El poder de Francia Márquez

26 Junio 2022, 09:06 AM
Share
Creado Por
Edubar Arango
"Francia es parte de la lucha contra el racismo estructural, Es parte de los que luchan por seguir pariendo la libertad y justicia".

Francia Elena Márquez Mina no nació en cuna de oro, todo lo contrario. La vereda Yolombó no es ninguna urbe, es un humilde corregimiento del municipio de Suarez, una comunidad de negros trabajadores y resilientes del Cauca, donde vivió con sus padres, ambos agromineros que en medio de su pobreza solo querían vivir en paz.

Su mamá, Gloria María Mina López, una partera, que ama sembrar la tierra y minar, les enseñó a ella y a sus otros cuatro hermanos a no rendirse ante las adversidades de la vida. De ella, heredó el amor por las luchas populares.

¿Y cómo no?  Si Francia, la escuchaba embelesada, cuando la acompañaba a los mítines del PCN, Proceso de Comunidades Negras cuando solo tenía 15 añitos por allá en 1995, cuando asistió a las primeras reuniones para salvar el Río Ovejas de la represa La Salvajina. Un megaproyecto que amenazaba con acabar el territorio ancestral donde habían nacido.

Trabajando en la mina y de empleada doméstica en casa de una familia en Cali, fue seducida por un hombre 20 años mayor que ella, que cuando se enteró que la había embarazado se desapareció. Ella solo tenía 16 años.

A Francia le ha tocado duro, crio a sus dos hijos con verraquera, con esa abnegación y ese amor tan propio de nuestras mujeres afro del pacífico, sin demeritar las relaciones de madre e hijos del interior del país. Pero es que como lo dice GOYO de Chocquibtow: “No se rinde el que nació donde por todo hay que luchar”.

La resiliencia de nuestros pueblos, son dignas de admirar. basta con escucharla hablar sobre saberes ancestrales, luchas y dignidad

Los territorios afro y sus habitantes han sido históricamente marginados en el acceso a la educación y a la salud, en los censos, en los cargos políticos, en los puestos de trabajo, etcétera. Sin embargo, conforman un colectivo importante. Por esta razón y atendiendo a las necesidades colectivas e individuales de este grupo, y como consecuencia de diversas reuniones, conferencias y acciones de afirmación positiva, se dio inicio a un movimiento que permitió plantear la búsqueda en forma conjunta de medidas que lleven a la inclusión de estas minorías postergadas en sus respectivas sociedades. Los Afrodescendientes representan el 12.3% del total de la población internamente desplazada en Colombia. - El 98.3% de los afrocolombianos en situación de desplazamiento viven bajo la línea de pobreza.

Francia es parte de ese proceso, de una historia de lucha y resistencia. Francia es parte de la lucha contra el racismo estructural, Es parte de los que luchan por seguir pariendo la libertad y justicia. De quiénes conservan la esperanza por un mejor vivir, de aquellas mujeres que usan el amor maternal para cuidar su territorio como espacio de vida. Francia es eso, parte de los “Nadies y Nadias”. Que no es sino la forma en que ha vivido su comunidad. Sintiendo la impotencia de vivir en medio del olvido, en medio de necesidades básicas insatisfechas y del conflicto armado.

Estos territorios y sus pobladores han padecido un abandono histórico. Sin agua potable, sin saneamiento básico, sin conectividad, ni buen servicio eléctrico. Sin escuelas y lo peor, sin vías y si no hay vías, ¿cómo llegar a las escuelas?

Francia viene de allá, de los que han vivido en carne propia esa impotencia de ver morir a un familiar que se enfermó grave, pero no se pudo sacar a un centro de salud, porque el más cercano está a 6 o a 12 horas. Así que simplemente lo dejan en su casa y todos se ponen a rezar para que se vaya tranquilo, porque Dios lo va a recibir en el cielo.

A todo eso, súmele que hay que estar en modo alerta, pues la violencia por culpa del conflicto armado es el pan de cada día en esos territorios. La gente vive en zozobra constante, con los chiros a la mano y el equipaje ligero, para cuando les toque salir corriendo a media noche o a cualquier hora, porque se les metió alguno de los tantos grupos armados que tienen injerencia a lo largo y ancho de la geografía colombiana y que, en muchas regiones, son la primera autoridad.

Francia no exagera al llamarse “Nadie”, a pesar que fue representante legal del Consejo Comunitario del corregimiento de La Toma de Suárez, al norte del Cauca donde se opuso a la explotación minera y a la entrega indiscriminada de títulos mineros debido al impacto negativo de estas actividades, como el deterioro del medio ambiente y el desplazamiento forzado de comunidades. Esto le valió amenazas y atentados contra su vida, pero también el reconocimiento internacional como defensora de derechos humanos y del medio ambiente. Ha recibido varias distinciones por sus actividades sociales y ambientales, entre ellas los premios Goldman de medio ambiente y Joan Alsina de derechos humanos. Además, Fue presidenta del Consejo Nacional de Paz y Convivencia en el año 2020, ​donde se ocupó del seguimiento al cumplimiento de los acuerdos de paz.

Márquez se graduó de técnico agropecuaria en el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA). En 2020 obtuvo un título en Derecho de la Universidad Santiago de Cali. En 2021 inició una especialización en escrituras creativas en la Universidad ICESI. 

En 2014, Márquez Mina viajó a La Habana para participar en los diálogos de paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC, como víctima en la quinta delegación. En este proceso participó ante la mesa de los diálogos de paz con su relato sobre la forma en la que el conflicto armado político y económico ha afectado históricamente de manera desproporcionada a las comunidades afrocolombianas, y de manera específica a las mujeres negras. Asimismo, habló sobre la necesidad de garantizar la participación efectiva de los pueblos étnicos en el proceso para lograr la paz estable y duradera. Fue candidata a la Cámara de Representantes del Congreso de Colombia en el año 2018, con el aval del Consejo Comunitario del río Yurumanguí para la circunscripción especial de afrodescendientes, ¿Aún piensa que Francia es una mujer común y silvestre? No por nada Wikipedia la describe como una líder social, activista medioambiental, defensora de derechos humanos, feminista, abogada, y política colombiana.

Y es que más que un país lleno de ambigüedades, Colombia exhibe muchas paradojas. No solo es el contraste bastante generalizado en la opinión pública internacional entre estabilidad política y macroeconómica con altas dosis de violencia, sino también, algo que poco llama la atención a analistas externos e internos, el papel activo de sus actores sociales en la construcción de democracia a pesar de las adversidades que enfrentan. Y eso queridos amigos, es Francia Márquez.

El poder de esta mujer es descomunal y gigantesco. Francia Márquez es un icono, un fenómeno político que encarna el sufrir de los pueblos afrocolombianos, que hoy la ven como su máxima referente, no por casualidad la votación que llevó a Gustavo Petro a la Presidencia fueron los territorios olvidados del Pacifico, precisamente eso que él llama La Colombia Profunda.

Pero Francia tiene una gran responsabilidad sobre sus hombros al encarnar la esperanza de estos pueblos, porque todo esto conlleva a una sobrecalificación, a un sobredimensionamiento de la narrativa del imaginario colectivo que espera de ella, no solo la reivindicación de los derechos de estos territorios de brechas abiertas de par en par, sino una inmediata solución a problemas ancestrales que quizás, sean muy difíciles de arreglar o hasta imposibles desde su papel como vicepresidenta y como Ministra de la Mujer.

No hay duda de que reducir cualquier brecha social es sumamente complejo y requiere de autoridades, organizaciones civiles, líderes, academia, y de cada uno de nosotros desde el papel que ocupamos y eso queridos lectores, va más allá de sólo pretender “Vivir sabroso”.

Los viajes dan bagaje y Estados Unidos, Ecuador, Panamá, México, Cuba, Suiza y Francia, países a los que ha llegado esta mujer, para llevar al conocimiento internacional las violaciones sistemáticas a los derechos humanos a las que como pueblo afrocolombiano permanentemente han sido sometidos, y para resaltar la resistencia y la lucha de los “Mayores y mayoras” por permanecer en los territorios reconocidos como ancestrales, dan fe de ello.

Su participación en diferentes foros y conferencias en varias universidades, inclusive con parlamentarios del Congreso de los Estados Unidos, en instituciones gubernamentales y no gubernamentales, y eventos académicos exponiendo su visión sobre cómo funciona el racismo estructural en Colombia, y cómo las mujeres negras "son fuertemente violentadas y sus cuerpos usados como un instrumento de guerra", reafirma el poder de esta líder negra que alguna vez marchó desde Suarez, Cauca hasta Bogotá (más de 600 kilómetros), en lo que denominó “La marcha de los turbantes”, la cual emprendió sola, pero a la que se fueron sumando mujeres mientras avanzaba, alcanzando a llegar 100, quienes se tomaron el ministerio de Justicia, hasta que lograron ser escuchadas.

En marzo de este año, obtuvo una votación de más de 780.000 votos dentro de la consulta para la elección de candidato presidencial de la coalición, dejándola en segundo lugar detrás del líder de la izquierda, Gustavo Petro y situándose como la tercera votación más alta de todas las consultas a nivel nacional. Lo que le valió que medios tan importantes como CNN y Forbes, la llamaran “La Gran Revelación Electoral de Colombia”.

El pasado 23 de marzo, Francia aceptó la nominación como fórmula vicepresidencial del Pacto Histórico, acompañando a Gustavo Petro, hacia las elecciones presidenciales de Colombia que se llevaron a cabo el 29 de mayo, pasando a segunda vuelta y enfrentándose con el Ingeniero Rodolfo Hernández y la licenciada en Biología y Química, Marelen Castillo, donde obtuvieron el primer lugar de votación con más de 8 millones 500 mil votos y que el pasado 19 de junio en una de las elecciones más controversiales de la historia del país, los convirtió a Gustavo Petro y a ella en Presidente y Vicepresidenta de Colombia con más de 11 millones de votos, logrando así varios hitos Históricos, como es que por primera vez en Colombia, hay un presidente de izquierda, una mujer negra en la vicepresidencia y una votación nunca antes alcanzada por un candidato presidencial.

La nueva “Vice” es una mujer valerosa que antes que temerle a la muerte, esa misma a la que ha tenido cerca muchas veces, le teme a no ver realizados sus sueños y metas, luchando contra esos imaginarios colectivos cuya narrativa piensa romper con su discurso disruptivo y directo, y es ahí donde radica el verdadero poder de Francia Márquez.

 

KienyKe Stories