Asesinato de Gonzalo Cardona: el loro orejiamarillo se quedó sin su guardián

Publicado por: gabriela.garcia el Mié, 13/01/2021 - 14:29
Share
Gonzalo Cardona era, según ProAves, una de las personas que más conocimiento tenía sobre el loro orejiamarillo (Ognorhynchus icterotis) en Colombia. 
Asesinato de Gonzalo Cardona: el loro orejiamarillo se quedó sin su guardián
Créditos:
proaves.org

El loro orejiamarillo se quedó sin su guardián. Gonzalo Cardona Molina, coordinador de la Reserva ProAves Loros Andinos, fue asesinado y su cadáver fue hallado días después en el municipio de Sevilla (Valle del Cauca) con varios impactos de bala. 

El hombre, reconocido entre los líderes ambientales por cuidar de esta especie que estuvo en peligro de extinción, había sido reportado como desaparecido desde el pasado viernes 8 de enero. 

La última vez que se le vio fue en la vereda La Unión del Valle del Cauca, en el camino que conduce de Barragán hacia Roncesvalles. 

La fundación en la que trabajaba fue quien puso en alerta a las autoridades con el objetivo de encontrarlo sano y salvo. Sin embargo, el lunes se confirmó la lamentable noticia de que Gonzalo Cardona había sido una víctima más de la violencia diaria que se vive en el país. 

Ambientalistas, organizaciones sociales y otros líderes clamaron justicia por este caso y le pidieron al Gobierno Nacional adelantar todas las acciones necesarias para que estos hechos no se vuelvan a repetir jamás en el territorio nacional.

El trabajo y legado de “Gonzo”

Gonzalo Cardona era, según ProAves, una de las personas que más conocimiento tenía sobre el loro orejiamarillo (Ognorhynchus icterotis) en Colombia. 

Estuvo vinculado a esa fundación desde hace 23 años y su trabajo fue reconocido porque luchó por la conservación de la biodiversidad de Roncesvalles, municipio del departamento del Tolima.

ProAves aseguró que durante esas dos décadas “Gonzo” apoyó en expediciones, censos y monitoreos que aportaron a la historia natural del loro orejiamarillo y de otros loros andinos.

Este guardián acompañó incansablemente a estas especies para asegurarse de que no fueran cazados y su hábitat no fuera destruido. Por esa razón, la fundación indicó que Gonzalo Cardona fue blanco de diferentes amenazas

“Las amenazas no fueron solo para el loro, sino para Gonzalo personalmente. En ocasiones había sido amenazado por muchos bandos incapaces de comprender su amor por la especie y su desinterés en la política. Los eternos enemigos de la paz, asumieron que él tenía otros motivos, cuando simplemente estaba impulsado a hacer algo diferente”, indicó. 

Desde el momento que se conoció sobre el asesinato, las autoridades anunciaron la apertura de una investigación para esclarecer quién o quiénes están detrás del asesinato del guardián del loro orejiamarillo.