Derechos humanos: derecho de derechos

Publicado por: gabriela.garcia el Dom, 22/03/2020 - 17:48
Share
Por: María Carolina Carrillo.
María Carolina Carrillo

Casi que desde el comienzo de la humanidad esta se ha movido en dos orillas, los poderosos imponiendo sus estrategias y formas de dominio y en el otro lado aquellos que se han declarado oprimidos y decidieron luchar por igualdad, respeto y reivindicaciones  por sus derechos.

La historia destaca sucesos que como resultado de la resistencia, levantamientos e incluso confrontaciones  han acercado cada vez más a los hombres con ese deseo de igualdad.

 Hacia 1.793 Antonio Nariño tradujo los Derechos del hombre, años después en 1.863 se produjo la abolición de la esclavitud en tiempos de Abraham Lincoln, más recientemente en diciembre de 1948 NACIONES UNIDAS en su tercera asamblea produjo la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de ahí en adelante han surgido movimientos, partidos, colectivos, revoluciones, manifestaciones todas con un mismo lema “Respeto a  los derechos humanos  y equidad". 

Colombia no ha sido ajena a esta ancestral discusión y  muchos líderes han enarbolado las banderas de la libertad ofrendando incluso su propia vida logrando avances en aspectos fundamentales ,pero aún hoy quedan  muchas tareas  pendientes frente a indicadores que ubican a nuestro país con más de 6 millones de víctimas según estudios, como el territorio donde más se violaron  los derechos humanos en el continente en la década pasada, el más peligroso para el ejercicio sindical, la tierra con mayor número de minas antipersonal sembradas superando las cien mil, que a datos recopilados hasta 2.019 generaron más de 12 mil víctimas entre miembros de la fuerza pública y la población civil, también  uno de los lugares con mayor desplazamiento interno del mundo  y  una alta cifra de refugiados constituyendo uno de los dramas humanitarios más preocupantes de América Latina, además de convertirse en la nación donde casi todos sus habitantes hemos sido víctimas por parte de alguno de los actores del conflicto o conocemos a alguien que lo ha sufrido en carne propia.

En el presente  grandes nubarrones  se posan sobre nuestra patria debido a la permanencia por un lado, o al rearme por otro de grupos generadores de violencia que a través del desplazamiento, la intimidación, tortura, violencia sexual, reclutamiento, desapariciones y muerte llenan de zozobra campos y ciudades.

Desde todos los sectores los ciudadanos claman por un nuevo país, por una nueva sociedad capaz de perdonar las atrocidades y el exterminio cometidos por guerrillas, paramilitares, delincuencia común, narcotráfico y algunos agentes del estado que durante décadas le hicieron pensar al planeta que el nuestro era un estado inviable.

El panorama si bien ha mejorado nos lleva a plantear  varios interrogantes tales como: ¿Sabemos realmente que son los derechos humanos? ¿Qué son los derechos fundamentales? ¿A qué tengo derecho como ciudadano? ¿Hasta dónde llegan mis derechos? ¿Todo lo que reclamo como derecho es posible? ¿Son más mis derechos que mis deberes? ¿Quién es un defensor de los derechos humanos? ¿Por qué se deben defender los derechos humanos?  ¿Respeto al otro como mi igual? ¿Estoy dispuesto a perdonar?

Es un tema amplio y complejo que merece un análisis profundo, el cual abordaremos en próximas columnas para tratar de dilucidar ¿Cuál l es mi papel en la sociedad? ¿A qué  tengo derecho? Y si con mi comportamiento, rol, actitudes y  desempeño en la comunidad soy respetuoso y por ende defensor de la vida y de los  derechos del otro.