¡Ahí está ‘pintao’ Timochenko!

Publicado por: maria.vargas el Sáb, 19/09/2020 - 07:40
Share
Por: Ignacio Arizmendi Posada.
Ignacio arizmendi

Por este frío mes de noches septembrinas, en Colombia nos calentamos al oír decir a Rodrigo Londoño, “Timochenko”, el último jefe de las Farc, que esa guerrilla sí había secuestrado gente durante medio siglo de guerra contra la sociedad y el Estado. Sorprendió que lo reconociera con la palabra correcta, secuestro. Quizás sin saberlo, revivía una vieja reflexión (1957) de Álvaro Gómez Hurtado en el sentido de que “En Colombia, para que un político adquiera notoriedad se exige que diga cualquier cosa que sea revolucionaria”.

Pues bien, ya que Timochenko anda con deseos de hablar con la verdad, muchísimos ciudadanos deseamos que siga en esa ruta y se faje un discurso parecido o igual al siguiente (le presto mis palabras):

“Colombianas y colombianos: al enviarles un afectuoso y revolucionario saludo, quiero reconocer, en nombre de todos mis compañeros y compañeras, que nuestra organización, desde su creación, realizó, entre otras, las siguientes acciones liberadoras, tanto de carácter militar como económico y político:

Acciones militares

• Ataques a instalaciones oficiales: Destrozamos sedes militares y de policía, sin importarnos las víctimas. Si llegamos al poder en 2022, la experiencia nos será muy provechosa para atacar cualquier foco de resistencia al gobierno revolucionario.

• Ataques a centros burgueses: Dinamitamos centros sociales y similares de la burguesía para coger experiencia y mostrar que podemos acabar hasta con el nido de la perra.

• Atentados indiscriminados: Ejecutamos atentados amplios, como el del 7 de agosto de 2002, durante la primera posesión de Álvaro Uribe Vélez, con decenas de víctimas. Eso nos iba dando más fe en nuestra lucha revolucionaria.

• Atentados personales: También procedimos contra numerosos individuos, como el mismo Álvaro Uribe Vélez y su exministro Fernando Londoño Hoyos. Esa práctica será útil para aplicar la pena de muerte a quien se oponga al gobierno marxista a partir de 2022. 

• Emboscadas: Con ellas causamos muchas pérdidas a los rivales cuando iban a atacarnos. Esa experiencia nos ayudará a evitar que por el país circulen tropas extranjeras u opuestas al pueblo.

¿Qué tal si Timochenko le dice pan al pan y vino al vino?

• Minas antipersona: Las empleamos para proteger los cultivos de coca. En el poder las usaremos para neutralizar ciertas acciones de nuestros enemigos.

• Voladuras: Afectamos torres de energía, puentes, carreteras, etc., para causar el caos en las ciudades, aunque el caos no se lo permitiremos a quienes se resistan al nuevo gobierno.

Acciones económicas

• Apropiación de bienes ajenos: Reconocemos que les echamos mano a miles de ellos. Si llego al poder en 2022, o llega el camarada Petro u otro camarada, la experiencia nos servirá para que el Partido Comunista tome posesión de toda propiedad particular.

• Extorsión continuada: Conseguimos mucho dinero exigiendo plata a los oligarcas grandes y pequeños. Mañana, si no nos entregan lo que les pidamos, se van del país o para la cárcel.

• Narcotráfico y minería ilegal: con estas dos actividades conseguimos miles de millones de dólares. En el gobierno seguiremos con la minería, pero legal, y delegaremos el narcotráfico.

• Secuestros: En nuestros campamentos acogíamos a quienes iban recobrando su normalidad mediante el pago de un aporte. Secuestramos ayer para evitarlos mañana.

• Lavado de activos: También aprendimos esa acción capitalista, y aplicaremos la experiencia en la economía de la revolución, como lo hacen en nuestra hermana Venezuela.

Acciones políticas

• Control territorial: Ejercimos la autoridad en numerosos lugares al haber expulsado al Estado burgués, lo que nos ayudará en el gobierno revolucionario a partir de 2022.

• Desplazamiento forzado: Obligamos a mucha gente humilde a abandonar sus escasas tierras. Lo aprendido nos servirá para desplazar a los oligarcas de este país.

• Reclutamientos: Sí, incorporamos a menores de edad y muchachas para que nos sirvieran en la guerra, y también en tareas domésticas y asuntos sentimentales.

• Milicias urbanas: Las organizamos muy bien, tanto, que aún existen. Esa experiencia nos ayudará a formar las milicias de la revolución, como en nuestra amada Venezuela.

• Inteligencia: Por último, es cierto que desarrollamos y mantenemos una gran tarea de infiltración en medios, empresas, justicia, educación, fuerzas armadas, etc. Nos será útil para crear una policía secreta como la KGB soviética o el G2 cubano”. Fin del discurso.

La alocución, que tarda 5 minutos, la esperamos los colombianos demócratas. Igualmente los totalitarios. Si bien esas prácticas las conocemos dentro y fuera del país, sería muy bueno que don Rodrigo las exponga más o menos como aquí aparecen, hablando de tú a tú, con la verdad en la lengua, sin rodeos. Seguro alguien dirá: “¡Ahí está pintao Timochenko!”…

INFLEXIÓN. ¿Por qué don Timo no hablaría así? Porque sabe que estos no son los tiempos de Jesús, cuando se decía: “La verdad os hará libres”. La frase ahora es: “La verdad os hará reos”. A pesar de la JEP.

Por: Ignacio arizmendi Posada.

19/9/20