Saray Robayo Bechara

Representante a la Cámara de Córdoba por el Partido de la U. Abogada de la Universidad del Sinú, especializada en derecho constitucional, integrante de la Comisión Tercera Constitucional Permanente, de la Comisión Legal de  Cuentas y la Comisión accidental para el seguimiento y control de la inversión de los proyectos estratégicos de la Región Caribe.

Saray Robayo Bechara

El Gobierno de la No Ejecución

Cuando hace unos meses alerté sobre la baja ejecución del  Presupuesto General de la Nación en 2023 que estuvo muy por debajo del 90%, no se me paso por la mente que se iba a convertir en una costumbre reiterativa como viene sucediendo  hoy con la ejecución del PGN 2024 que ya muestra en varios de los sectores una ejecución que no pasa del  9% en lo que va corrido del año.

Algo que no se explica y que muestra una gestión deficiente y la falta de capacidad que tienen algunos sectores para adelantar los proyectos especialmente en el campo social donde las necesidades son apremiantes y la población espera ver mejoras en infraestructura, educación, vivienda, servicios públicos y que decir de la salud donde el sistema se tambalea al borde del  colapso.

 

Aquí nos surge la pregunta, ¿Por qué si se tiene el dinero, no se ejecuta? Necesitamos que el gobierno pase del discurso y comience a desarrollar los procesos de planificación y ejecución para garantizar una asignación eficiente de los recursos  y su posterior utilización en proyectos que realmente le llegue a todos los colombianos.

 

El presupuesto presentado por el Gobierno Nacional de acuerdo con (anteproyecto) para 2025 presentado al congreso será de $524,4 billones, si bien en valores nominales  es el más alto de la historia, en valores reales tendremos 1% menos que el aprobado para el 2024 de $502,6 billones. Lo más peligroso es que la inversión tendrá una disminución de 30% mientras que los recursos que se destinarán para pago de deuda incrementarán en 28%. Con esto claro, y sabiendo que se afecta la inversión tenemos claro que las más afectadas serán las regiones. 

 

Sin duda estamos ante un reto que obliga a tomar medidas urgentes y de mucha responsabilidad para nuestra economía que viene sintiendo los efectos de la desaceleración en los diferentes sectores y que de acuerdo a las proyecciones del Banco Mundial tendrá un crecimiento cercano al 1,3% para este 2024, en medio de una tormenta provocada por los cambios climáticos del  fenómeno de El Niño, que viene afectando la estabilidad hídrica de los embalses, creando un stress en todo el sector energético con amenazas de un apagón y problemas en el suministro de agua a nivel nacional. Pero claro, tampoco estamos preparados para el inicio del Fenómeno de la Niña, así que en próximos meses seguiremos viendo la misma escena.

Por todo lo expuesto hasta aquí creo que es imprescindible como lo dije antes, pasar del discurso a la ejecución. El país merece que el gobierno entienda que el presupuesto no es un requisito meramente, por el contrario, el presupuesto requiere de una planeación estratégica para poder transformar las realidades sociales de las personas. Pero que también requiere de la ejecución de los recursos públicos. No es mejor gobierno el que más plata guarda, es mejor gobierno el que la gasta garantizando el cumplimiento de su ejecución. A marzo de este año la ejecución del presupuesto 2024 va en 9,1%, cuando debería ir en por lo menos el 20%.

 

El país merece de la responsabilidad en la ejecución, no un gobierno de la no ejecución.

Creado Por
Saray Robayo Bechara
Más KienyKe
Estos son los diez preseleccionados para Contralor General de la República. ¿Cuándo será elegido quien ocupe este importante cargo?
El presidente descarta interés en reelección y critica a quienes incumplen acuerdos de paz, ¿qué dijo?
Senado aprobó proyecto con el que regresaría día sin IVA y lo institucionaliza como política de Estado, ¿qué falta para que sea un hecho?
El presidente, Gustavo Petro aplaudió el fin de la tauromaquia en Colombia con un contundente mensaje al Congreso,
Kien Opina