Weiner, el congresista exhibicionista

Weiner, el congresista exhibicionista

10 de junio del 2011

En una declaración pública, el congresista estadounidense Anthony Weiner aceptó haber enviado fotos de su pene a una mujer con la que mantenía chats eróticos a través de su teléfono. Con los ojos llenos de lágrimas, desmintió la versión que sostuvo diez días atrás, cuando argumentaba que algún hacker se había metido a su cuenta de Twitter y había metido la foto de su miembro.

Además, añadió que sostenía relaciones inapropiadas con al menos seis mujeres diferentes a través de Internet. Hay que decir que Weiner es un hombre de familia, casado y con hijo en camino. El sábado pasado, Weiner contó en una rueda de prensa que la foto iba a ser enviada como mensaje privado para una mujer de la ciudad de Seattle, a la que le iba a hacer un chiste. “Una vez me di cuenta que la había colgado en Twitter, la bajé de inmediato y dije que alguien se había metido a mi cuenta”, declaró.

Confesó que su intercambio de fotos explícitas viene desde antes de haberse casado y que no ha parado. Esto incluye a la mujer que recibió una foto del torso desnudo de Weiner el mes pasado. Facebook fue el medio por el que el congresista conoció a sus conquistas, y aclaró que sus relaciones fueron sólo sexuales y a través de la red. Jamás conoció en persona a las mujeres implicadas.

La imagen que se filtró del autorretrato del pene de Anthony Weiner.

La actriz porno Ginger Lee, Weiner le dio instrucciones para que mintiera. Y Meagan Brussard muestra una de las fotos que le envió al congresista

Weiner pidió disculpas por haberle mentido al mundo con respecto al intruso que había violado su cuenta de Twitter, y aseguró que tanto él como su esposa seguirán juntos aún cuando la situación esté difícil. “Nos amamos mucho y hemos pasado por muchos altibajos superados”, contó Weiner al ser interrogado sobre el futuro de su matrimonio.

Una de las intervenciones más recientes con respecto al hoy conocido Weinergate, fue la de Kirsten Powers, una corresponsal demócrata del canal de noticias de Fox, que insiste en que Weiner debe renunciar a su cargo. ¿Y por qué hay que prestarle atención a Powers? Porque es la ex novia del congresista y Weiner la contactó hace una semana para explicarle a través de un correo electrónico que él no había hecho nada malo, que lo ayudara con la policía para que investigaran el caso de forma discreta.

Según Powers, Weiner sabía que ella iba a ser entrevistada al respecto en el programa de televisión Hannity, y ella le creyó, así que lo defendió y estuvo de su lado. Luego ella se retractaría en una columna que escribió para la página de Internet The Daily Beast, titulada La Ex de Anthony Weiner: Él me mintió. En su texto, Powers dice que es hora de decirle adiós a Weiner como integrante del Congreso.

Weiner le dio instrucciones para que mintiera a la actriz porno Ginger Lee. Meagan Brussard muestra una de las fotos que le envió al congresista.

La ex Presidenta del Congreso, Nancy Pelosi, hizo un llamado para que un Comité Ético de Investigación averigüe si el congresista usó cualquier tipo de aparato proporcionado por el Gobierno para sus aventuras, porque de ser así, el Weinergate sería más grave.

Y al momento, otra mujer salió a la luz tras las declaraciones de Weiner. Lisa Weiss, una cobradora de blackjack de un casino de Las Vegas, resultó ser una de las seis mujeres con las que Weiner tuvo comunicaciones inapropiadas por la red. Según la confesión del congresista, sí hubo fotos y mensajes obscenos, pero estos no se habían dado a través de medios de comunicación propiciados por el Gobierno. Weiss lo contradice, y alega que ambos intercambiaron mensajes y fotos desde teléfonos de las oficinas gubernamentales y en horas laborales. Cuenta que una vez devolvió la llamada al número del que la había llamado, y la contestadora le anunció que se había comunicado con una línea del Congreso de los Estados Unidos de América.

Huma Abedin y su esposo, el congresista Anthony Weiner, el día de su matrimonio. Ella tiene tres meses de embarazo.

Weiss relata que conoció a Weiner el 13 de agosto del año pasado, cuando le envió un mensaje a Facebook diciéndole que le gustaría conocer al maravilloso Anthony Weiner que había gritado a esos malditos republicanos. La respuesta fue inmediata y cruzaron casi doscientos mensajes, en los que Weiner a veces le pedía a Weiss que le enviara fotos de su vagina, y además confesaba que mantenía relaciones de tono sexual con otras mujeres de Facebook.

Meagan Brussard, de veintiséis años, es otra de las novias virtuales de Anthony Weiner. La cadena de noticias ABC la entrevistó y le hizo varias preguntas acerca de cómo se sentía cada vez que recibía una foto del congresista. Brussard contó que al principio fue muy raro y que verle la cara la confundía, porque no entendía como alguien de su posición hacía ese tipo de cosas.

Lisa Weiss, la cobradora de blackjack de Las Vegas, recibió llamadas y fotos desde las oficinas del Congreso.

En una ocasión, Brussard sintió que la relación era incómoda y él le contestó: “No te preocupes, tú no eres la que me acosa. Yo te estoy acosando a ti”. Durante otra conversación, ella le preguntó cómo él podía ser tan abierto cuando a ella le costaba tanto trabajo, Weiner respondió: “Yo soy un libro abierto, tal vez demasiado abierto”.

¿Cómo no incluir una estrella porno entre tantas imágenes sexys? Así entre en escena Ginger Lee, otra de las mujeres con las que Weiner se mandaba fotos y mensajes subidos de tono. Él le pidió a la actriz que mintiera para ayudarlo. De hecho, Weiner creía que era ella quien necesitaría ayuda y él se la podía proporcionar, mediante un experto en relaciones públicas de su equipo, que la guiara sobre cómo mentir con éxito. Lee cuenta que la propuesta se dio tan pronto reventó el escándalo, por medio de un correo electrónico enviado por el propio Weiner.

Una de las mejores partes del correo es cuando Weiner trata de armarle por su cuenta un pequeño discurso para que ella sepa qué responder si le preguntan al respecto. El congresista le recomienda: “Di que todo es una tontería, que tú, como otros, eres seguidora del Twitter del congresista Weiner. Que jamás lo has conocido y que la única respuesta o mensaje que él te ha enviado por Twitter fue para agradecer que lo siguieras. Eso es todo”.

La corresponsal demócrata Kirsten Powers, ex novia de Weiner. Ofendida por las mentiras del congresista.

Mientras tanto, la única mujer con la que Weiner tiene un compromiso ante la ley es su esposa Huma Abedin, quien en este momento tiene tres meses de embarazo. Ni él ni su esposa han querido hablar al respecto después de la confesión pública, pero fuentes cercanas comentaron que ambos han tratado de vender su apartamento de Queens desde once semanas para trastearse a uno con más espacio.

Por ahora, Weiner se niega en renunciar a su cargo, así haya presión de su ex novia Nancy Pelosu y colegas demócratas. Ya se publicaron las fotos del pene erecto que le envió a Meagan Brussard y quién sabe qué más pueda salir a la luz en los próximos días. Malos momentos para Anthony Weiner, Blake Lively y Jennifer López, quienes deberían aprender a separar sus vidas privadas de los aparatos y la tecnología.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO