Personajes 2011 (I) Leo Messi

31 de diciembre del 2011

La Magia del fútbol Messi héroe y victorioso con el Barcelona este 2011 Dante Panzeri definía el fútbol como la dinámica de lo impensado. De lo imprevisto, de lo inadvertido, de lo sorpresivo. Esa es la esencia del juego: la improvisación. No se trata de la improvisación dejada al azar en el que se espera […]

La Magia del fútbol


Messi héroe y victorioso con el Barcelona este 2011

Dante Panzeri definía el fútbol como la dinámica de lo impensado. De lo imprevisto, de lo inadvertido, de lo sorpresivo. Esa es la esencia del juego: la improvisación. No se trata de la improvisación dejada al azar en el que se espera a que el destino actúe por uno mismo. No. Se trata de la capacidad de crear, de inventar y reinventar, también de repetir, pues en cada rehechura encontramos la novedad de una situación o de un planteamiento. A esta capacidad se le dado rótulos en los que cabe vagamente el trabajo, el talento y la disciplina: “genio”, “dios”, “extraterrestre”, “pibe de oro”, “pichichi”. Lo que hace grande a Leo Messi es su genio innato, su profesionalismo y su humildad.

Considerado el mejor equipo de la historia (hasta la revista Newsweek se inmiscuyó en la discusión) el Barcelona es un equipo, a decir de Jorge Valdano “sin defectos. Perfecto”. En esta perfección, ordenamiento, minucia con que se maneja el engranaje del juego de conjunto, el apegarse al papel y tener claro los limites y las funciones de cada quien conlleva, obviamente, al resultado final, que es un equipo como unidad. Una suma de partes, que en el equipo catalán, funciona de una manera precisa. He ahí porque ha ganado tantos títulos y pase con seguridad a la historia de este deporte. Sin embargo, como en los magníficos cuentos de Roberto Fontanarrosa sobre fútbol, la esencia del juego, no es tanto la precisión quirúrgica como la emocional visceral. No pesa tanto el deporte como el juego, el divertirse, el sentirse en un ambiente de libertad creativa. Aquí radica la importancia de Messi como jugador.


Messi y Maradona. Similares en la cancha, opuestos en su intimidad.

Messi le ha devuelto al fútbol la alegría del juego. Es un jugador que aparece cada veinte años, su antecesor, Diego Armando Maradona, representó una esperanza y una realización del buen juego. Y es precisamente este el punto de discusión sobre el jugador rosarino: ¿Es mejor Messi que Maradona? Los títulos del aquel son incomparables con los de éste. Aunque hay uno, de suma importancia, que Messi debería obtener para superar la imagen tutelar de Maradona, es ganar un campeonato mundial con la selección argentina. Claro, son muchas las diferencias entre ambos, un Maradona controvertido, indisciplinado, prisionero de la fama y la volubilidad de conocer la riqueza inesperada y efímera. En contraste con un Messi cuya humildad desespera y equilibrio personal asombra.

Es un hombre, que, como el proverbio judío, es tan grande que no necesita que los demás lo sepan para entenderlo.


En su natal Rosario tomando el tradicional mate

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO