No aparente ser “nuevo rico”, vístase bien.

19 de enero del 2015

Curso práctico, rápido e intensivo para ser un nuevo rico y no verse como tal.

Me cansé de los que se visten mal. Entiendo que estamos en Colombia y con todo esto de la ilegalidad, negocios truchos y corrupción por doquier, exista esa nueva raza de humanoides llamada los “nuevo ricos”. Está bien que ahora tengan plata y la verdad me importa poco preguntar por la manera en que la está consiguiendo. Créame que si la DIAN y los entes de control no desconfían aún, siéntase afortunado y no espere que yo me ponga de chismoso averiguando sus finanzas, pero lo que si estaría bueno es que deje las franelillas blancas con cadenas de oro que parecen esas de sacar al perro a pasear, diga adiós a los jeans rectos con correas negras que no van con zapatos de charol.

No más hombres con carros convertibles que creen que las camisas con estampados playeros están de moda todo el año o que piensan, con errónea convicción debo agregar, que comprar diez mil corbatas es la solución a sus problemas de imagen. Primero está el asunto de la economía: no se necesita plata para verse como si la tuviera. Aprenda a elegir lo que se pone… “¡doctor, doctor!, no se que ponerme para no verme como un nuevo rico”. Pues la solución es bastante sencilla. Lo que debe hacer es entrar a los catálogos de las marcas de ropa famosas en el mundo: si ellos lo hacen, es porque lo saben. Invierta unos cuantos minutos al día en los portales de Armani, Roberto Cavalli, Prada o Ralph Laurent y vea lo que arman y le digo más, imprima las pintas y luego se va al Sanandresito de su preferencia e intente lo más posible parecerse al modelo, no importa si no tiene los mismos abdominales o pectorales, con que tenga casi la misma ropa es más que suficiente.

No cometa el error de creer que todo lo que venden en Zara le va a quedar bien. No señor, la clave es combinar y para eso volvemos al paso número uno (intentar copiar las pintas completas). Lo segundo es estilo: decida cómo se quiere ver según su edad. Si tiene cuarenta pasados y sus amigos le dicen “el padrino”, entonces véase las películas y copie a Marlon Brando, si de casualidad se identifica en cambio con Sean Connery en James Bond, entonces busque a Pierce Brosnan y cópielo (está más actualizado) y si por el contrario, es del tipo “nuevo rico” caribeño, entonces a buscar videos de la cumbre de las Américas en Cartagena o del Hay Festival y a ordenar guayaberas y camisas fresquitas que le vea a los presidentes o a los escritores que entrevistan.

Si nada de eso le funciona, entonces por favor, inclínese hacia el negro o el blanco y la talla adecuada. Pero por favor intente hacer de su guardarropas algo decente y NO acorde a su nueva condición social. El mundo civilizado y sus antiguos amigos se lo agradecerán.

Hombres, moda, Kienyke

@YamidZuluaga

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO