Bancos a pagar y Colombia a ahorrar

Publicado por: maria.vargas el Sáb, 20/03/2021 - 07:01
Share
Por: David Barguil.
Bancos a pagar y Colombia a ahorrar

La semana anterior ocurrieron dos eventos de la mayor trascendencia para Colombia y se hizo justicia en dos luchas que hemos venido librando sin tregua desde hace varios años. Por un lado, la Corte Constitucional dio el aval a nuestra iniciativa para que todas las entidades financieras del país paguen una sobretasa en el impuesto de renta y así contribuyan a la nación en medio de esta dura crisis económica. Por el otro, el estado colombiano -en un hecho histórico- ganó la multimillonaria demanda que Naturgy había interpuesto ante el tribunal internacional del Banco Mundial por la intervención a Electricaribe. Así las cosas, nuestro país no tendrá que pagar un solo peso de los $4,8 billones que reclamaba la multinacional por supuestos daños y perjuicios. 

¡Bancos a pagar más!

La Corte Constitucional le dio vía libre al artículo 92, de nuestra autoría, incluido en la ley 2010 de 2019 o ley de crecimiento económico. Allí, establecimos una sobretasa en el impuesto de renta para bancos y toda entidad financiera, dado que en los últimos años ha sido uno de los pocos sectores que ha incrementado sus ganancias, incluso en plena crisis económica. 

Según datos de la DIAN, desde el 2001 el sector financiero venía reduciendo sus tasas efectivas de impuesto de renta. En el 2001 la tasa era del 13,6% y en 2015, del 7%, lo que significa una disminución de -6,6 puntos porcentuales para un sector que en los últimos años creció cuatro veces por encima del PIB.

Viendo esta injusta realidad y teniendo en cuenta las inmensas necesidades del país, propusimos y aprobamos en el Congreso que los bancos debían aportar más, entendiendo este como un impuesto progresivo, en la medida que tal sector ha demostrado tener los recursos suficientes para contribuir en mayor proporción a la nación, ahora más golpeada que nunca por la pandemia

La tarifa general del impuesto sobre la renta, actualmente, es del 32%. Con nuestro artículo y el aval de la Corte, los bancos tendrán que pagar una sobretasa de cuatro puntos para el año gravable 2020 (es decir, les quedará en 36%), y de tres puntos en los años 2021 y 2022 (34 y 33% respectivamente). Además, se calcula que se recaudarán más de $2 billones que se destinarán a la construcción de las vías terciarias, conectando las regiones más apartadas de Colombia.

Por supuesto, sacar adelante este artículo nos costó poderosos enemigos. Enfrentamos calumnias y denuncias infundadas que tuvimos que sortear, pero afortunadamente la Corte Constitucional nos ha dado la razón al declarar exequible la sobretasa. Para el alto tribunal, la medida no vulnera ningún principio de equidad tributaria, ya que las entidades financieras también gozan de beneficios en sus impuestos con los que algunas sociedades comerciales no cuentan.

Igualmente, la Corte señala que la norma de la sobretasa cabe en una excepción a la prohibición de establecer rentas nacionales de destinación específica, puesto que la Constitución establece que la financiación de carreteras y vías de la Red Vial Terciaria es compatible con el sentido social del Estado.

Colombia gana en caso Electricaribe

En un hecho sin precedentes, nuestro país ganó la demanda internacional más costosa que ha enfrentado ante tribunales internacionales. Naturgy -antes Gas Natural- había presentado una demanda contra Colombia por $4,8 billones (aproximadamente 0,47% del PIB del 2020 o el 1,6% del presupuesto general de la nación para el 2021), debido a la intervención de Electricaribe, una empresa nefasta que le hizo muchísimo daño a la región caribe y a todos los colombianos.

El Tribunal de Arbitramento Internacional de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional falló a favor de nuestra nación, aclarando que la intervención de Electricaribe no se debió a una expropiación como lo reclamaba Naturgy y reconociendo el pésimo servicio prestado a los ciudadanos durante su operación.

De esta manera, Colombia no tendrá que pagar a la multinacional un solo peso, gracias a la excelente labor realizada por Camilo Gómez, director de la Agencia Nacional Jurídica del Estado, y su equipo, a quienes manifestamos todo nuestro reconocimiento. No es un hecho menor, pues la nación no sólo se ahorró millones, sino que quedó demostrado que quienes quedaron debiéndole al país fueron los dueños de Electricaribe.

Como muchos saben, esta ha sido una de nuestras más duras batallas que actualmente tienen resultados tangibles. Hace más de una década iniciamos las denuncias mostrando la cruel realidad del servicio de energía en la costa. Recogimos firmas, hicimos debates de control político, marchamos, acampamos y nos unimos en una sola voz todos los habitantes de esta región hasta lograr que el gobierno interviniera y luego liquidara Electricaribe.

Hoy, con la entrada de los nuevos operadores Afinia y Aire, la costa caribe siente esperanza. Eso sí, de manera paulatina porque fueron años en los que no se hicieron las inversiones necesarias en la red eléctrica. En mi pueblo natal, Cereté (Córdoba), se inauguró hace pocos días la nueva subestación de energía que ayudará a disminuir las variaciones de voltaje, mejorar la calidad del servicio y contribuir con el desarrollo social y económico no sólo de los cereteanos, sino de los habitantes de municipios aledaños como Ciénaga de Oro, San Carlos, San Pelayo y Cotorra. 

Esta y la lucha contra los abusos del sector financiero en Colombia han valido la pena, aun cuando nos hayamos ganado varios enemigos poderosos. Seguiremos adelante y no nos detendremos

Siga a KIENYKE en Google News