Corte Suprema absolvió a Vicky Dávila por caso del coronel Estupiñán

Publicado por: gabriela.garcia el Jue, 04/02/2021 - 14:30
Share
La Corte Suprema de Justicia absolvió a Vicky Dávila, quien había sido condenada en segunda instancia por el "daño al buen nombre" del coronel retirado de la Policía Jorge Hilario Estupiñán.

La Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia absolvió a Vicky Dávila en medio del caso de Jorge Hilario Estupiñán Carvajal, un coronel retirado de la Policía que la había denunciado por injuria y calumnia.

El uniformado alegó que Dávila, en su condición de directora y periodista de la FM, "dañó su buen nombre" al tildarlo de corrupto en medio de una investigación que se adelantó en su contra pero en la que después fue declarado inocente. 


En octubre de 2020, el Tribunal Superior de Bogotá declaró a la periodista civilmente responsable por “los comentarios injuriosos y calumniosos, difundidos en esos medios de comunicación y que afectaron la honra, buen nombre y prestigio del uniformado y sus prohijados". 

Además de pagar una cuantiosa suma, a Vicky Dávila se le obligó rectificar, por los mismos medios y en el mismo horario, la información suministrada el 6 y 14 de mayo del 2014, con el fin de aclarar que “no fue cierto lo publicado en contra del señor Estupiñán Carvajal”. 

Sin embargo, la defensa de la periodista apeló a la decisión y el caso llegó hasta la Corte Suprema de Justicia. Tras revisar el caso, el alto tribunal decidió dejar sin valor el fallo proferido por el Tribunal Superior de Bogotá.

Los hechos 
 

Jorge Hilario Estupiñán se desempeñó como comandante de la Policía de Casanare y, en ese entonces, exigió a sus subalternos el cumplimiento de contratos que no habían sido realizados en debida forma, “situación que provocó molestias en algunos de estos y algunos superiores, entre ellos el jefe de contratación de la seccional”. 

En la condena que había sido proferida contra Vicky Dávila se lee que el 6 de mayo de 2014, la periodista contactó al uniformado con el fin de indagar una queja interpuesta por el intendente Luis Ernesto Pulecio, encargado de la contratación, en la que alegaba una supuesta irregularidad en un contrato realizado en 2013. En su defensa, el coronel Estupiñán Carvajal indicó que no tenía conocimiento de actos de corrupción y que todos los contratos durante su permanencia se “hicieron de forma transparente”. 

Sin embargo, según la sentencia, Vicky Dávila siguió acusándolo de corrupto. El 14 de mayo de 2014 alegó al aire que “por qué no lo habían relevado del cargo” y que “cómo era posible que siguiera trabajando”. El mismo día, en horas de la noche, el entonces general de la Policía llamó a Jorge Hilario Estupiñán para decirle que lo retiraría de la institución.

El policía aseguró en ese momento que los comentarios hechos por la periodista en La FM mancillaron su buen nombre y violaron su derecho a la presunción de inocencia, a tal punto que él y su familia tuvieron que acudir al psicólogo, “pues se vio obligado a dejar su importante cargo en la Policía, debió retirar a su hija de la universidad y a su hijo del colegio por el bullying al que fueron sometidos”. 

Las investigaciones llegaron a su fin y el retirado coronel Estupiñán no fue hallado responsable en ninguno de los procesos en su contra: el penal y el disciplinario. 

Tras conocer la condena, varios colegas y la Fundación para la Libertad de Prensa se pronunciaron y dijeron que este era un "claro ataque a la libertad de expresión". 

"Es un retroceso en materia de libertad de expresión y deja un precedente muy peligroso porque se podría afectar no solo al periodismo sino al ejercicio deliberativo de un sistema democrático. La decisión del tribunal trastoca profundamente el oficio periodístico, ya que lo limita para que desarrolle exclusivamente el carácter informativo, excluyendo de su ámbito la posibilidad de contribuir al debate público mediante la opinión", dijo la Flip en su momento.