Así es la democracia

21 Junio 2022, 07:36 AM
Share
Creado Por
Santiago Valencia
"Lo único que espero en este momento  es que como lo dijo el escritor Mario Vargas Llosa,  el electo presidente sea un “accidente enmendable y corregible”.

La democracia, según la RAE, es un sistema político en el cual la soberanía reside en el pueblo, que la ejerce directamente o por medio de representantes.  Hoy más que nunca cobra relevancia esta definición en Colombia, tras unas reñidas votaciones en las que el pueblo soberano eligió a su gobernante, para los próximos 4 años: el socialista,  Gustavo Petro.

Como ejercicio de esa soberanía, estipulada en nuestra Constitución, 11.281.013 personas ejercieron su derecho al voto, para elegir el modelo representado por la izquierda, que ofrecía un radical cambio a las políticas adelantadas en los últimos años en nuestro país.

Al otro lado de la moneda, quedamos 10.580.412 colombianos, que hemos luchado incansablemente para que Colombia avance en pro de la libertad, la propiedad privada, la libre empresa, el respeto a nuestra fuerza pública y nuestras instituciones, la libertad económica y los firmes ideales para ver a una Colombia robusta, fortalecida y en lo alto de la cima.

No logramos la victoria, pero los números son dicientes. No nos quedaremos de brazos cruzados ante  las arbitrariedades, que el gobierno de turno, busque hacer. No somos mayoría, pero si suficientes para apoyar lo que sea bueno  y oponernos, con argumentos a lo malo, proponiendo alternativas.  Una oposición responsable, sin odio, sin mentiras, diligente, que defenderá sus principios de manera constante y con objetividad.

Hoy Colombia necesita paz, y nosotros, los de oposición estamos dando muestra de eso. Las calles lo demuestran. Somos responsables como sociedad y sabemos que el odio, la violencia y los discursos incendiarios, sólo generan destrucción, pobreza y caos.

Esperamos de Gustavo Petro, que enmarque su presidencia, dentro de la legalidad y que su gestión no sea condenada por la historia, como la de otros líderes de la región, que se han atornillado en el poder y han hundido a sus países, en las más profundas crisis. 

Vigilaremos con lupa su ambiciosa propuesta de una transición energética que dejaría la exploración petrolera por fuera del juego y ocasionaría una millonaria pérdida económica, así mismo veremos cómo avanza su reforma pensional que tanta ampolla levantó en campaña, los cambios que prometió en materia de seguridad, de salud, de narcotráfico y por supuesto la reforma tributaria, que según él, recaudaría  50 billones de pesos.

Que quede claro, que Petro no la tendrá fácil, pues los ojos de nosotros, los votantes, estarán atentos a cualquier salida en falso y en el Congreso además, tendrá que negociar sus irrisorias propuestas, quizá a punto de mermelada. Lo único que espero en este momento  es que como lo dijo el escritor Mario Vargas Llosa,  el electo presidente sea un “accidente enmendable y corregible”, pues en Colombia no queremos ni merecemos una dictadura.

KienyKe Stories