Ex–árbitro FIFA: “Somos futbolistas frustrados que no queríamos apartarnos del fútbol”

Ex–árbitro FIFA: “Somos futbolistas frustrados que no queríamos apartarnos del fútbol”

24 de mayo del 2019

Aunque el fútbol siempre se ha considerado como un deporte de caballeros, la competitividad creciente de los partidos, despertó en el hombre la necesidad de ganar sin importar los medios. Es aquí donde nacen las faltas para detener al contrario, que si no fueran por los tiros libres, penales, tarjetas amarillas y rojas, este deporte sería una lucha bárbara de patadas y no de regates y jugadas que sacian el paladar del espectador.  Pero si fuera por el acuerdo entre dos equipos que compiten uno contra otro, como se solían solventar las disputas que se originaban en los inicios del balompié, las quejas fueran aún más recurrentes que ahora.

El árbitro llegó al fútbol para hacer cumplir las reglas del juego de manera imparcial. Este sujeto, que se solía vestir de negro en luto por su madre, que pagaba todas las consecuencias del desempeño de su hijo sobre el engramado, es el amante número uno del fútbol por encima de los jugadores, entrenadores o hinchas. Estar dispuesto a aceptar insultos, abucheos y pedradas, solamente por estar cerca de la “caprichosa”, tiene que ser la prueba más grande de amor que hay en el balompié. Eduardo Galeano daba a entender que no importaba el resultado, el juez nunca puede quedar bien porque los derrotados pierden por él y los campeones ganan a pesar de él, “su trabajo consiste en hacerse odiar. Única unanimidad del fútbol: todos lo odian, los silban siempre, jamás lo aplauden”.

En un intento de dibujarle una rostro a una profesión que solo cuenta con ateos, pero que es tan protagonista e importante como los jugadores y entrenadores que salen todos los fines de semana en televisión, Jorge Ramírez Gómez, ex – árbitro FIFA colombiano, director de la New York Soccer Referee Academy y miembro del cuerpo arbitral del VAR de la MLS, habló sobre la decisión de ser árbitro, las dificultades de este trabajo y la importancia del VAR, que como todas las decisiones que toman los jueces, es reprochado.

¿Cómo nace un árbitro de fútbol?

Mi papá me llevaba al estadio a ver al Quindío y siempre fui curioso de ver al señor de negro que tomaba las decisiones y que todo el mundo le hacía caso. Ya después como que le perdí el gusto a ser hincha de un equipo, quizás es porque nos tratan mal o por tanto fútbol que uno termina viendo. Somos futbolistas frustrados que no queríamos apartarnos del fútbol y el arbitraje era una opción.  Cuando lo tomas en serio, te das cuentas que es una alternativa de vida, como una carrera más. Hay otras personas que deciden hacerlo por la parte económica, porque es una forma de ganar dinero que en Estados Unidos es muy rentable, allá un arbitro se hace unos 500 o 300 dólares libres en un partido amateur.

Pero ante los ojos de muchos, los árbitros terminan siendo uno de los principales enemigos del deporte…

Muchas personas nos pueden ver como uno de los principales enemigos del fútbol, pero cuando usted empieza a interactuar con las demás personas que constituyen esta sociedad, usted ve lo importante que es el árbitro, los diferentes perfiles que puedes llegar a desarrollar, cómo puede influenciar a distintas personas y terminar desempeñando el papel más importante en un partido porque es el que toma las decisiones.

¿Por qué no se toma la decisión de profesionalizar el arbitraje en más países de Latinoamérica?

En las ligas que ya está establecido el arbitraje como una profesión como tal, este ha mejorado en un alto porcentaje. En Latinoamérica solamente los de la liga mexicana tienen sueldo, también hay que ver en Estados Unidos, España, Italia, que son ligas donde hay árbitros que se dedican plenamente a eso. Cuando uno se dedica solamente a arbitrar, uno está cumpliendo unos parámetros que la organización les coloca, en el caso de la MLS los jueces tienen dos campamentos al mes, donde se analizan las situaciones de juego, se aprende sobre el VAR, se hacen prácticas de campo, se habla de reglas de juego, se controla la parte medica, física y alimenticia de cada uno. Es un programa completo que te ofrece todo lo que necesitas, sin necesidad de que usted, como arbitro, tenga que estar pensando si la plata le alcanza para comprar unas vitaminas, los uniformes o el reloj para medir el entrenamiento. Cuando usted tiene todo, va y hace su trabajo sin presión, por ende, toma mejores decisiones. Desafortunadamente en Colombia, hay árbitros que llevan diez años en sus trabajos y es muy difícil tomar la decisión de dedicarse a esto porque el arbitraje es una profesión incierta, usted puede tener una seguidilla de partidos buenos, pero si hace uno malo puede estar acabando con su carrera.

¿Cuáles son los factores que la gente pasa por alto cuando un árbitro toma una decisión incorrecta?

Lo primero que un arbitro debe tener es una preparación especial en cuanto a las reglas de juego, una preparación psicológica, una capacidad de análisis impresionante de todo lo que debe verse en un partido y de todo lo que se debe aprender a manejar. También debe tener una poco de preparación psicológica para entender el comportamiento de los jugadores.  En cuanto a situaciones en el terreno de juego, tiene mucho que ver la preparación física del árbitro, porque hay situaciones donde un jugador se le interpone y tiene que emplear otro tipo de movimiento para ver la jugada, tiene que saber cuando le tiran un balón largo, un balón corto, es muy fácil tomar una decisión de un partido con repeticiones en las que uno tiene el tiempo de analizar qué pasó, un árbitro vio y decidió, tiene 2 o 3 segundos para decidir, no más. La parte educacional de los árbitros no es solamente conocer las reglas, también hay que conocer las tácticas de los equipos, conocer los jugadores, hay que estudiar a quién se le va arbitrar. Si yo voy a pitar un Nacional vs Cali debo mirar los partidos anteriores de ambos equipos, qué jugadores amonestaron, por qué los amonestaron, estudiar todo ese tipo de reacciones que tienen los jugadores que pueden llegar influir en la decisión de un juez.

Ustedes nacieron hinchas de un equipo, ¿cuándo se es arbitro, se puede seguir siendo hincha?

Tengo compañeros que siguen siendo hinchas de sus equipos, yo no le veo problema a eso, creo que los árbitros llegamos a un nivel de profesionalización en el que le podemos dirigir a nuestros equipos y no tomar medidas que inclinen el partido. Sabemos diferenciar bien cuál es nuestro papel cuando estamos trabajando.

Piensa que el VAR va en contra de este deporte por la cantidad de veces que corta el juego por tanto tiempo

Las personas que no creen en el VAR deben estudiar qué es, cuáles son sus principios y en qué momentos interfiere. En cuanto que el fútbol se vuelva lento, yo prefiero tardarme un minuto en la revisión de una jugada y no quedarme con un cargo de consciencia para toda la vida, como con situaciones que han cambiado la historia del fútbol como la mano de Maradona. Es como cuando usted va a tomar cualquier decisión en la vida, es mejor tomarse un poco más de tiempo, pero tomarla bien.

¿Quién habría ganado Rusia 2018 si no hubiese habido VAR?

No hubiera ganado Francia sin el VAR, las decisiones más importantes del partido se tomaron con el VAR.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO