José Barros: más allá de La Piragua

Foto: Facebook

José Barros: más allá de La Piragua

12 de mayo del 2017

“Era la piragua de Guillermo Cubillos, era la piragua, era la piragua”. José Benito Barros Palomino compuso la inmortal cumbia más representativa de Colombia. El compositor  nació el 21 de marzo de 1915 en El Banco, Magdalena.

Sus padres José María Barros Traviseido, con nacionalidad mexicana y su madre Eustacia Palomino. Su padre murió cuando José tenía tres años; Benito Barros y su hermano Adrani Barros tenían una empresa de emboladores.

En el libro Diez juglares en su patio, de Alberto Salcedo Ramos se afirma que a los diez años José y su hermano y un grupo de amigos, tocaban en parrandas y cobraban 20 centavos. Además en diciembre, en la región de El Banco se organizaban cumbiones y “Benito”, como le decían sus amigos, hacía parte de estos encuentros.

En su infancia, las únicas tareas que realizaba del colegio eran las de gramática, luego, abandonó el colegio en quinto de primaria. En su adolescencia Oscar Barros, su hermano mayor, hizo que un hotel de la región le comprara gallinas y otros bienes. Con la llegada de la primera novia de José, derrochó su capital y su negocio quedó atrás.

José se marchó de su pueblo natal sin avisar a su familia, cuando se referían a el en El Banco, lo llamaban el difunto. El primer viaje de José fue a Santa Marta; desde allí quiso viajar a Argentina, no pudo hacerlo por no tener libreta militar motivo por el que se enlistó en el ejército.

En la institución militar, José aprendió a tocar la guitarra y componía boleros con su amigo el soldado Jaime Gutierrez. El bolero era un ritmo que estaba en furor, por eso en esa etapa de producción se dedicó a este ritmo. José Barros alcanzó el grado de Sargento Segundo.

La siguiente parada fue Barrancabermeja, conoció varios músicos de la región y formó su primer grupo musical. Luego viajó a Segovia para ganarse la vida buscando oro. Siguió su aventura en Medellín. En esta ciudad pasó penurias, de las cuales surge una anécdota en la cual robó una papa en la calle: “para que no me sorprendieran, me la eche al bolsillo del saco comprado de segunda mano, con tan mala suerte que el bolsillo estaba roto y la papa cayó al suelo”, comenta José Barros.

En 1942 regresó a su tierra natal, donde lo daban por muerto. Ese día se formó una parranda por su regreso. Comenzó una gira por el continente americano y en Perú grabó su primer disco Sirva tanda en 1944. En 1946 Jack Glottmman le dio las regalías por sus primeros dos tangos grabados; dos mil dólares.

José regresó a Colombia por un periodo corto y continuó su viaje a México país del que fue deportado por ser indocumentado. Fue a Bogotá y se encontró con Lucho Bermudez y Pacho Galán. De Bogotá, se trasladó a Cartagena por su contrato con el dueño de discos Fuentes, Antonio Fuentes.

José inició un nuevo capítulo con Los Trovadores de Barú. Con el aporte de José Barros, el grupo se hizo polifacético. El maestro José Barros mostró una nueva faceta en lo tropical. El grupo tuvo éxito, se presentaron en Venezuela y Panamá.

Se casó con Tulia Molano por la iglesia y tuvo sus dos primeros hijas con ella. Luego conoció a Amelia Caraballo, con ella tuvo cuatro hijos, a ella le dedicó uno de sus boleros más famosos ‘Busco tu recuerdo’. Además, se casó con Dora Manzano y con ella tuvo tres hijos.

Viviendo en Barranquílla José inició su propio sello discográfico “Jobar”, grabó El Patuleco. Más tarde regresó a las discográficas, esta vez con «Sonolux». En Bogotá comenzaría a escribir La Piragua. Fue cofundador de Sayco. Regresó a su hogar El Banco frente al río, allí también fue uno de los fundadores del Festival Nacional de la Cumbia.

La piragua 

“Cierta fábrica de discos me pidió que le hiciera un par de canciones porque se iba a concursar internacionalmente. Yo hice las canciones; dos canciones, al entregar las canciones recomendé La Piragua.

Al mes fui y me dijeron que la canción no servía porque era muy poética, muy suave. Querían algo folclórico. Recibí las canciones. Cuando Hernan Restrepo escuchó la canción dijo: ‘este es el hit mundial’. Salió La Piragua y causó un impacto nacional e internacional”, aseguró José Barros.

De la canción se hicieron varias versiones la que más le gustó a José Barros fue la de Gabriel Romero con los Black Stars.

José murió el 12 de mayo de 2007 a las 4:30 a.m. a los 92 años. Su cuerpo fue llevado y sepultado en  El Banco, como el lo pidió.