Aceites naturales para cada tipo de piel

Foto: @Pixabay

Aceites naturales para cada tipo de piel

13 de octubre del 2017

Muchas personas quieren cuidar su piel de manera natural. En mi caso, debido a unos efectos secundarios de un medicamento, tuve que empezar a cuidarme la piel como nunca antes. Visité un sinfín de dermatólogos y especialistas en piel sin dar con el chiste. Gracias a ello empecé a estudiar y probar rutinas de cuidado del cutis; algo que me di cuenta con el tiempo es que, pese a lo que podamos creer, no todos los aceites naturales son malos para la tez.

Lo primero que diré es que cuando se tienen problemas de piel lo mejor es consultar un experto e ir probando diferentes rutinas hasta encontrar la mejor para uno.

Aceites para piel seca y madura

Las pieles maduras y las pieles secas requieren mayor hidratación y humectación; un buen consumo de omega 3 y vitamina E ayudan a cuidarnos de adentro hacia fuera. Por otra parte, pueden usar aceite de argán, rosa mosqueta, aguacate y oliva.

Aceite de coco: El aceite de coco tiene propiedades antibacterianas y antimicóticas que promueven la limpieza y lozanía de la piel, ayuda a controlar el PH del cutis y la reestructuración celular, también tiene un ligero efecto de protección solar.

Aceite de rosa mosqueta: uno de los mejores cicatrizantes es este aceite, es uno de los favoritos de la cosmética natural para la prevención de arrugas y eliminación de cicatrices, manchas y estrías. Estimula la producción de colágeno y elastina además de fomentar la regeneración de tejidos. Al igual que el aceite de argán tiene una gran cantidad de ácidos grasos esenciales como linoleico, Oleico y linolénico.

Aceite de aguacate: aunque no es tan conocido, tiene excelentes propiedades cicatrizantes, es buena fuente de vitamina A, D y en especial vitamina E; como mejora la capacidad de retención de líquido de los tejidos es excelente humectante e hidratante.

Aceites para piel grasa

Como ya saben la piel grasa requiere especial cuidado debido a la aparición de acné. Algunos recomiendan mantener la piel lo más limpia posible y no aplicar nada grasoso en ella. Sin embargo, una piel grasa puede estar deshidratada lo que la hará lucir opaca de todos modos. Para este tipo de piel es importante usar productos NO comedogénicos, es decir que no van a obstruir los poros y empeorar la condición de la epidermis.

Aceite de ricino: el aceite de ricino tiene un elevado contenido de vitamina E y ácidos grasos lo que le da excelentes propiedades antioxidantes, promueve la producción de colágeno y elastina, es reparador, antiinflamatorio y antibacteriano, por lo que las pieles con tendencia acneica lo pueden usar, desmancha la piel y reduce finas líneas de expresión. Sin embargo, es mejor usarlo en combinación con otros aceites.

Aceite de avellana: es uno de los aceites más suaves y de textura ligera que se pueden encontrar y la propiedad más importante es ser regulador sebáceo, es decir, controla la producción de grasa de la piel además de tener cualidades astringentes. Este aceite se considera un magnífico hidratante.    

 Aceites para todo tipo de piel:

Hay unos cuantos aceites que sirven para todos los tipos de cutis. Sus características y composición hacen que sean los mejores amigos de cualquier piel y los más usados en cosmética natural.  Muchos de estos aceites los pueden usar en combinación con otros y así aumentar sus beneficios.

Aceite de jojoba: las pieles secas, maduras, mixtas, grasas y hasta los niños pueden beneficiarse de este aceite, es no comedogénico, pero también es hipoalergénico por lo que es muy seguro de usar. Así mismo, es antioxidante y al igual que el ricino tiene gran cantidad de vitamina E que promueve una piel joven y sana. Es rico en antioxidantes y ceramidas que protegen la piel de los radicales libres.

Aceite de argán: es rico en antioxidantes, vitamina A y E además de ácidos grasos esenciales, es altamente nutritivo e hidratante; suaviza la piel y el cabello muy seco o quebradizo, tiene efecto anti estrías, calma la piel irritada, previene las líneas de expresión y envejecimiento prematuro gracias a su poder antioxidante. El aceite 100% puro es sebo-regulador así que puede ser usado en pieles grasas y con acné.

Es recomendable si los pueden combinar los con aceites esenciales para potenciar sus propiedades. Por ejemplo, aceites de lavanda, árbol de té, manzanilla, geranio, entre otros, pero siempre teniendo en cuenta su tipo de piel.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.