán el día más largo de 2021, mientras los humanos del hemisferio sur vivirán la noche más larga. Ese fenómeno se llama solsticio y ocurre dos veces al año. 

Si bien en Colombia no es tan notable el cambio, su posición por encima de la línea ecuatorial sí produce que amanezca unos minutos más temprano y el sol se ponga unos minutos más tarde de lo acostumbrado. Los observadores apasionados de los cielos seguramente notan la diferencia, pero hoy también podría hacerlo usted.

Hace exactamente seis meses, el 21 de diciembre de 2020, cuando fue el solsticio de invierno, el cielo se oscureció por completo a las 7:05 de la noche. En cambio, se espera que el crepúsculo vespertino astronómico de hoy —la hora en la que el sol queda a -18 grados debajo de la línea de horizonte, no hay luz natural y se considera que “es de noche”— ocurra a las 7:27 de la noche; antes de eso, usted podrá ver que todavía hay algo de luz en el occidente.

Estas fechas de solsticio coinciden con el verano en el norte y el invierno en el sur del globo. Son épocas de vacaciones y reencuentros, especialmente ahora que las restricciones se están levantando en países que ya han vacunado a buena parte de su población y han superado la dura etapa de la pandemia. También es la época de recordar la tradición de “ayudarle al sol” mediante fogatas conmemorativas del verano.

Entonces, puede decirse que este solsticio es el de la felicidad, porque hará que se retomen actividades que fueron dejadas en pausa por cuenta de la pandemia. Kienyke.com reúne algunas de ellas.

Inti Raymi

La festividad del sol en las comunidades indígenas de la cordillera de los Andes, especialmente aquellas con influencia directa del antiguo imperio inca o de origen amazónico, tiene lugar durante este solsticio. Su propósito es el de celebrar el final del año, que para ellos ocurría en la noche más larga del ciclo solar (en su territorio este es el solsticio de invierno).

El ritual incluye un saludo al sol, sacrificios de animales y un festín con carne y chicha. Hoy en día, el evento nativo atrae a locales mestizos y a turistas del exterior.

El Día Internacional del Yoga

El solsticio de verano marca el inicio del dakshinayana, es decir, el tiempo que transcurre entre el solsticio de verano y el solsticio de invierno. En ese tiempo de seis meses, el sol comienza una trayectoria hacia el sur y las personas que practican el yoga deben asegurarse de que sus acciones sean las correctas para que las consecuencias sean correctas.

Al ser tan significativo el día para las personas que practican yoga, el 21 de junio se declaró como el Día Internacional del Yoga, en el que se recuerdan los beneficios de esa práctica ancestral.

El nacimiento de Juan el Bautista

La Biblia dice que Juan el Bautista, el último profeta que vino al mundo antes de Jesús y anunció la llegada del mesías, nació exactamente seis meses antes que él. Como la tradición dice que el hijo de María nació en la noche del 24 de diciembre, el nacimiento de Juan se conmemora el 24 de junio.

Sin embargo, antes de que las personas se sujetaran con exactitud a las fechas del calendario, se observaban los tiempos solares. Como Jesús nació en cercanías al solsticio de diciembre, Juan el Bautista es celebrado en el solsticio de junio. Desde entonces, varias fiestas se celebran durante el solsticio en honor a este profeta, ya sea el 21 de junio o en días posteriores. Incluso, las fiestas paganas que se celebraban en época de solsticio se asimilaron entre las fiestas de San Juan.

En la ciudad de Alicante (España) hay una fiesta que se declaró bien de interés cultural inmaterial en 2014: las Hogueras de San Juan, que se celebran alrededor del solsticio y duran cuatro días. 

Durante esos días hay concursos de hogueras, carrozas festivas que concursan por su complejidad, pero son hechas de materiales inflamables porque la idea es quemarlas en la noche, durante un evento conocido como la cremá. Cuando las hogueras están encendidas, es tradición pasar por encima de ellas sin quemarse. 

Por su parte, la fiesta de San Giovanni en Italia dura cuatro días y es especialmente importante en Florencia y Turín, donde se ha celebrado desde la época medieval. Tienen la costumbre pagana de preparar el agua de San Giovanni, una infusión de flores y hierbas que se considera de ayuda para mejorar la fertilidad y los cultivos. 

En Europa del Este, la celebración de Iván Kupala ocurre el día del solsticio. Es una fiesta que combina la celebración del Bautista (Iván es el nombre ruso para Juan) con la de Kupala, un dios pagano de origen eslavo al que se le encomendaba la fertilidad de los más jóvenes.

Para esa fiesta, las parejas de novios atraviesan corriendo una fogata encendida para probar que están destinados a estar juntos. Las mujeres solteras, por su parte, sueltan coronas de flores a la orilla del río para averiguar cómo será su vida sentimental. 

Mientras algunos países lo celebran en julio, algunos herederos de la cultura eslava (como Polonia, Croacia y Chequia) lo celebran justo para el día del solsticio.

Festival de la música

En Francia se celebra la  Fête de la musique el 21 de junio y su propósito es invitar a los artistas más jóvenes a presentar su talento musical en las calles y esquinas de las ciudades galas. Los establecimientos comerciales duran abiertos más horas y algunas calles se cierran para montar escenarios donde los artistas locales puedan expresarse.

El día se eligió para que coincidiera con el clima favorable del solsticio y con el carácter vivo y burbujeante de los jóvenes. La idea ha sido llevada a más de un centenar de países, incluido Colombia, que organizó su propio festival de solsticio durante unos cuantos años.

Rituales del solsticio

Algunas personas tienen la creencia de que el solsticio de verano implica un cambio de energía, impulsado a través de la intensidad del fuego solar. Si usted es una de esas personas, le vendrán bien estas sugerencias para celebrar el solsticio en su casa.

Declaración de objetivos. Visualice sus objetivos y escríbalos en una hoja, que luego debe acercar a una vela encendida sin quemarla. El paso del fuego por la vela le dará el impulso que necesita para cumplir sus metas.

Quemar un evento pasado. Esta puede ser la representación casera del paso sobre el fuego para purificar el espíritu. Solo necesita anotar algo que desea dejar atrás en este ciclo solar que comienza y quemar el papel.

Limpie las malas energías. Un ritual frecuente durante el cierre de un ciclo solar es el de enjugar las malas energías con preparaciones especiales. En Colombia, los baños para las limpias son los de las siete hierbas. Aunque su uso más común es en diciembre, en cercanías a la navidad y el año nuevo, el solsticio de verano también puede ser una oportunidad para sacudirse de lo malo.

Siga a KIENYKE en Google News