"Apriete, mijo, apriete que ahora celebra...pierde el colombiano"

19 Diciembre 2021, 09:23 AM
Share
Por: Augusto Solano Mejía.

“¿Se acuerda del tipo que perdió la carrera de un mundial de patinaje por andar celebrando antes de cruzar la meta? Bueno, ese soy yo, Álex Cujavante, y eso pasó en el Mundial de 2010, en Guarne (Antioquia), cuando tenía 15 años”.

De la anterior manera comienza un reportaje realizado hace algún tiempo a este patinador barranquillero que, luego de vivir esa dolorosa derrota, se convirtió en uno de los mejores y más admirados patinadores del mundo, acumulando oros en varios mundiales, juegos panamericanos, bolivarianos y suramericanos.

“Y claro: mientras yo perdía tiempo y velocidad celebrando, el corredor coreano Sang Cheol Lee se me adelantó y cruzó la meta”, puntualizó Cujuvante en la entrevista a la que me refiero. Traigo a colación este episodio para invitarlos a realizar una reflexión durante las fiestas de Navidad y fin de año que estamos celebrando.

Parece que hoy numerosos compatriotas no se acuerdan de lo difícil y mortal que es la carrera contra el Covid 19. Basta salir a la calle para ver como algunos de los protocolos de seguridad han desaparecido, encontrarse con personas sin tapabocas y ver grandes aglomeraciones de gente bailando y festejando, sin ningún tipo de protección contra el Coronavirus.

En muchas naciones bajaron la guardia y hoy están regresando al confinamiento y a las restricciones, pero en Colombia algunos parecen no entenderlo y están celebrando antes de ganar esta batalla.

Es cierto que las cifras de contagio y muertes se han reducido y que el gobierno nacional ha flexibilizado algunas medidas para asegurar nuestra reactivación económica y social. Sin embargo, el virus sigue presente y está mutando, tal y como lo demuestra la temida variante Ómicron, que se espera llegue muy pronto a nuestra nación.

Tenemos que entender que hay que vacunarse, que tener una sola dosis no significa ser inmune, que aún con nos podemos contagiar y que la tercera es la mejor prevención contra las nuevas mutaciones del virus, porque Ómicron aseguran muchos científicos, no será la última que aparezca.

Es entendible que luego de más de un año de vivir distanciados queramos volver a la normalidad, pero esa no es excusa para olvidar que aún no termina la Pandemia y que seguimos en una carrera contra el reloj.  

Durante estas fiestas reunámonos en familia, visitemos a nuestros amigos, asistamos a reuniones y seamos felices. Lo merecemos luego de lo que nos ha tocado afrontar. Sin embargo, ni por un minuto, podemos bajar la guardia frente al Covid 19 porque la meta sigue estando lejos.

Cuidémonos y cuidemos a los demás. De nuestro comportamiento durante las festividades y la temporada de vacaciones depende que el ya esperado cuarto pico no genere tanta destrucción como sus antecesores.

“¡Apriete, mijo, apriete que ahora celebra… perdió el colombiano!”, gritaba durante la carrera uno de los periodistas que le narró al mundo entero como Cujuvante dejaba escapar el oro en el mundial de patinaje del 2010.

Ese episodio tan desafortunado para nuestro querido patinador le enseñó, como él mismo lo ha dicho, que solo la dedicación, el trabajo serio y la concentración aseguran el éxito en una competencia y que nunca se puede celebrar antes de ganar.

Apretemos el paso y no nos distraigamos. No olvidemos que seguimos estando en jaque y que el coronavirus nos sigue muy de cerca.

Me despido deseándoles una feliz Navidad y enviándoles un mensaje de prudencia, corresponsabilidad y solidaridad para el nuevo año.

*Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

KienyKe Stories