El dèjá vu del campo colombiano

Publicado por: gabriela.garcia el Jue, 05/03/2020 - 11:10
Share
Por: Enrique Herrera.
Enrique Herrera

El campo colombiano tiene mucho de Dèjá Vu porque, como dijera el griego Citrias, no es que la historia se repita sino que ciertos episodios quedan atragantados. Y el país sigue atorado, por ejemplo, con los 3 grandes distritos de riego (Ranchería, Triángulo del Tolima y Tesalia y Paicol)  que a criterio de la Contraloría General de la República se convirtieron en elefantes blancos dado que llevan décadas sin terminar. 

Otro Dèjá Vu se siente con la alta tasa de informalidad laboral y de la propiedad rural. Igual ocurre con los altos porcentajes de pobreza, analfabetismos, baja escolaridad, acceso limitado a servicios sociales rurales: Salud, Educación, Servicios de asistencia social, Saneamiento, Seguridad Social, Servicios Públicos y Sistemas de movilidad.

Y eso, todo, es un Déjá Vu. Es como si ciertas cosas quedaran congeladas en el tiempo; como esos pueblos olvidados en los que nada pasa ni transcurre. 

La pregunta es cómo se hace para romper amarras con el Dèjá Vu.  Esa sensación de “esto ya lo he visto y vivido”. A esa congelación de cosas.

El nuevo ministro de Agricultura, Rodolfo Zea Navarro, puede comenzar a romper esos lazos que tiene el  Dèjá Vu con el campo colombiano y para ello puede usar algunas de las propuestas que elaboramos, en época de campaña,  para el programa de gobierno del hoy presidente Iván Duque.

Unas de ellas podrían ser:

  • Fortalecer el uso de herramientas tecnológicas (Apps) para el desarrollo de los mercados a través del manejo de la información de precios y mercados existentes. 
  • Impulsar desde la Agencia de Desarrollo Rural -ADR- la agrotech para desde la tecnología promover i) nuevos sistemas de producción; ii) la mecanización y automatización de labores; iii) la investigación y aplicación de la genética y protección de cultivos y animales; iv) el uso del Big data, software de gestión y servicios de información y educación al productor agropecuario y v) promover los productos y servicios alimentarios innovadores, vi)  la Bioenergías y biomateriales y vii) las tecnologías en el procesamiento, logística y distribución de alimentos.
  • Promocionar las compras públicas e institucionales mediante el compre y venda a la fija. 
  • Promover zonas francas agrícolas y agroindustriales.
  • Impulsar  la elaboración e implementación de 32 planes departamentales de promoción de inversiones agropecuarias, agroindustriales y comercio que usen plataformas digitales e incorporen fondos de inversiones para crear ecosistemas productivos. 
  • Establecer un sistema de información, divulgación y consulta que contenga y ordene en un solo sitio web  la información pública de mercado y cambio climático cuyo fin sea incentivar la inversión e impulsar el comercio. 
  • Sistema de incentivos tributarios para quien, al interior de su predio, establezca un sistema de riego con fines productivos.
  • Poner en funcionamiento un Programa para la Disminución de la Pobreza Rural y la Formalización Empresarial y Laboral, acompañando estos esfuerzos con una titánica gestión en pro de acelerar el programa de formalización y ordenamiento de la propiedad rural.
  • Fortalecer en las Cajas de Compensación la línea de atención para el poblador rural como operador de vivienda rural, formación a jóvenes y atención integral a la niñez rural.. 
  • Incentivar al sector privado, para que en el modelo de Alianzas productivas con negocios inclusivos participe en la cadena de valor. 

El abanico es amplio porque el campo también lo es. Pero en ejercicio de gobierno hay que concentrarse y no dispersarse.

Por último y porque es urgente, el Ministro debe ampliarse a fondo para desbloquear los 320 mil millones congelados en el presupuesto de su sector, particularmente el de la ADR que es su brazo operativo a la cual también, como a la Agencia Nacional de Tierras ANT, no le prorrogaron la planta temporal y este año las dejaron sin gente y sin plata. Es decir, heridas de muerte.

La tarea es ardua pero el ministro debe saber cuáles son sus 3 huevitos.