Pete El conde Rodríguez

Pete El conde Rodríguez

2 de diciembre del 2010

Su barbero lo apodó como “El conde negro”. A finales de los años sesenta vistió trajes de paño que incluían chaleco, se dejó crecer el pelo para peinarse hacia atrás y cuidó el corte de su barba. El apodo por el que fue conocido durante toda su carrera llevó el nombre de una canción que grabó en 1974, en su primer disco como solista.

Durante una noche, donde cantó junto al pianista Johnny Soler, en un club nocturno llamado Los panchos, ubicado en el Bronx de Nueva York, fue descubierto por Johnny Pacheco, cofundador de La Fania, mientras escuchaba su estilo vocal como el de los intérpretes cubanos Beny Moré y Miguelito Cuní. Aunque nació en Puerto Rico fue llamado el más cubano de los soneros boricuas. Ese día fue invitado a conformar la orquesta que Pacheco dirigía y de la que fue expulsado, al poco tiempo, porque se negó a afeitarse.

A los seis años, por influencia de su papá, Emiliano, músico empírico y carpintero, aprendió a tocar el bongó y a cantar los boleros más populares de la época. Siete años después murió su papá, situación que lo obligó a mudarse a Nueva York con una tía, donde fue reclutado por el Ejército americano durante la guerra de Corea. Hizo parte de los paracaidistas de la Fuerza Aérea.

Se casó con Frances Caraballo, con quien tuvo a Pedro, Lydia, Pedro Emilio y Cita, pero sólo dos de sus hijos heredaron el talento musical. En 1993 sus hijos Pedro Emilio, trompetista y arreglista, y Cita, cantante, se unieron a la agrupación de su papá. También participaron en un homenaje por los 35 años de trayectoria del “Conde” en Puerto Rico.

Su discografía cuenta con más de una docena de producciones, sin contar su participación en La Fania All Stars. Estuvo de gira con artistas destacados como Richie Ray & Bobby Cruz y se inmortalizó en el hall de la fama salsero con la canción Catalina la o.

Hizo su última grabación en el álbum Masterpiece, con Tito Puente y Eddie Palmieri, en 1999. Un año después “El Conde Negro” murió mientras dormía, el 2 de diciembre de 2000, en su casa del Bronx, en Nueva York. Fue velado en la funeraria Buxeda de su ciudad natal, Ponce, cinco días después fue cremado y sus cenizas reposan en el Cementerio Nacional de Bayamón. Con el tiempo se bautizó con su nombre una calle del barrio La Cantera, donde creció en Puerto Rico.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO