Cyborg

Publicado por: maria.vargas el Lun, 06/12/2021 - 08:18
Share
Por: Remberto Burgos de la Espriella.

Cambiar los circuitos eléctricos mediante un electrodo en la profundidad del cerebro es una de las formar para tratar la depresión, enfermedad que se calcula en 2030 será la número 1 y afecta hoy a 125 millones de personas en el mundo. Hace parte este tratamiento de la estimulación cerebral profunda y como mediante un estímulo preciso, en el sitio y blanco adecuado se puede modificar el estado de ánimo. Increíble: los potenciales eléctricos y el afecto. El electrodo se une a un cable que pasa por debajo de la piel y se conecta a una especie de marcapasos que esta en la parte superior del pecho. Parece una película del futuro, pero no: es uno de los tratamientos disponibles en la neurocirugía de hoy. No es ciencia ficción; sus resultados avalados por la evidencia medica, lo recomendamos para la Enfermedad de Parkinson que no responde al tratamiento farmacológico, la agresividad incontrolada y trastornos obsesivos como la obesidad e inclusos las fobias. Mínimos riesgos, un pequeño orificio en el cráneo y precisión milimétrica del punto diana obtenido previamente de coordenadas computarizadas.

El implante de chip retinianos otra maravilla. Desde la aferencia se envíen impulsos por los nervios ópticos y se pueda entrenar al paciente quien ha perdido su visión es otra extensión de la tecnología aplicada a recuperar nuestros enfermos. Implante retiniano que reemplazan las células fotorreceptoras de la retina, mini cámaras en gafas y procesador son los elementos que constituyen la visión biónica. ¡Ver para creer! No podemos ser como Santo Tomas: es la tecnología disponible y aplicada con calidad y ética para recuperar funciones perdidas

Y todo empezó con los implantes cocleares. Un pequeño dispositivo debajo de la piel que estimula las terminaciones de la cóclea (computador de la audición, transforma los sonidos en impulsos nerviosos)) para que estos lleguen al cerebro. Transformar el sonido en impulso eléctrico y así el nervio auditivo lleve el impulso hacia el cerebro. Ideal para los niños que nacen sordos y para los enfermos adultos que han perdido la audición. Se cumplen casi 40 años de implantes cocleares y esta maravillosa aplicación de la tecnología ha evolucionado tanto que cuando no existe viabilidad del nervio auditivo se hacen llegar los estímulos al tallo cerebral, el árbol de la vida. ¡Imponente!

Estos tres ejemplos de la tecnología restauradora de funciones perdidas nos convierten en “cyborg”. Humanos unidos a elementos cibernéticos. Robocop para restaurar, no resucitar. Se calcula que se han colocado cerca de 1 millón de implantes cocleares en el mundo y vendrán nuevos cambios e innovaciones.

Que tal este prodigio en los niños que nacían sordos. Se le colocan los implantes cocleares precozmente, se les enseña a interpretar los sonidos antes que aprendan a hablar y así pueden tener una vida escolar normal si necesidad de acudir a centros especiales de formación.

Pienso en los colombianos amputados. Aquellos que por defender la democracia han entregado una extremidad. Las bellacas antipersonas, “minas quiebrapatas”, lo más degradante e indigno del conflicto (13.000 víctimas en Colombia). O en el otro extremo, esos muchachos accidentados que el azar les raptó la esperanza. Hay que cambiar esa creencia. La interfaz cerebro-maquina viene a una velocidad vertiginosa. Un set implantado desde el cerebro: se coloca un circuito integrado en la zona motora, una conexión hasta la neuro prótesis y con solo pensar pueden mover el implante. Esto no está lejos…¡volverán a sentir su pierna volada! A la vuelta de la esquina estará disponible, hay que devolver estos ciudadanos sin frustración hacia su vida normal. Es el llamado de la justicia social.

Neuro tecnología, interfaz cerebro-maquina, circuitos implantados, prótesis que restauran es la nueva narrativa, moderna, de los equipos multidisciplinarios de rehabilitación. Es el presente: el momento es ahora.

Diptongo: Por cierto, ¿existe en Colombia un Ministerio de Ciencia y Tecnología?