"Colados": ahora no solo en TransMilenio

Publicado por: maria.vargas el Jue, 25/03/2021 - 17:02
Share
Por: Gloria Díaz.
"Colados": ahora no solo en Transmilenio

La palabra “colados” es un término coloquial que indica que alguien, sin importar las normas estipuladas, hace lo que sea para recibir algo sin interesarle quién esté primero o, también, se refiere a realizar diversas acciones para recibir un beneficio evadiendo el pago. Lamentablemente, es una acción tan común que se ha convertido en un estilo de vida para algunas personas en el país. 

Hace dos años se hablaba con mucha frecuencia sobre los evasores del pago del pasaje de TransMilenio, cosa que, hoy por hoy, está vigente. Cifras llegaron a evidenciar 384 mil “colados” al día, lo que podría representar pérdidas anuales por 222 mil millones de pesos en el sistema de transporte público. ¡Grave situación para la ciudad!

Pero algo que duele, preocupa, indigna y es aún más difícil que el escenario anteriormente descrito, es lo que está pasando actualmente con el proceso de vacunación en Bogotá, en plena pandemia por Covid 19. 

La Superintendencia Nacional de Salud, en una auditoría realizada a la Subred Norte de la capital, detectó que 395 personas fueron vacunadas en la etapa que no les correspondía, desconociendo el Plan Nacional de Vacunación y lo estipulado por el Gobierno Nacional al respecto. 

La norma del Ministerio de Salud es clara y señala que “se vacunará de forma progresiva al personal cuya actividad principal está involucrada con la atención de pacientes que tienen diagnóstico confirmado de Covid-19 y en consecuencia se encuentran en una exposición permanente, intensa y directa al virus”, a pesar de esto, el hallazgo realizado por el ente de vigilancia dio a conocer que los 395 vacunados eran funcionarios que pertenecían a las dependencias de contratación, conmutador, dirección financiera, gestión documental, servicio al ciudadano, control interno disciplinarios, entre otros. ¡Nada que ver con esa primera línea de la Etapa 1! 

A esto hay que sumarle que, de acuerdo con el hallazgo, la Subred Norte no cuenta con planes de microplaneación, responsables del proceso de vacunación, tiempos o recursos; tampoco con un proceso para el agendamiento o protocolo alguno para el manejo y disposición de residuos, así como de almacenamiento, custodia y traslado de vacunas, ni con personal certificado para aplicar las dosis.

Esto es un caos que evidencia dos situaciones: 1. La falta de solidaridad por parte de algunos ciudadanos y 2. La posible falta de planeación y el escaso control por parte de la Administración Distrital. 

¿Por qué falta de solidaridad? Es cierto que la mayoría de los colombianos queremos estar vacunados lo más pronto posible. Muchas familias han perdido seres queridos por culpa de este virus que llegó a atormentar y desestabilizar al mundo entero. Todos anhelamos tener esa cura que, en lo posible, nos permita volver a compartir con los nuestros, seguir viviendo sin tapabocas y distanciamiento físico. Sin embargo, estamos en un momento en donde la unión, empatía y honestidad son claves para salir adelante, en ese sentido, el colarse para lograr la vacuna por encima de las reglas, muestra la falta de conciencia, más cuando esta situación se presentó en una entidad donde debe prevalecer el bien público. 

Ahora bien, respecto a la posible falta de planeación y el escaso control por parte de la Administración Distrital, deberán responder lo antes posible los funcionarios encargados sobre lo sucedido y aclarar porqué la Secretaría de Salud siempre manifestó que contaba con los procesos para iniciar la vacunación de manera eficiente y transparente.

Con todo esto hay una sola cosa clara y es que la salud no puede convertirse en un foco de corrupción y menos ser un escenario que se preste para “los colados”, pues esta no es ni será una buena manera para lograr un cometido personal.

Referencias: 

. https://www.supersalud.gov.co/es-co/Noticias/listanoticias/supersalud-revela-hallazgos-por-presuntos-incumplimientos