Descubriendo el agua tibia

27 Mayo 2022, 10:07 AM
Share
Creado Por
Ignacio Arizmendi Posada
"Son tantas las aguas que el presente invierno ha desatado sobre Colombia en plena campaña electoral, que hay posibilidades de “descubrir el agua tibia”.

Son tantas las aguas que el presente invierno ha desatado sobre Colombia en plena campaña electoral, que hay posibilidades de “descubrir el agua tibia” en el país y las elecciones, muestra de lo cual son los siguientes 20 “hallazgos”: 

 

• Petro inspira pánico por prometer hacer lo que dice y por lo que no promete hacer y hará. Hernández inspira un pánico similar por no pensar lo que dice y hacer lo impensable.

• Fajardo tiene el don de la complejidad matemática; Petro, el de la irrupción maniática; Hernández, el de la ligereza retórica, y Fico el de la simplicidad pintoresca.

• Petro es indescifrable; Hernández, impredecible; Fajardo, impenetrable, y Gutiérrez, inmodificable. 

• Mientras Petro tiene carácter totalitario, Fico igualitario y Fajardo binario, Hernández lo tiene primario: en una grabación conocida, amenaza a su interlocutor con “pegarte un tiro, ¡hijueputa!” (si Rodolfo no pasa a la segunda vuelta, ¡es porque el tiro le salió por la culata!).

• Fajardo tiende a reducir todo a una fórmula matemática desconocida por los electores, y por eso no le dan los números; Petro, a reducir todo al “cambio” (tendría que empezar por él mismo); Hernández, a reducir todo a la corrupción, y Fico, a reducir todo a la unidad de los colombianos (una quimera).

 

• Con Petro puede pasar cualquier cosa, pase o no a segunda vuelta.

• Si no pasa, él y sus seguidores tienen talante para afirmar que les robaron las elecciones y pretenderán “rescatar” el bien robado, cueste lo que cueste.

• Si Fico enfrenta a Petro en la segunda vuelta, tendrá que usar chalecos antibala, ¡pero que no se le ocurra usar chalecos “antiadherentes”! (a buen entendedor, azadón de palo…).

• Si Fico no pasa a segunda, ¿será porque su candidatura no era de primera?

• Si quien no pasa a segunda es Fajardo, ¿será porque se creía de primera? 

 

• Petro ha dicho repetidamente que necesitará al menos doce años para construir el “paraíso” que promete. Es lógico, entonces, que busque, no reelegirse, como dijo, sino que lo reelijan. Que es distinto.

• A Fico le falta más “pinta” de estadista. Eso es que le atrae más la de futbolista. 

• Fajardo se preparó para ganar, pero no para asumir el costo de atacar tanto tiempo a Duque, Uribe y Fico como si este hubiera sido propuesto por Duque y Uribe.

• Hay que reconocer que muchos votantes de Petro se deben a las inocultables fallas del gobierno Duque, y que muchos electores de Fico se deben a los inocultables aciertos del presidente.

• A Fico no le falta materia gris, falta en sus propuestas y promesas.

• En los comicios del pasado 13 de marzo hubo jugadas mal hechas que quedaron bien hechas para Petro. Pasarán a la historia, en línea con el “Pacto Histórico”. 

• En relación con ello, mientras más palabras pronuncia el registrador Alexander Vega desde su cruz, más clavos le acondicionan los candidatos demócratas.

 

• A lo largo de esta campaña, y desde antes, en los medios capitalistas hay periodistas que se refieren a Petro como “el candidato progresista”, mientras que a Fico lo reseñan como “el candidato de la extrema derecha”. ¿Eso es “capitalizar”?

• Hablando de periodistas, no hay quién le haga a Gustavo Petro tres preguntas esenciales: 1) ¿Qué conserva de la ideología marxista-leninista del M-19? 2) ¿Qué opina del régimen cubano? 3) ¿Cuáles son, en concreto, sus diferencias ideológicas de fondo con el Eln, las Farc, el partido comunista y el partido Comunes?

• En el plebiscito de 2016, casi todos los periodistas dieron a conocer su posición de Sí o No, pero en estas elecciones están renuentes a cantar su voto. ¿Eso es juego limpio?

 

Con lo dicho, ¿se calentaría el agua tibia? ¡Lo que faltaba! Sea lo que fuere, invito a tener claras tres cosas: •que ningún aspirante hará de Colombia un paraíso •que no hay candidato perfecto ni país que lo resista •y que unos candidatos son más “imperpetros” que otros...


INFLEXIÓN. OK, quienes aspiran a la presidencia tienen buenas intenciones, pero, como dice el adagio, de ellas está pavimentado el camino al infierno.

KienyKe Stories