Batman Regresa: Los trágicos animales de Ciudad Gótica

Publicado por: maria.vargas el Mar, 28/07/2020 - 16:06
Share
Por: Carlos Yaya.
batman regresa tim burton

En 1989, Tim Burton entregó una pieza fundamental para el cine de superhéroes; una obra que no exploraba las buenas acciones de un brillante hombre con capa, sino la reaccionaria comparación entre dos hombres perturbados. El Batman interpretado por Michael Keaton era un loco vestido de murciélago que golpeaba criminales, mientras que el Guasón de Jack Nicholson era un psicópata que asesinaba personas con brutal júbilo (1). 

Con el peso de ser una película capaz de vender juguetes, pero también ser una historia competente por su cuenta, la secuela de “Batman” es única en su especie. Si bien el título de esta segunda entrega implica una intención comercial, “Batman regresa” tiene al héroe titular en una posición muy extraña en comparación del resto de películas de este género. Ni Batman, o su alter-égo Bruce Wayne son los protagonistas de la cinta, en cambio, sus antagonistas son el corazón de la trama. Esta es la historia sobre un pingüino y un gato, y el murciélago condenado a ser testigo de sus respectivas tragedias. 

“Batman regresa” abre con el nacimiento de Oswald Cobblepot, el heredero descartado de una gran fortuna. Deforme y desagradable a la vista, Oswald es arrojado a las cañerías por sus propios padres. Antes de encontrar su muerte ante tales condiciones, el bebé es rescatado por unos pingüinos. Danny DeVito interpreta a la versión adulta de esta destrozada figura, y expresa todo el rencor que puede caber en un hombre que pudo estar destinado a otro futuro, de haber sido amado por sus papás.

batman regresa tim burton

El filme culmina su racha de introducciones con un feminicidio. Cuando Selina Kyle, la torpe, pero bien intencionada secretaria de un magnate de la industria energética, le demuestra decidida e intuitiva inteligencia a su jefe, el tipo procede a empujarla desde el último piso de una imponente torre. El cadáver de la mujer se encuentra sin vida en el pavimento y, de repente, es invadido por decenas de gatos que le devuelven la vida. La actriz Michelle Pffeifer construye una icónica presencia cuando la Selina renacida regresa a su hogar y destruye todo rastro de su debilidad: el rosado de sus paredes, sus osos de felpa y toda muestra de calidez. La mujer de ayer se convierte en una Gatúbela, expresando comodidad en la figura de una mujer en traje de cuero, rebelde e impredecible. 

El Pingüino tiene un terrible plan de venganza: asesinar a todos los primogénitos de Ciudad Gótica. No obstante, su plan termina siendo diferido ante la posibilidad de redimir su más íntimo deseo: demostrar que puede ser alguien a pesar de su 

pasado. Buscando ser alcalde, Oswald tiene la motivación suficiente para reinsertarse en la sociedad. Mientras, Gatúbela vaga por los rincones más oscuros de Gótica, causando estragos en la propiedad del hombre que la asesinó, hasta que es asesinada simbólicamente por Batman, quien la arroja desde un tejado. 

Trastornada por cómo su nueva identidad fue invalidada por Batman, Gatúbela decide colaborar en la destrucción del Murciélago con Oswald. Poco después de presenciar otro feminicidio cortesía de los planes del Pingüino, Gatúbela es traicionada y asfixiada por su aliado, quien vuelve a lanzarla desde grandes alturas, asesinándola una tercera vez. Por otro lado, el Pingüino descubre que su plan de ser alcalde es absurdo, cuando toda su malicia es revelada al público por Batman y por la traición de su benefactor. Entonces, la humanidad de Cobblepot se desvanece por completo y reinicia su retorcido plan. 

Batman, quien solo aparece treinta minutos dentro de su propia película, solo sirve como testigo de las devastadoras emociones de sus adversarios. Cuando enfrenta por última vez a la mujer que ama, comprende su sufrimiento: tuvo que ser asesinada tres veces para darse cuenta que, por más que intentara trascender sus condiciones y sentir orgullo de si misma, su identidad terminaría siendo fragmentada con cada intento. Ante la decisión de recibir ayuda o ver realizada su venganza, el corazón de Selina cede ante el odio, sacrificando su vida para terminar con la de su victimario (2). Finalmente, Batman presencia cómo el Pingüino es consumido por su ira, falleciendo en los brazos de los animales que ya le habían brindado el hogar que tanto deseaba.

batman regresa tim burton

“Batman regresa” trasciende parte de la ridiculez que transmite su acción con una de las historias de venganza más definitivas en la franquicia. Así como en la primera película, donde el adversario y el héroe eran simples locos con un enfoque distinto, la secuela llega a conclusiones similares al explorar la violencia dentro del Hombre Murciélago a través de sus antagonistas: Oswald y Selina pierden la cordura por una imposible necesidad de retribución que termina consumiendo sus vidas, pero Batman regresa a las calles entendiéndose como alguien no tan distinto a sus enemigos. 

Por: Carlos J. Yaya 

Referencias bibliográficas. 

- Wasserman B. BATMAN ʼ89: Analyzing a 30 Year Legacy [internet]. 

- Comicsverse. Disponible en: https://comicsverse.com/batman-89-analyzing- a-30-year-legacy/

- Confused Gender. Batman Returns and Fairytale Feminism: Michelle Pfeifferʼs Catwoman Is No Sex Kitten [internet]. Disponible en: https://confusedgender.wordpress.com/2012/05/09/batman-returns-and-fairytale- feminism-michelle-pfeiffers-catwoman-is-no-sex-kitten/