Sebastián Iradier

6 de diciembre del 2010

Se dice que fue vividor, simpático y un hombre seductor, características que lo ayudaron a entrar a los círculos más importantes de la burguesía, del arte y de la cultura española. Algunos dicen que tal vez por esto se convirtió en un famoso compositor. La paloma fue su canción más popular, ha estado vigente por […]

Sebastián Iradier

Se dice que fue vividor, simpático y un hombre seductor, características que lo ayudaron a entrar a los círculos más importantes de la burguesía, del arte y de la cultura española. Algunos dicen que tal vez por esto se convirtió en un famoso compositor.

La paloma fue su canción más popular, ha estado vigente por más de 150 años y se ha grabado más de cinco mil veces. Luego de su éxito en España comenzó una gira de conciertos en Paris, pasó por los Estados Unidos, México y terminó en Cuba, donde compuso las cuatro estrofas y coro que la conforman. La Negrita, Sinfonía Española y el Arreglito, son otras piezas habaneras.

De niño estudió piano y órgano en Vitoria, ciudad donde nació el 20 de enero de 1809. Nueve años después hizo parte de un coro en una comunidad cristiana y a los 16 se convirtió en el organista oficial de la iglesia de San Miguel Arcángel de Vitoria, un templo del siglo XIV.

Viajo a Madrid, donde dictó clases de solfeo a los 31 años. Para esta época hizo su primer disco con seis canciones y cinco valses. Inició la producción de sainetes y música de zarzuelas. Pero Iradier no solo se interesó por la música religiosa, los sonidos populares y los boleros estuvieron entre sus favoritos.

Sebastián terminó sus días enfermo de la vista, retornó a Vitoria y allí murió el 6 de diciembre de 1865.

http://www.youtube.com/watch?v=WrCXahs0sw4

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO